¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Aquel dia en el banco, mientras hacía fila para pagar unos recibos de servicios,  no imaginé la experiencia que habría de vivir con una mujer mucho mayor que yo…en ese tiempo tenía un poco menos de 30 años y ella casi 50.

Estoy detrás de lamujer y por la demora pues estamos lejos de las cajas, comenzamos a charlar de todo, la mala atención del banco, el clima y la época, etcétera. Me va contando que trabaja con unos ingenieros y yo le cuento que soy periodista. Algunos apuntes nos hacen reír y la fila va corriendo. Miro su cuerpo, es esbelta, de cara bonita y bonitas tetas…y su culo es respingado y redondo…muy a mi gusto. Llegamos a las cajas al mismo tiempo y coincidimos en la salida, yo muy caballeroso le invito a tomar algo para descansar de la fila tan molesta que tuvimos que hacer y ella un poco retarda decide aceptar, buscamos una cafetería cercana.

Me dice que quedo muy cansada de estar de pie tanto tiempo, le pido que se quite un zapato y me permita masajearlo.Me agacho einicio a masajearle sus pies suavemente y parece que esto la calma un poco del cansanciopero me dice: muchas gracias pero no puedo demorarme, tengo trabajo pendiente en la oficinanos podemosmarchar?

Por supuesto, le digo, y me levanto para pedir la cuenta y cancelar para irnos, ella me toma de la mano y se pone de pie, entonces quedamos frente a frente y sin pensarlo le estampo un beso en su boca, ella se vuelve a sentar y nos damos un largo beso, luego jugamos con nuestras lenguas y ella se abraza a mí y eso me pone muy excitado.

Le digo que si quiere no se vaya tan pronto y que busquemos un sitio más tranquilo para podernos besar más a gusto… paro el primer taxi que aparece, y sin darle tiempo a protestar, subimos y le pido al conductor nos lleva a una residencia cercana… llegamos y ella, aun no convencida del todo se deja casi que arrastrar de mí. Finalmente subimos al segundo piso y cerramos la puerta

Nos sentamos en la cama y nos abrazamos. Le empecé a morder el cuello y mis manos empezaron a tocar su cintura y abdomen, apreté sus nalgas con mis manos para sentir ese hermoso culo tan duro y comencé a lamer su pecho bajando hasta la entrada de su blusa ,desabroche sus botones con lentitud mientras metía mi lengua en su boca ... y entonces pude tocar esos hermosos pechos , era una escena tan natural y tan caliente que no aguantó más, se puso de pie ybajo su pantalón y su tanga de encaje , me abrió mi cinturón y pantalón, saco mi pene del bóxer y se sentó en la cama y sin decir más, se lo metió todo en la boca mirándome a los ojos , me encanto la manera en que chupaba mi pene, le pasaba la lengua de una manera sensual, yo solo podía ver en sus ojos lo mucho que la excitaba y lo disfrutaba, estire mi mano y busque su vagina tan bien depiladita y comencé a frotarla con dos dedos por el centro …le frotaba sus labios vaginales y su vulva húmeda , ella succionaba mi pene de manera increíble y de pronto sentí que le llenaba la boca de mi leche .

Ella se echó hacia atrás y yo me arrodille frente a esa delicia de vagina abierta… ella comenzó a gemir y cerro sus piernas en mi cuello, mientras yo le lamia el clítoris y lo mordía con mis labios y jugaba con esas tetas y pezones que por primera vez había probado, sin más, ella levanto sus piernas y me acomode para penetrarla y comencé a meterle mi pene, con suavidad pero con mucho deseo, la sensación era riquísima. podía sentir como me apretaba con sus piernas, podía sentir con mis manos ese abdomen tan firme que tenía, al oído podía oír su quejidos, ella solo pedía que le diera duro, fue excelente esa posición ya que podía besar sus pechos, morder su cuello, pero lo mejor fue cuando me sentó en la camayse puso arriba, se movía y gritaba como loca.

la verdad es que era una mujer súper excitante, llegamos casi al tiempo y nos recostamos en la cama.

Después de tomar aire, le dije que se hincara que quería lamer su vagina desde atrás, me pegué a ella e inhalé su olor de hembra, la excitación era notoria, mojada al máximo… luego llevé mi nariz a su culo y lo olí, era rico, una mezcla de jabón, muy excitante, lo que hacía ponerme muy cachondo, siempre me han excitado los olores en el sexo.

Le chupé ese culo hasta el cansancio, mientras sus gemidos eran quejidos y gritos de placer , lamia su ano cerrado y su raja mojada ,hasta que casi gritó y me pidió que la penetrara, me apresure a darle gusto y mi pene se hundió hasta el fondo…me alternaba entre su culazo y su cuquita y los orgasmos no se hicieron esperar, me sorprendía lo fácil con que esta mujer llegaba al orgasmo y me decía era su hombre, que me aprovechara de ella, que obedecería haría todo lo que le ordenara … todo esto me ponía muy caliente, esta vez le llene de leche en el culo, pero quería más, quería que la llenara toda y tenía que complacerla, por lo que seguí unos minutos hasta sentir que inundé su culo de leche otra vez …

Me detuve unos minutos y saque mi verga de su culo, ella se giró hacia mí en cuatro y le pedí me chupara otra vez, lo hacía viéndome fijo a los ojos con ganas de mucho más…me vine con un placer tan grande que llene toda su boca…

Ese día fue un encuentro muy largo y placentero, después de escuchar el timbre del teléfono recordamos que se habían pasado las tres horas… nos metimos a la ducha y ella me dio una nueva mamada antes de bañarnos para vestirnos y salir

Aquella señora fue toda una sorpresa y una de las experiencias más ricas en mi vida, me convertí en su amante… pudimos compartir muchas experiencias, de verdad fueron muchas actividades que compartimos y que sé que ambos recordamos con placer día a día…


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ