¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

El trio de mi esposa 2da parte

Una de esas noches donde el alcohol nos llevo a tener sexo delicioso, terminamos hablando de todo lo que nos gustaba y de historias nuestras del pasado. Yo le confesé los juegos sexuales que teníamos con una amiga que vivió conmigo mucho tiempo atrás y con quien me inicie sexualmente aunque no perdí mi  virginidad con ella, Y otras historias más. ella me conto una historia donde en un paseo tuvo sexo descontrolado con su novio mientras en la cama del lado estaba el que hoy es nuestro padrino de matrimonio. 

Terminó finalmente confesandome aquel trío del que solo mi cuñada "sabía" pero que escuche a escondidas (relato-el trio de mi esposa). A pesar de ya conocer la historia puse atención a cada detalle pues me contó absolutamente todo y muchas cosas mas que me hizo confirmar lo inmensamente sexual que es ella. Algo que agregó picante a su historia pues ese trío no terminó ahí en la cama.

Luego del trío los tres se recostaron en la cama desnudos. 

Cuando despertó 15 minutos después estaban los dos en la parte baja de la cama sentados desnudos, tomando y fumando. Ella se levantó y se sentó entre los dos acompañándolos. Luego de otros 15 minutos hicieron otro pase. Primero ellos y luego ella. Al hacerlo se tiró de para atrás sobre la cama quedando completamente acostada. En ese momento el amigo levantó una de sus piernas y metió su cabeza entre ellas lamiendo completamente su vagina. La tomó por sorpresa pero para ella una rica sorpresa. Ella le cogió la cabeza y lo empujo para que su lengua la penetrara lo más profundo. De repente él se levantó y sin mediar palabra se acostó sobre ella y la penetró con fuerza. Comenzó a empujar cada vez con más fuerza mientras sus tetas se movían. El otro simplemente se levantó de la cama y salió al balcón a fumar. El amigo la penetro varias veces hasta que decidieron girar y ella quedo encima. Lo cabalgó con ganas. Luego el otro volvió a entrar y le puso el cigarrillo en la boca. Ella fumó un poco mientras saltaba sobre el amigo. Le devolvió el cigarrillo y siguió. Se levantaron y quedaron sentados hasta que él dijo que se iba a venir. Ella se levantó y se arrodillo frente a él recibiendo todo el semen en su boca. Cuando se levantó, el otro la abrazo por detrás y ella sintió todo su pene frotando sus nalgas. Se corrieron hacia un lado y la doblo dejando sus manos apoyadas en la cama y la penetró con fuerza. Y comenzó su turno. La penetró varias veces en esa posición. El amigo fumaba y se tomaba un trago, le agarraba sus tetas ondulantes de vez en cuando. El otro le sacó el pene y se acostó esperando que ella se sentara sobre él y lo cabalgara, lo cual hizo. Mientras lo cabalgaba el amigo le llevó a la boca un shot que ella recibió con dificultad. Se le regó un poco por la comisura de su boca y sintió como las gotas llegaron a su pecho el cual el otro chupo encantado. Luego de un rato se giraron quedando el encima penetrándola con mucha fuerza. Justo antes de venirse él se levantó y luego se arrodillo en la cama llevando su pene a la boca mientras ella seguía acostada bocarriba. Sus semen salió completamente sobre su cara y su boca. 

Después de limpiarse volvió a la cama donde siguieron tomando y fumando hasta que la luz del día se comenzó a ver en el balcón. Ella se tiró sobre la cama ya a punto de quedar dormida cuando el otro se acostó a su lado y la giró para quedar frente a frente y la comenzó a besar. Ella le correspondió de la forma más apasionada. Sus manos comenzaron a manosearle todo su cuerpo. le apretó las tetas con fuerza para luego bajar hasta su vagina donde la comenzó a masturbar. El amigo se unió y se sentó al otro lado de ella. Se giró y se comenzó a besar con él también mientras el otro le agarraba el culo y las tetas. Ella se terminó acostando boca arriba con las piernas abiertas donde los dos se comenzaron a turnar para masturbarla. Ella solo atinaba a cogerles el pene a los dos mientras sentía como sus dedos la penetraban. Primero uno le metía un dedo un rato y luego la mano cambiaba. Así sintió como cada dedo de sus manos la penetró.  Luego de un rato se dejaron de turnar para meterle los dedos al tiempo sentía como sus manos se chocaban cada vez que se los metían. De vez en cuando uno de ellos le sacaba el dedo y le cogía las tetas para humedecer los pezones y luego le subía la mano para meterle el dedo en la boca. Ella no paraba de gemir y retorcerse, les chupaba los dedos y sentía su propio sabor para que luego ellos volvieran a penetrarla con fuerza. Cada vez que abría sus ojos los veía sentados a su lado emocionados viéndola gemir y moverse. Luego de un rato uno de ellos concentró sus dedos en su clítoris mientras el otro le metía de a dos o 3 dedos en su vagina. Ahí ya no pudo aguantar más y se vino en sus manos. Fue uno de esos orgasmos eternos donde no paraba de gemir y retorcerse. Sin perder un segundo les quito las manos y se abalanzó sobre el amigo y se metió su pene a la boca, fue en cuestión de unas pocas chupadas apretando su glande con los labios y lamiendo su punta que se vino completo en su boca y luego siguió con el otro. Primero le chupó los testículos y luego lo lamió desde el extremo hasta la punta. Le bajo todo el prepucio y lo comenzó a lamer muy rápido para luego chuparlo con fuerza hasta que sintió como empezó a salir todo su semen y ella lo recibió con placer. Se tiraron en la cama rendidos, sobre todo ella. Después de unos minutos el amigo se fue.

Quedó dormida hasta cerca del mediodía cuando despertó con el otro a su lado. Aun se sentía muy mareada pero lo suficientemente bien para irse. 

Disfrute bastante su relato. Tanto que no pude dormir hasta que me hizo venir en sus manos. 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ