¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

En este relato les contaré de mi familia materna, lo considero importante para lo que continua.

Empezare por contarles como está compuesta mi familia manera: Mi abuelo y mi abuela se separaron después de la muerte de mi mami, él según me dicen consiguió una mujer mucho más joven y vive en España. MI tío el mayor de ellos se llama Julián es casado y tiene dos hijos, seguía mi mami, luego sigue mi tío Andrés quien sigue soltero y por último mi tía Valentina que vive con mi abuela. Yo a ellos les digo por el nombre no les digo tíos. Mi papi estudió con Julián en el colegio, y fue por eso que conoció a mi mami.

Como mencione en un relato yo quedé huérfana de madre muy bebé, exactamente a mis 6 meses de nacida ella falleció, obvio no tengo memoria de lo ocurrido pero lo que me contó mi papi y Julián, es que después de la muerte de mi mami la relación de mi papi con ellos era muy buena, mi abuelita lo quería mucho; después de 2 años de fallecida mi mami, mi papi conoció a Claudia quien es la esposa actual, mi papi les contó a ellos, al principio mis tíos y mi tía como que no les gustó mucho, pero terminaron aceptando el hecho que mi papi tenía derecho a re hacer su vida, por el contrario a mi abuelita no le gustó, después de dos años de la nueva relación de mi papi Claudia quedó embarazada, recién cumplidos mis 4 años ella llegó a vivir con nosotros, tenía como 5 meses de embarazo, y eso hizo que mi abuela materna le cerrara las puertas de su casa a mi papi, sin embargo ella quería mantener el contacto conmigo, por ahí cada 15 o 20 días iba alguno de mis tíos a recogerme y compartía con ellos algunos fines de semana, con el nacimiento de Sebastián mi abuela se sintió en cierta forma creo que traicionada y herida en su ego, y cada vez que tenía oportunidad aprovechaba para hablarme mal de mi papi, y decir cosas que no son de su nueva pareja, e insinuarme que Sebastián no era hijo de él, al principio ni entendía lo que me decía pero a medida que fui creciendo fui entendiendo más y mi reacción siempre fue defender a mi papi, y decirle en realidad quien es Claudia, lo buena persona que es y lo mucho que se preocupó por mi sin jamás intentar remplazar a mi mami, pero mi abuela en su terquedad solo repetíalo mismo, yo no quería separarme de ellos, porque son lo más cercano a mi mami.

Un día aun niña le dije una mentira a mi papi, y le dije que mi abuela quería conocer a Sebastián, que lo dejara ir conmigo cuando algunos de mis tíos fuera por mí, él me creyó y accedió a mi petición; yo pensaba que si mi abuela lo conocía de pronto iba a cambiar y la relación con mi papi iba a mejorar; ese día fue por mi Julian saludo muy biena Sebitas, y fue muy amable, al llegar donde mi abue, mi tía igual fue súper linda con él, Andrés no estaba; cuando salude a mi abuela le dije: mira él es mi hermanito y le dije a él que la saludara que era mi abuelita, ella lo miró de una manera tan fea que la desconocí, y lo único que me dijo es que porque yo llevaba gente extraña a su casa, que ese niño no era de su familia y que ni siquiera era mi hermano, que no quería volver a verlo en su vida, Sebastián estaba pequeño tenía 4 años, creo que no entendió y afortunadamente no se acuerda de ese momento, pero para mí eso fue como mil golpes a mi corazón de niña, me hizo sentir tan mal que no pude responderle nada y solo rompí en llanto, me acuerdo que esa actitud de mi abuela generó una discusión Valentina y Julián diciéndole a mi abuela que no fuera así ycosas por el estilo.

Lo que hice fue decirle a mi tío que no quería estar ahí, que me llevara donde mi papi, él lo hizo pero antes nos llevó a su apartamento, ahí estaba su esposa con mi primito, aún no había nacido el menor, ahí me habló intentando disculpar a mi abuela, y me dijo que no dejará de visitarla porque eso la hacía feliz, yo solo le dije que no quería volver donde ella, me dijo que lo pensara bien, y me dijo también que si quería los fines de semana entonces podía ir donde él y quedarme, y que cuando quisiera podía ir con Sebastián; Julian jamás me dijo que no le fuera contar nada a mi papi. Cuando llegamos al apartamento, a mi papi y a la esposa se les hizo raro vernos ahí, preguntaron que si había pasado algo, mi tío se fue a la habitación con mi papi, ahí hablaron, y luego se fue. Cuando él se fue les conté lo que había pasado y que les había dicho mentiras para ir con Sebas; y ahí me di cuenta la grandeza de mi papi y Claudia, ellos me dijeron que entendiera a mi abuela, que no era fácil para ella, que la pérdida de un hijo debía ser algo muy doloroso y que tal vez nunca se supera, y que ella (mi abuela) debía sentir que mi papi de cierta manera estaba traicionando la memoria de mi mami (aunque no fuera así), yo solo les dije que no quería volver allá, mi abuela llamo a mi papi ese mismo día y hablo con él, la verdad no sé qué le diría; luego le dijo que me pasara, yo no quería hablar con ella, pero mi papi y la esposa insistieron y me convencieron que hablara con ella; mi abuela intento disculparse pero no la deje, tan pronto escuché su voz solo le dije con mi voz quebrada por el llanto y casi que gritando que no quería volvera verla, que no le creía nada de lo que decía, que lo que más me importaba de esa familia ya se había ido para siempre, que no necesitaba nada de ellos para recordar a mi mami, y que con lo que mi papi me contaba de ella, era suficiente para mi… y le colgué, creo que para mis 9 años fue algo fuerte lo que dije y lo que viví ese día.

Mis tíos me buscaban para llevarme donde ella, pero les decía que no quería ir allá, entonces Julián me llevaba de vez en cuando a quedarme con él y su familia; después Andrés se independizó y también me llevaba a pasar fines de semana, o semanas enteras durante mis vacaciones, a veces iba con Sebas; de lo ocurrido ese día donde la abuela no se volvió a hablar, aun la visito pero pocas veces, y desde ese día mi relación con ella cambió.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ