¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Siendo las 4:40 de la mañana, escribe el hombre que tantas veces me ha culiando y me ha echó gemir de placer. Diciendo quiero pasar a penetrarte. 

Yo muy antojada, ganosa y arrecha le digo sin pensarlo dos veces que pase mi casa que mi amiga está dormida y no va a decir nada, lo que él no sabe es que ella sabe todo lo que he hecho con él y que está de acuerdo con que me vaya a follar, piensa hacerse la dormida para escucharnos coger.

Espero con ansias que él llegue mi boca se hace agua por pensar que voy a tener esa verga para chuparla y mi vagina siente que se va acercando porque empieza a palpitar y a mojarse sólo con pensar en lo que puede pasar.

Me escribe que llego, apresurada le digo a ella que se haga al rincón como si estuviera dormida, voy a la puerta esperando encontrar al hombre que me hace mojar, venir y gemir como nadie lo ha hecho en este mundo.

Abro la puerta en pijama y en unos delicados panties rojos de encaje con cinta para amarrarlos por detrás.

Inmediatamente me ve me da un beso lo que hace que mi vagina se empiece a mojar más y más entramos a la habitación que esta oscura con ella en la cama haciendose la que duerme, la arrechera nos ganó, porque apenas entramos me apoyo sobre en la cama pero sólo las manos, se baja el pantalón y se saca la verga que ya estaba erecta de las ganas que llevaba de clavarme. 

Me la metió sin pensarlo, me salió un gemido de sentir que la metió toda de golpe y sin problema porque ya estaba bastante mojada.

Empiezan embestirme con mucha fuerza haciéndome sentir cada centímetro, cada vena, cada parte de esa deliciosa verga, lo que me hace gemir cada vez más y más, la cama se empezó a mover por un momento se me olvido que ella estaba al otro extremo de la cama escuchandonos follar duro.

Saca la verga de golpe y me hace arrodillar, él se sienta en el borde de la cama me pone la verga en frente de la cara y me ordena que se le empieza a mamar. 

Muy obediente la empiezo a chupar, a saborear, a pasar la lengua por cada parte, cada centímetro de esa verga que hace segundos me estaba penetrando y todavía tiene sabor a mí.

No me deja usar las manos sólo la boca para masturbar toda esa verga, que ya se encuentra en mi garganta, me la meto hasta sentir que llegó a las güevas empiezo a sentirme ahogada, trato de retroceder un poco pero me agarra la cabeza y hace que la meta nuevamente toda se la chupo por un rato, voy a tratar de correrme otra vez porque me siento ahogada con todo eso en mi garganta pero no me deja me agarra del pelo y me pega más a ella, lo hace porque sabe que me encanta que me trate así como su puta.

Giro mi cuerpo quedando en 4 frente a él mientras sigue al borde de la cama levantó el culo y saco mi vagina para que me pueda penetrar desde la posición en la que se encuentra. Me la empieza a meter duro, muy duro y me sigo mojando empiezo a gemir mientras él me embiste cada vez con más fuerza; colocó una mano en mi clítoris empiezo a tocarlo, a masturbarme, mientras lo hago comienzo a masajear sus güevas, mi vagina empieza a gotear no sé si son sus fluidos a los míos pero ese líquido que baja por mis piernas se siente espeso y deliciosamente caliente empiezo a tener un orgasmo tras otro me vengo una y otra y otra vez las piernas me tiemblan del placer que me hace sentir.

Se levanta del borde de la cama y coloca todo su cuerpo encima del mío, mi pecho está pegado al piso me tienen 4 esto lo hizo sin sacar su verga de mi vagina siento que me están entrando hasta las güevas, empiezo a querer más duro pero del placer No puedo pronunciar ni una sola palabra, pero sin necesidad de hacerlo el sabe que quiero y que deseo por el movimiento de mi cuerpo y claramente y lo hace porque ya sabe como es su puta y me empieza a clavar Mucho más duro y más duro y más, hasta que se levanta y se acuesta en la cama cerca las piernas de ella, que en este momento no sé lo que está haciendo si se durmió o se está masturbando no emite ni un sonido.

Mientras él está acostado Me siento sobre su verga estando al borde de la cama me empiezo a mover a subir a bajar deseando volver a venirme y no pasa mucho tiempo cuando esto sucede, empiezo a tener un órgasmo mi cuerpo se estremece, gimo y él me agarrar el cabello, tira hacia atrás para empezar a aclarar con más fuerza yo sigo viniéndome del Éxtasis que tengo por sentir cómo me penetra me vengo cada vez más y más cuando de repente escuchó que él me dice ella me está haciendo una llave con las piernas. No aguanto la risa por lo que sucedió y paro, pensé hasta que por fin dio señales de vida.

Me pone boca abajo, término agarrándome una mano a ella mientras ella mientras el clava su verga son compasión cada vez para que me venga, y cada vez que me voy a venir le aprieto fuerte la mano y ella a su vez también me aprieta la mía parece que se está masturbando con la otra porque empezamos a gemir, después de muchos orgasmos de estar gimiendo las 2 y de venirme me voltea. 

Quede con la cabeza debajo de las tetas, Mi pierna izquierda quedo inmovilizada entre sus piernas y la derecha la tengo en su hombro siento como va entrando su verga deliciosamente en mi vagina mientras me folla, ella me coge las tetas las manosea agarra los piercing, y me excita tocándome los pezones que se ponen cada vez más duros con el roce de sus dedos, creo que en algún momento se dieron un beso pero como todo estaba oscuro no lo sabía, solo sabía que me encontraba tan excitada que no sabía que era lo que estaba pasando y casi no podía hablar porque empezaba a gemir o a venirme.

No paramos de gemir del placer que sentíamos en ese momento ella me empieza a agarrar los labios y pasa sus dedos por mi boca me agarra y me dice: eso no es lo que querías putita que te cogieron duro que te follaran con ganas hasta hacerte venir a chorros, que te destrozaran a punta de verga. 

Sentía que me ardía la vagina del placer de lo excitada que estaba sentía como chorrea, me queje un poco porque me dolió, ella me agarro la boca y dijo :  No sé queje lo que usted quería era verga y la está teniendo en este momento, lo empezó a alentar para que me diera más y más duro que me perforará con su verga la vagina. 

Él se empezó a excitar por lo que ella le decía, en ese momento me cambio de posición y me coloco con el culo arriba arrodillada al borde de la cama esperando que me volviera a penetrar.

Él me empezó a penetrar con mucha fuerza Y yo empecé a gemir y me empecé a mojar más y más entre más gemia, ella trataba de taparme la boca se escuchaba fuerte como su pelvis chocaba con mi culo, como mis jugos y los de el se compenetraban y se escuchaba como chapoteaban cada vez q entraba y salía su verga de mi vagina, cada vez que ese falo de placer se clavaba en mi carne.

Las piernas me empezaban a temblar de lo excitada que estaba no me respondían, terminé de rodillas en el piso temblando de placer, me faltaba el aire Parecía un animal herido que acaban de apuñalar no me podía levantar, ella en su afán de seguir escuchando como me follaban me ayudó a subir a la cama. 

Cuando ya estaba arriba, el se hace encima mío cóge mi pierna izquierda y la coloca en su hombro, la pierna derecha ella la agarra y se la lleva al pecho para que yo no me pueda mover, ya que no dejaba de temblar y tener espasmos, también lo hizo para dejar mi vagina muy expuesta para que así el me pueda penetrar más profundo.

De este modo mi vagina quedo a su Merced expuesta, húmeda, caliente y con ganas de que la siguieran penetrando.

El mientras tanto no me dejaba de clavar sólo se escuchaba nuestra respiración agitada y El golpeteo de su pelvis contra la mía me seguía viniendo, su verga estaba mojada, mis piernas estando mojadas, la cama estaba mojada,en ese momento ella me empezó a besar.

Nos besamos por un largo rato y y ella empezó a agarrar mis tetas, mordió mis labios, él me sigue clavando sin compasión, se me intentan salir gemidos de placer, pero no me deja, me besa más fuerte, me muerde los labios para que no se escuche para que los contenga.

Me siento presa de una verga entre mis piernas y de una puta en mi boca. En este momento soy su juguete hacen conmigo lo que quieren. Eso me encanta, me excita sentirme usada por él y que lo disfrute.

Me he venido tantas veces y él también que no se sabe de quién son los jugos que están en la cama, en mi vagina, entre mis labios, entre mis piernas siento como un líquido espeso empieza a escurrir desde la vagina hasta el culo no sé si es mío de él pero se siente caliente se siente muy rico y delicioso. 

Cuando por fin acabo la faena él se recuesta sobre mí Empieza a chupar una teta extasiado como si nunca la hubiera tenido como si nunca la hubiera tocado, como si nunca nos hubieran sido de él, ella lo sigue pero con la otra reta, no paran de chupar, morder, succionar, apretar, empiezo a excitar nuevamente y se moja mi vagina siento como el manda su mano a su verga y se empieza a masturbar teniendo una erección.

En ese momento ella se levantó al baño, él se levanta de la cama y me coloca en 4 al borde de esta, empezó a clavarme de una forma bestial cada centímetro, cada vena, cada parte de esa verga entra en mi y me hace sentir como una puta en celo, como una perra deseosa de más y más embestidas, de más leche, de más sexo duro, cuando de repente ella vuelve del baño, y nos ve follando duro, los dos la miramos mientras sigo gimiendo, ella solo nos ve no quiso hacer nada, se quedó hay parada hasta que nos vinimos, por las piernas me empieza a escurrir ese líquido espeso y caliente que tanto me gusta.

Ese día fui su PUTA y solo suya, hizo conmigo lo que quizo y como lo quizo. Me mostraba como su juguete, su trofeo, que hace lo que él quiere y cuando lo quiere.

Fue una madrugada llena de sexo duro, lujuria, pasión y mucha complicidad.

ATT:  Carolina TU PUTA


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ