Relatos

un auxilio para mi esposa 1

un hombre que viaja se preocupa por la salud de su esposa y su necesidad de sexo ... ...
Tiempo estimado de lectura: 18 minutos
Publicado por loverdarius
Fecha: 10/01/2017 - 07:30 - 89 lecturas - Archivado en Amor filial

Me presento mi nombre es carlos casado desde los 20 con margarita de 19. Soy camionero de profesión como mi papa pero obvio esto me obliga a viajar y a estar mucho tiempo fuera de casa donde no puedo aguantar la calentura y me tiro lo que puedo pero siempre he mirado eso como solo sexo como comer o hacer del cuerpo pues amo a margarita y ella lo sabe. No es que yo le cuente mis aventuras pero ella las supone y no le molestan ella entiende que es la señora y que tengo necesidades.

A pesar de lo anterior no soy machista jamás he pensado de esa manera que yo tengo derecho pero ella no pues las mujeres también tienen necesidades y mientras margarita me respete cuando estoy con ella y todo lo deje en un acoston no me molesta. Mas siendo margarita muy caliente, era una hembra precoz y muy puta justo el tipo de mujer que quería como esposa y no una mojigata. 
Además era muy hermosa media 1.56 pero su cuerpo era muy proporcional en especial sus piernas con pies bonitos, tobillos delgados y muslos estilizados que terminaban en un culo grande que la hacía ver como guitarra, un poco de barriguita pues somos gente de campo, no muy habituados al ejercicio. Sus senos medios pero se ven más grandes por ser redondos, ella es una mulata de ese tipo como alicia keys o beyonce, no tiene rasgos negros y su cabello es lacio con ojos verdes pero adivina que las raíces afro pasaron por ella. Yo soy normal alto con mucha barriga pero fornido y con una verga que ha desgarrado a más de una modestia aparte.

Margarita a pesar de ser muy sexual también era tradicional especialmente cuando nos mudamos al pueblo de su familia que era pueblo chico e infierno grande pero en el que ella era querida y respetada por ser de varias generaciones, además de participar ampliamente en lo religioso y social. Por lo que a pesar de mi libre pase para que saciara sus deseos no lo hacía pues debía mantener su imagen de mujer de casa y era estricta con eso. El problema de margarita iba más lejos pues cuando le faltaba sexo parecía otra, se veía demacrada y triste y se ponía hasta fea pero con una dosis de sexo volvía a recuperar a la mujer que se quería tirar todo el pueblo.

En fin a los 18 años quedo embarazada de juan mi hijo y por fortuna yo no tuve que viajar mucho esa época aunque margara me iba a dejar seco con el embarazo su apetito sexual aumento aún más y ya me estaba dejando atrás de hecho me la lleve a un viaje conmigo sin opción y hasta la compartí con otro camionero. Ella estaba hermosa pero empecé a viajar para eso del 7mo mes y ella volvió a decaer esta vez preocupándome que su estado anímico y físico dañara a su hijo. Pero por fortuna su hermano Paco aprovecho al calentura de margarita que fue lo suficientemente grande como para vencer la barrera del incesto, no me tomo mucho darme cuenta al verla rozagante y sana sabiendo que solo un hombre la había visitado. De alguna forma sentí alivio, mi mujer estaba contenta y sana, estaba satisfecha por lo que yo no me sentía culpable al tirarme a alguien en la carretera y nuestro hijo salió muy sano. No paro al nacer el niño y después me lo confesaría entre lágrimas haciendo yo un esfuerzo mayúsculo por hacerle entender que no me importaba ya que ella necesitaba algo que ahora tenía y pues si yo tuviera una hermana como ella seguro caería en lo mismo.

En fin los años pasaron pare ser exactos 17 y entonces murió mi cuñado por lo que fue cuestión de tiempo para que margarita volviera a caer en su círculo autodestructivo de falta de sexo. Una vez más yo la impulse a tener sexo con alguien más pues al igual que con su hermano cuando estábamos en pareja no había nadie más. Pero ella se negaba una y otra vez pues ahora siendo una señora de familia su puesto era más importante y no soportaría le chismorreo público.

En fin tuve una semana pensando cual sería la solución y un día caminando por la calle veo a un chico besando a una mujer y nadie parecía asombrado aparte de mí. Entonces el chico le dijo mami y entendí, pues no era nada de raro que los padres e hijos se den besos en la boca o tengan otras conductas como tocarles las colas a sus mamas. Después fuimos al rio del pueblo un lugar muy bonito en el que la gente se distaría y tomaba el sol. Hay vi como madres lavaban a sus hijos, se cambiaban desnudas en unas casetas que había al entrar con ellos y hasta iban con ellos a orinar tras los arbustos viéndolos y mostrándose desnudas. Entonces pensé.
―hijo ―le dije a juan―tu amigo pipe es muy suertudo
―porque pa?
―pues mira ― le indique a pipe echándole bronceador a su madre en la espalda y cola
―ah, si la ma de juan tiene un poco de kilitos pero más de uno quisiéramos darle bronceador.
―pero él no le disfruta así que es un desperdicio.
―yo no creo ―dijo juan
―que dices juan
―pues ya sabes pa quizá no pueda llegar hasta el final o ni lo piense pero la piel es la piel y sin duda siente gusto al hacerlo si no, no se le marcaría el slip.
―pues eres un tonto juan
―porque pa?
―pues tu mama está mucho mejor que la de pipe y tú la dejaste que se echara sola el bronceador.
Ambos reímos pero se puso rojo
―tranquilo juan ― lo calme― tú tienes toda la razón, los hombres somos humanos y eso tiene su propio peso. A mí me parece mal una persona que se éxito con una mujer por la relación que tiene con ella más allá de cómo se vea
―tú dices que alguien le guste una familiar solo por el morbo de ser familiar.
―correcto pero si es una mujer atractiva lo de familiar solo me parece una coincidencia, una mala o quizá buena.
―como buena
―pues si por ser familia tienes oportunidades que no tendrías si no fuera tu familiar. Como pipe
―quizá pero jamás puedes culminar 
―eso es relativo, si no, no habría casos de incesto
―tienes razón― dijo el con una erección naciendo en su traje
―digamos mi madre no era muy agraciada por lo que nunca la mire así pero con alguien como la mama de pipe seguro sí. Intenta mirar a tu madre como si no la conocieras.
En ese momento mi mujer estaba de pie con un enterizo que le destapa la espalda y el culo como un hilo
―pa me estoy incomodando. Yo sé que tenemos confianza pero no sé si tanta
―hazlo juan, no tiene nada
El la contemplo mordiéndose el labio
―pues diría que esta riquísima como para darle ―se contrajo viendo lo que había dicho
―perdon pa…
―Nada de eso ―reí― me dices que mi mujer esta tan rica que hasta el hijo le quiere dar verga
Reímos
―ósea que si tú hubieras tenido una mama o hermana buena le hubieras dado.
―no sé si dado y esa no es la situación jamás lo sabré pero con lo caliente que soy dudo que me hubiera aguantado los toqueteos y las pajas

Me sentía raro por contemplar esto, que mi hijo se cogiera a mi mujer para darle la estabilidad que merecía pero no sería la primera vez que mi esposa cometía incesto y a mí solo me importaba que ella fuera feliz todo el tiempo y no solo cuando me la culiaba. Esa misma noche hable con mi esposa
―ya te dije que no voy a dormir con desconocidos
―ya se y no eso lo que propongo
―además que? Acaso me veo tan inmunda cuando vuelves que prefieres que m culeen
―como te atreves a decir eso margara ―replique―, sabes que te amo y quiero que seas feliz y estés satisfecha siempre y no solo conmigo aquí. Si fuera descanso te pagaría una empleada si fuera ejercicio te montaría un gimnasio pero es sexo. Me case contigo porque eres caliente como yo y no me agrada que te reprimas
―si es por ti ―dijo clamada― ya te dije que entiendo si haces algo cuando estas en tus viajes pero yo no puedo exponer mi posición por una aventura ya sabes que aquí se sabe todo y yo soy la primera en atacarlo
―pero no siempre ha sido así o no?
―no tengo más parientes si es eso a lo que te refieres y no sé cómo lo propones
―no lo disfrutaste acaso
―tengo que reconocer que la relación con paco fue muy buena durante todo ese tiempo
―y me vas a negar que fueron buenos años, que incluso nosotros estábamos más contentos 
―si pero eso ya paso y ahora hay que adaptarse a lo que es
―no lo tolero, si es necesario renunciare…
―pero papi si renuncia nos quebramos como se te ocurre?
―o es eso o lo arreglamos.
―como? ―subió la voz
―con juan
La tome por sorpresa se puso roja y parecía que le fuera a dar un infarto no sabía qué hacer y se notaba su mescla de emociones
―nuestro hijo ―me golpeo los brazos― estás loco o qué?. Como se te ocurre que me voy a a volver la amante de mi hijo
―cuál es la diferencia con tu hermano si hubieras pensado así te hubieras negado años de placer y plenitud
―es diferente
―porque?
―no se mi hermano era distinto en cambio juan…juan..
―juan no es un niño y si no lo has notado tu eres una hembra si no tuvieras conexión con el no dudaría en darte y aun así no dudo que te desee como hombre
―pero es mi hijo como puede
―igual que con tu hermano o con otro hombre te ama como madre pero eso no evita que te vea en un segundo plano como hembra.
La discusión se prolongó más de una hora ya l final nos fuimos a costar sin hablar.

Al otro día maragarita fue a la iglesia y yo quede con mi hijo pero ya me había metido en esto y lo iba a terminar no sé si a esta altura por morbo o aun por beneficio de mi familia.
―lamento hijo tu situación
―porque pa?
―pues con una mama así y tener que aguantar
―sigues con eso pa
―es que sigo pensando en que yo me hubiera vuelto loco con una mama sí, me hubieran echado o intentaría irme de casa para evitar problemas.
―bueno, no es para tanto. Aun la sigo viendo como mi mama la mayor parte del tiempo. Solo a veces…
―está bien hijo la miras como mujer ―asintió― pero no me negaras que te hace sufrir un poco
―quizá pero más desde la conversación de ayer. Empecé a acordarme de cosas que pipe dice y veo que su relación no es normal
―qué cosas?
―cosas, pero pues pensé en lo que dijiste y creo que ver a mama como mujer me hace sentir diferente. Y que tú lo hables así conmigo es peor. Que harías papa si tu papa hubiera tenido una conversación así contigo?
―me hubiera gustado que me quitara ese peso de encima y me diera su permiso para tirármela.
Reímos
―hay papa tampoco eres tan relajado
―sabes juan para mí también es nuevo esto de ver el deseo incestuoso de otra forma pero yo soy muy liberal y así como sé que amo a tu mama y pienso que el sexo es solo sexo con otras mujeres pienso igual para tu madre y si ella lo deseara y lo consintiera no veo porque no
―en serio ―dijo mi hijo con ojos abiertos y rojo
―siempre y cuando no pierdas el respeto por mi
―eso jamás papa tú sabes que tú eres todo para mí
―quizá algún día hijo ojala no lo desaproveches

A los días antes de irme me metí en el baño con margara y la enjabone pero terminamos en una de esas cogidas con todo.
―te amo ―me dijo
―yo también y sabes que no haría nada para dañarte y que la única razón de cruzar las líneas es porque no tiene sentido tener límites si hay esta la felicidad
―yo se papi pero eso es demasiado
―solo piénsalo mi vida si crees que nos dañaría o te dañaría yo lo olvido pero si sientes un atisbo de paz en esa idea hazlo por nuestra felicidad.

Después de casi tres semanas había notado el cambio de la voz y el ánimo de margara cada vez que llamaba y sus palabras para mí como cuando éramos novios volvía casa y encontré a mi margara en todo el sentido de la palabra, rozagante, feliz, hermosa, joven arreglada de pies a cabeza y supe que lo había hecho. Cuando pregunte por mi hijo me dijo que estaba con unos amigos viendo pelis
―y como estuvieron los dos juntos?
Sus ojos se aguaron y solo dijo
―estamos felices.
Parecía que iba a romper en llanto por la culpa y el remordimiento pero yo no la iba a dejar. Le zampe un beso y de inmediato la cargue en brazos para llevarla a la cama donde hicimos el amor durante horas de forma deliciosa.
Mi esposa no me diría como fue esa primera vez pro mucho tiempo y mi hijo parecía estar más apegado a nosotros dos que nunca de hecho su respeto a nuestra relación era tanto que no se percibía ninguna tensión sexual entre madre e hijo, ni siquiera la miraba solo confirmaba lo sucedido cuando casi descaradamente insinuaba a mi hijo y este se sonrojaba.

Según después me entere la calentura de ambos crecía pero de hecho no habían roces ni coqueteos ni nada solo miradas furtivas entre ambos, lo único que había cambiado era la disposición y atención de juan para con su madre procurando ayudarla en todo y estar mucho tiempo con ella. Y claro las masturbaciones del uno pensando en el otro.
De hecho no fue muy progresivo paso rápido como sucede cuando hay tanta calentura acumulada.
Margara estaba por la noche arre costada en el sofá viendo tv con un vestido sueltico azul y su melena en una tensa, mi hijo se sentó y conversaron normal pero juan no podía ignorar las piernas desnudas y sudadas de su madre que ocupaba casi todo el sofá. Tampoco margara escapa de juan que era más bajo que yo pero más alto que ella, con sus ojos verdes pero mi piel blanca y una verga igual de larga a la mía pero no tan gruesa que ya había dejado adivinar pues dormía en boxers y así se levantaba al desayuno.
En fin la tención era mucha y mi hijo se movía incomodo en un intento de tallar su pene por encima del pantalón. Margara recuperando la cordura se deshizo de la malicia y creyendo que juan estaba incomodo le dijo que se acostara en posición fetal posando su cabeza en la cola de ella (un gesto normal en cualquier familia) juan acato y se acostó en ese trasero ahora disfrutando de las piernas de mi esposa la empezó a sobar normal pero pronto la caricia era muy frágil y mi esposa con la calentura ya no podía. Sabiendo que él no la veía se empezó a tocar un seno y juan hacía lo propio con su verga.

Ella comenzó a sobarle la cabeza juan dominado por el instinto comenzó a acariciar cada vez más el muslo de su madre y después entre las piernas muy sudadas de su madre. Margarita no aguanta mucho y con tanto disimulo como pudo comenzó a rosar su pubis con la otra mano. Juan fue dominado por la desesperación y aun en esa posición comenzó a masajear el trasero de su madre con cariño por debajo de la falda juagando con el elástico de la tanga.
Entonces margarita se acomodó sentándose dejando a juan casi entre sus piernas
―perdón ma…
Quiso decir juan pero ella le acaricio la cara con ternura. Juan entendió y comenzó a besar las piernas de margara que bajo los tirantes de su vestido dejando sus tetas en el sostén para masajear sus senos. Juan levanto su falda y acaricio con nerviosismo pero no pudo contenerse al ver la tanga blanca de su madre mojada. Comenzó a tocarla e intentar lamerla por encima de la tela pero era inexperto por lo que mi mujer tomo la batuta. 
Halo su rostro haciendo que se pusiera de rodillas con sus rostros uno frente al otro y le quito la camisa, se observaron y acariciaron y después se abrazaron con ternura dándose pequeños besos en los cuellos y acariciando sus espaldas. Sin duda la mejor parte era para juan que sentía los senos de su madre contra su pecho. Margara lo miro y se dieron un pico en la boca, se miraron de nuevo y volvieron a besarse solo con los labios ya con un poco más de lujuria. Juan tocaba con desespero el torso de mi mujer y rosaba con timidez sus senos entonces margara tomo una de las manos de juan y sin soltarla lo hizo masajearle un seno. Juan comenzó a besar su cuello con la confianza que le daba su madre y bajo a besar sus senos por encima del sostén, la calentura de maragarita era tanta que los disfrutaba y se quitó el sostén para que juan se lanzara a mamarle los senos con dulzura pero intensidad seguro tenía miedo de dañar ese momento.
Magda metió la mano dentro del pantalón de juan y sin dificultad comenzó a mover su verga de arriba abajo mientas ese pene le palpitaba en la mano y ya sin aguantar mas lo miro y le dijo
―amor yo también quiero hacer esto pero es solo sexo amo a tu padre y no haría nada para lastimarlo
―yo también lo amo, y te amo a ti como mama pero nunca me enamoraría como mujer…es solo que te deseo mama te quiero hacer el amor 
Ella sonrió
―yo también pero esto no cambia que seguiré siendo tu madre y esto no va a influir en nuestra vida, es caso aparte ok? ―juan solo asintió.
―ayúdame con esto
Acto seguido margarita se acostó y se sacó los pantis con ayuda de juan para seguir con el vestido, juan pudo ver la vagina morena de mi esposa que esta recortada pero con un tapete de vello púbico y solo pelada en los labios. Juan casi se viene pero por ser mi hijo se contuvo como debía, margarita se incorporó y le bajo el pantalón hasta las rodillas y luego mientras se acostaba lo jalo del pene para acomodarlo. Se besaron otra vez y juan apoyado en sus manos la fue hundiendo al ritmo de su madre, que quedo sin aliento recordando que no tenía cualquier verga si no la de su hijo en su vagina.
Cuando estuvo adentro gimió fuerte y se acomodó y también acomodo a juan sobre su cuerpo para comenzar marcarle el ritmo con sus manos muslos y caderas. Ambos intentaron hacerlo lento peor tenían mucho deseo y casi de mutuo acuerdo juan subió las revoluciones en segundos mientras su madre gemía muy fuerte como era obvio no pudo aguantar y eyaculo en su madre haciéndola delirar con mucho semen caliente en su interior y un par empujones fuertes y desesperados. Se besaron y juan se separó aún más excitado lamiendo los senos de su madre sin sacar su pene. Mi esposa también quería más y empujo su cadera buscando el contacto con juan que volvió a arremeter con un ritmo rápido pero no tan frenético mientras la dejaba ir tan al fondo como podía y la sacaba casi toda. Margara ya gritaba sin decir palabras y juan sonreía entre contracciones esta vez fueron dos minutos poco para una cogida pero el factor del incesto fue suficiente para que mi mujer gruñera apretándose los senos y juan haciendo un batido duro en su madre que los llevo a ambos al orgasmo. Quedando sudados y jadeantes con juan en le regazo de su madre. Después de varios minutos del climax ambos seguían hay disfrutando la sensación de sus pieles sudadas y mi esposa acariciando el cabello de su hijo que como un acto de respeto quizá había sacado su pene de su madre.
―los amo mama
―y nosotros a ti mi amor
―no quiero que nada cambie mama ―suspiro― esto me encanta pero no quiero que el placer arruine a nuestra familia
―no lo hará amor por el contrario seremos una familia más feliz, lo prometo


no tubo mucha accion esperen el segundo relato

Califica y comenta. Los usuarios te lo agradecerán.

0 Comentarios  -  0 Me gusta
Algunos contenidos, funcionalidades y/o servicios de esta página web sólo pueden ser vistos y/o utilizados después de haber iniciado una sesión como un usuario activo. Si tiene una cuenta, por favor, introduzca sus datos en la página de Login. Si no tiene una cuenta todavía, usted debe registrarse