¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Nunca podemos controlar nuestras ganas,  es Increíble como nuestros cuerpos reaccionan con solo vernos, su erección es evidente y mi humedad siempre está fuera de control. Después de quitar nuestras prendas, comenzamos a besarnos con pasión. Siento el  amor  con el que él  me besa, acaricia mi cuerpo, va tocando cada rincón.

La intensidad de sus besos van aumentando y sin mediar palabra me tira a la cama, se abalanza sobre mi, me mira - con amor, pasión, arrechera, deseo ,como siempre mira- y lentamente  comienza a penetrarme aumentando cada vez más sus movimientos, yo disfruto el espectáculo, me pierdo en su mirada, me deleitó con sus besos,  no puedo parar de tocarlo de pasar mis manos por su pecho y arañar suavemente su espalda. Nuestra respiración aumenta ante cada penetración, no puedo contenerme , siento que voy a explotar y mis gemidos cada vez son más fuerte y los suyos en mi oido  me excita aún más. 

Es todo un espectáculo ver su rostro cambiar cuando está punto de venirse, siempre me pregunta dónde quiero que lo haga, y aunque al principio amaba que se viniera primero en en mi boca, ahora se me convirtió en obseción que lo haga adentro de mi  y poder mirarlo fijamente cuando lo hace. 

Sentir como su pene bombea dentro de mi vagina, ufffff no hay palabras, me enloquece su cara de placer... verlo, sentirlo, Jueputaaa me encanta.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ