¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Esto sucedió cuando tenía 9 años y ocurrió con un niño de mi colegio de un curso adelante del mío.

Yo cursaba 4 de primaria y él 5 y era un amigo más de juegos y cosas de niños en el colegio; además vivíamos cerca y a veces nos íbamos los dos camino a la casa; un día estábamos los dos solos hablando y él de un momento a otro me dijo que yo le parecía muy bonito, yo no le dije nada y me hice el bobo, esa vez no me dijo nada más respecto a eso; después de unos días volvió a decirme lo mismo, que yo era muy lindo y que le gustaba mucho; esa vez le dije que porque me decía eso y él me dijo que era que yo parecía una niña por mi pelo y porque mi cara era delicada, al escuchar eso no le dije nada pero me gustó que me dijera eso ya que no era la primera vez que me decían que parecía niña e incluso en algunas ocasiones me confundían con una niña y me trataban como tal, y eso me gustaba.

Así pasaron varios días con mi amigo, entre juegos y él con sus piropos hacia mí, hasta que llegó la temporada de vacaciones de mitad de año; durante la época de vacaciones no tuvimos ningún contacto; al volver de vacaciones al colegio él llegó con una chocolatina para mí y esperó para entregármela hasta la salida, me dijo que me quería acompañar hasta mi casa yo le dije que bueno y cuando íbamos unas cuadras alejados del colegio me entregó la chocolatina y me dijo que me había pensado mucho en las vacaciones, yo le dije que porque y él volvió a decirme lo mismo que yo le gustaba y que si fuera una niña me pediría que fuera su novia, yo no le respondí nada; al llegar cerca a mi casa él me dijo que si le daba un beso, yo solo le dije que no y me fui rápido para mi casa dejándolo ahí parado.

Nuestra amistad continúo norma, pero cada vez que podía él me decía lo mismo de siempre y me insistía que quería un beso mío; tanta oírlo decirme eso me puso a pensar en que si le daba un beso no pasaría nada malo y la verdad es que me gustaba que me dijera eso y que me tratara de esa manera; uno de esos días en los que él me pidió el beso le dije que sí, pero que solo un pico y no más; él me dijo que bueno y nos fuimos para un sitio del colegio que casi siempre estaba solo, y efectivamente ese día estaba solo el sitio; nos quedamos callados un rato sin saber que decir ni que hacer; él fue quien tomó la iniciativa y me cogió una mano y volvió a decirme que yo le gustaba mucho esa vez fue la primera vez que le respondí a sus piropos con un simple gracias y me acerqué y le di un pico en la boca y le dije ya; él me miro y me dijo que nos diéramos un beso de verdad, yo solo le dije que yo nunca había besado a nadie y que no sabía cómo hacerlo; él me dijo que tampoco había besado a nadie pero que no creía que fuera difícil, nos quedamos callados nuevamente un rato, y después le dije que bueno, nos acercamos y empezamos a besarnos, él me abrazó con fuerza, no sé cuánto duró ese nuestro primer beso, pero sí sé que lo disfrute mucho y me gusto demasiado; a partir de ese momento me convertí como en “la novia secreta” de él, duramos así aproximadamente un año, hasta que él se cambió de barrio y de colegio.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ