¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Mi primera aventura con mi niña hermosa en la ducha, estaba presente en mi mente desde ese día, sabía que era aterrador, que no debía pasar porque era mi bebecita, mi hermosa hija a quien adoraba con mi alma.

Pero desde el día que me vio desnudo en el baño del hotel y con lo que sentí ese día en la  ducha, el deseo crecía como espuma por ella dentro de mí.

Nuestra relación siguió igual, como si nada hubiera pasado, solo que no me atrevía volver a bañarme con ella, el deseo que sentía era incontrolable y seguramente no soportaría estar a su lado sin que pasara nada, además mi esposa se daría cuenta, solo debía dejar que el tiempo pasara y volver a tener una nueva oportunidad.Pensaba como podría ser el día que nuevamente mi niña hermosa estuviera en mis brazos y poder vivir otro momento igual y tal vez llegar un poco más lejos esta vez. El pensarlo me dejaba en estado de intranquilidad y tristeza, porque deseaba tanto a mi hermosa niña, pero también sabía que todo lo que fuera hacer, podría hacerle daño profundamente, pero era difícil dejar de pensar en ella, en lo delicado que era su cuerpo, el sabor de su vaginita, lo que sentía cuando nuestros cuerpos se abrazaban, todo daba vueltas en mi cabeza, era como un tormento y sin poder saber qué estaba pensando mi hermosa niña, porque me daba miedo preguntarle.Pensaba en que pasaría cuando nos viéramos solos otra vez, me atrevería a decirle que deseaba hacer el amor con ella, que deseaba que me regalara su más hermoso tesoro, su inocencia de niña que guardaba en su cuerpo y su alma, eran tantas cosas rondando en mi cabeza.La fortuna estaba de mi lado nuevamente, mi esposa debía irse a quedar donde una hermana que se encontraba enferma, aunque era en la ciudad, ella prefirió quedarse el fin de semana donde su hermana  y de paso se llevaba nuestra hija menor,  yo me quedaría con la mayor, cuando me lo dijo, sentí como mi cuerpo se lleno de sensaciones fuertes y nervios, aunque pude disimular un poco, la verdad no se si ella se dío cuenta.Esta bien no hay ningún problema, igual tu hermana te necesita mucho en estos momentos y si te llevas a una de las niñas, me ayudas un poco con su cuidado, solo que vamos a recogerlas en el carro el domingo en la tarde, para que no tengan problemas.Ella salió el viernes por la noche para donde su hermana junto a mi hija menor y yo me quedé con mi niña hermosa.La ansiedad se apoderó de mí esa noche, tuve intenciones de decirle que se acostara conmigo en la cama para que no durmiera solita en su cuarto, pero el miedo no me dejaba, pensaba que si ella me hacia caso, seguramente no podría controlarme y terminariamos haciendo el amor los dos esa noche, no puedo negar que la idea encendía la llama de mi deseo, pero a la vez el remordimiento se volvía apoderar de mí, así pase la noche, casi no dormí de pensar tantas cosas.Me levanté a la mañana siguiente sin saber que hacer ese día, la ansiedad no me dejaba pensar claramente y el temor era inmenso, tenía la oportunidad que tanto había soñado y anhelado de estar todo un día a solas con mi niña hermosa.Me aterraba pensar que ella estaba por cumplir los 13 añitos y yo con 34, pensaba en cómo reaccionaría cuando le pidiera que hiciéramos el amor, porque aquella vez en la ducha solo había acariciado su delicado cuerpo y había entrado un poco la cabeza de mi pene en su vagina, muchas cosas pasaban por mi mente ese día.Mi niña hermosa quiero que salgamos un rato y luego ir a comer helado para desaburrirnos un poco.Papi debo hacer unas tareas que tengo pendientes, las hago y luego salimos.Así fue, ella terminó sus tareas y luego salimos al parque, la pasamos bien toda la tarde, jugamos, comimos helado y luego fuimos a comer pizza de almuerzo, a mi niña hermosa le encantaba.Regresamos al apartamento ya entrada la noche, le dije que terminara lo que tenía pendiente para luego poder ver tv.Mi niña hermosa te gustaría que viéramos tv acostados en mi cama.Papi y qué película quiere que veamos.No se mi niña hermosa tu decides que quieres ver.Me gustaría ver una película de dibujos animados papi.No espere mucho y la coloque, eran como las 8 de la noche cuando empezamos a ver la película.Mi niña hermosa te recomiendo que te coloques tu piyama, en caso que te duermas te puedo pasar de una vez a tu cama o si quieres puedes quedarte esta noche arrunchada conmigo en la camita y nos hacemos compañía.Mientras ella iba a su cuarto yo me coloque mi pijama, no se porque no me coloque mis boxer.Se puso su pijama, un camisón azul que le llegaba hasta sus rodillas, como era de tela delgada y suave resaltaba su pequeño cuerpo, al verla, mi cuerpo se erizo y empezaron los nervios a recorrerlo todo.Acuestate aqui a mi lado mi niña hermosa para que no sientas frio.Esta bien papi, pero estoy sintiendo un poco de miedo como la vez pasada.Mi niña hermosa no te preocupes, es normal que sientas ese temor de acostarte a mi lado, cómo vamos a estar solitos toda la noche piensas que puede pasar lo mismo que pasó en la ducha el otro dia y algo mas como me dijiste.Tu crees que sea por eso papi que siento nervios?Si mi niña hermosa yo tambien estoy sintiendo muchos nervios desde esta mañana, porque pienso mucho en lo de la ducha y que vamos a esta solitos toda la noche, dime, tu no piensas ahora en esoLa verdad papi cuando me dijiste que me acostara contigo pensé que pasaría otra vez y por eso el miedo y los nervios.Mi niña hermosa no te preocupes, si quieres no te acuestas a mi lado y mejor vas a tu cuarto sola a ver tv, le dije en tono cariñoso sobando su cabeza.Quiero que me respondas con la verdad mi niña hermosa, te gustaria que pasara otra vez lo de la ducha quiero saberlo.Papi si quiero ver la peli contigo en la camita, pero no se si quiero que hagamos otra vez lo que pasó en la ducha.No te preocupes ven y te metes debajo de las cobijas y nos arrunchamos para ver la peli.Se acostó a mi lado y se arruncho a mi cuerpo, al sentir el contacto de su piel mi deseo se encendió, sentía fuerte mi respiración, fue como la chispa que encendía todo dentro de mi.Todo en mi cuerpo cambio, era algo inexplicable, sentía que no podía controlar mis emociones y los recuerdos del paseo y la ducha llegaban a mi mente, algo dentro de mi deseaba que saliera corriendo, que evitara lo que podría pasar si seguía en la cama con mi niña hermosa.Levantarme era una opción, pero como solo estaba con el pantalón de mi pijama sabía que se me notaba como estaba mi pene y se podría asustar mi niña, tal vez lo mejor era si ella se levantaba, así no pasaría nada.Al final me levanté con la disculpa de traer algo para comer mientras veíamos la película, al levantarme la erección de mi pene se hizo notoria, estaba totalmente parado y se podía apreciar fácilmente, de todas formas seguí adelante, solo que mi niña hermosa se dio cuenta y se quedó mirándome, no quito su mirada de mi pene, no le di tiempo de preguntar nada y sali.Me demore unos minutos para ver si me pasaba la erección, pero fue imposible, los nervios que sentía no lo permitían, pareciera mi primera vez.Al entrar al cuarto, mi niña volvió la mirada hacia mi pene, al ver que seguía mirando, me acerque al lado de la cama donde ella estaba y le pase las golosinas y el fresco que le llevaba, mi pene sobresalía mucho sobre mi pantalón de la pijama, me di cuenta que ella recibió todo, pero seguia mirando mi pene, me acosté rápido en la cama y lleve las cobijas hasta mis piernas para que ella viera mi pene parado, pensaba, si mi niña se quedo es porque no siente miedo y le gusto verme así.Papi, dime porque tu pene se ve otra vez tan grande y duro, el no ha visto mi vagina para estar así.En ese momento me volví a bloquear mentalmente, eran preguntas de una mujer madura y no de una inocente niña, mi respuesta debía estar en el mismo nivel para que ella no se sintiera que la estaba engañando, que complicado era todo en ese momento y con los deseos que inundaban mi cuerpo era un poco más complicado.Mi niña hermosa, lo primero es que no tengo ropa interior y al no tenerla se nota mi erección es por eso y no puedo decirte mentiras ahora, cuando te acostaste a mi lado prendiste una chispa y despertaste el deseo que siento por tí y me pones así, pero si no quieres verme asi en este momento me coloco mi ropa interior para que no se me note y trato de calmar mi deseo.Papi y tu quieres hacer lo que me dices.Que preguntas de mi hija, me sentía cada vez más acorralado, llegue a pensar que mi niña hermosa deseaba verme así, pero quería asegurarse que yo lo deseara también.La verdad hija, quiero quedarme así a tu lado y ver la película porque me gusta sentirme bien a tu lado, pero si te sientes mal por verme así, me coloco mis boxer para que no te sientas incomoda que dices?No me atreví a preguntarle si le gustaba verme así, porque si ella me decía que no, debía olvidarme de todo, olvidarme que podría volver a vivir otro momento igual con mi niña hermosa.No te preocupes papi, podemos ver solamente la película así los dos.

Le dije que se arrunchara otra vez, porque al hacerlo ella quedaría viendo mi pene erecto y quería saber si tenía miedo de hacerlo o no, era la única forma de saberlo, ella aceptó y se arruncho a mi lado.

Continua "II"

¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ