La misoginia… conducta derivada del estado patriarcal?

“Se siente en el aire el miedo, los rostros de angustia se ven en unas y en otros… la guerra ha comenzado y no hay forma de retorno”  (Julio Cesar)   ... ...
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Publicado por ParejaDreams
Fecha: 17/12/2016 - 09:08 - 41 lecturas - Archivado en Arte y Erotismo

Perder el poder  porquien lo ha poseído por siglos, debe generar toda la angustia posible. Es que mover las estructuras requiere de revoluciones. ¡Ya nada es igual!! gritan desde los pulpitos judeocristianos, musulmanes, budistas y cuanto clero mal oliente que existe. Esa construcción ideológica que el hombre llamo religión y con la cual doméstico y les dio lugar a las mujeres… ¡!está las escrituras y no se puede cambiar!!

El miedo a perder el poder en todos los escenarios, nos ha vuelto misóginos, consciente o inconscientemente derivamos acciones para contrarrestar el lugar que ha pulso se han ganado las mujeres. Cientos de años de sometimiento desde mi perspectiva masculina han sido inhumanos.

Con detenimiento leía toda la información que proviene de Colombia sobre el empalamiento y muerte de la niña Yuliana Samboni por parte del adulto Rafael Uribe y otros más. Noticia grotesca seguida por un periodismo descarnado y casi pintoresco, que esconde tras el drama la realidad estructural de violencia sobre las mujeres en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana.

Es que nombrar de oveja negra, hombre descarriado de la familia “modelo” fue la línea que siguió el periodismo circo que tenemos hoy. Un ser disfuncional sugirieron médicos y cuanto profesional en la materia analizo el caso. Para mí, no es otra cosa que el conductismo patriarcal que se enseña en la casa y en los pulpitos y eso los medios no lo van a decir, porque sería romper el orden establecido en nuestra sociedad frente a los modelos de educación y nuestra cultura patriarcal.

Cuando uno ve las historias de este señor… “profesional”, de “buena familia” deduce sin ser siquiatra, que es un hombre con miedo trazado en animadversión por lo femenino. Es el miedo a no tener el control sobre sí mismo cuando enfrentas a una mujer en igualdad de condiciones en todos los aspectos. Por eso busco la fragilidad y la debilidad física, por eso empodero su falo para demostrar poder masculino.

Eso ocurre en muchas partes del mundo donde la teología campea. Boco Haram grupo terrorista islámico que manifiesta que la educación occidental es pecado y que tiene como practica el empalamiento de niñas en Nigeria, Malí  y otros lugares.  Isis en Irak y en Siria mantiene los mismos patrones de conducta y en nuestro país la hordas judeocristianas que validan la posición del patriarca y la cultura del macho poseedor.

Con el debate que sugirió la canción de Maluma  (Cuatro Babys) muchas mujeres salieron a rechazar tan grotesca letra, pero lo más triste era ver a otras féminas validando el texto… Una amiga colombiana me decía “No se puede negar que el hombre es un papacito y que eso es lo que se vende” sólo acate a decirle…respetable si eso es lo que tu compras!!

El texto en sí, es el culto a la adoración fálica, modelo de educación que también se incorpora a las mujeres que consciente o inconscientemente validan el amor por el poderío fálico. Para demostrar que eso está incluido en nuestra educación, no nos tememos que ir muy lejos… en la página Guíacereza en un gran porcentaje de los perfiles masculinos nos muestran una foto de un hombre y su espada. Manifiestan tener muchos centímetros y hacer volar a las féminas clavadas en sus estacas… Se olvidan que el punto G está a menos de tres centímetros.

Con este pequeño texto para la discusión, quería que nos pensáramos cuanto de estas prácticas cómo masculinos tenemos con nuestras compañeras, amigas, amantes, hermanas. Porque no sólo es un tema sexual, es de conducta en nuestra vida cotidiana y es el legado del estado patriarcal.

Dejar de tener miedo a perder el poder, para compartirlo con ellas es el camino. La humanidad tiene que seguir avanzando en construir relaciones más amplias basadas en el respeto por la diferencia. En desarrollar practicas más incluyentes desde la palabra y la acción, eso derivara en la búsqueda de la bendita semejanza… ¡utopía humana!!

 

 

 

 

 

Califica y comenta. Los usuarios te lo agradecerán.

0 Comentarios  -  2 Me gusta
Algunos contenidos, funcionalidades y/o servicios de esta página web sólo pueden ser vistos y/o utilizados después de haber iniciado una sesión como un usuario activo. Si tiene una cuenta, por favor, introduzca sus datos en la página de Login. Si no tiene una cuenta todavía, usted debe registrarse