¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Todo comenzó cuando quiso volver a estudiar para mejorar mi perfil profesional, el primer día que ingresé nuevamente a estudiar, aparentemente le atarje mucho a una compañera, sin advertencia solo seguí enfocado en lo que iba hacer ...que era estudiar, pero casi 6 meses después de empezar a estudiar uno ya conocía a sus compañeros y compañeras, yo me creo que soy normal uno más del montón, pero por cosas de la vida le atraía a más de una compañera de estudio, pero para no perdernos le vamos a colocar el nombre a la principal como Andrea... bueno la ventaja de esta nueva era es que sin importar las diferentes redes sociales facilita mucho el contacto entre las personas y deshinibe a las personas donde les permite expresarse como desean, Andrea empezó a realizar diferentes acercamientos para entablar una mayor confianza, pero siempre la rechace, aunque ella me declaro que le atraía yo dije que eso eran solo caprichos pero ella siguió insistiendo hasta que al fin me decidí seguir con el juego, entre poco a poco le acepte una relación, pero la verdad una mujer que fuma siempre tiene mal aliento era imposible pasar inadvertido ese mal aliento de Andrea aunque por otro lado ella lo recompensaba, después de casi tres meses la estuve provocando hasta que tuvimos nuestro primer encuentro, voy a describir como es ella... Andrea mide 1.60cm es una flaca que tiene un cuerpo bien, con un peso de unos 55 kilos, de cabello tinturado como si fuera mona, en nuestro primer encuentro mmm disfrute ese cuerpo desnudo, tenía su vagina muy bien depilada y su culito de igual manera, aunque no lo crean ella fumaba tanto que tanto su boca como su vagina sabían a pura nicotina, todo será pera a esa mujer si le gustaba mucho chupar mi pene, no era la mujer más atractiva del mundo o bueno de mis compañeras con las que estudiaba, bueno nuestro primer encuentro no fue nada del otro mundo, sexo que disfrutamos por un buen rato, me gustó mucho ya que era una mujer con la cual podía tener sexo sin condón, bueno a través del tiempo empezamos con más confianza en los distintos lugares donde estudiábamos, e incluso dónde estudiábamos existe ruta que van del lugar donde estudiaba y cruzaba por ciertas calles de la ciudad, bueno a mí me gusta mucho el sexo y a parte de masturbarme, me gusta tener sexo, pero bueno con ella cuando estábamos estudiando empezamos como cualquier relación, pero mis ganas de tener sexo me llevo más allá, cada vez que yo podía la manoseaba literalmente, en clases empezamos a tocarnos, por encima de la ropa lo cual me colocaba a mil, y mis ganas me llevo más allá, en mis nuevos estudios habían diferentes talleres por decirlo así o laboratorio, dónde los uniformes que eran como tener un uniforme de médico sencillos y cómodos, pero lo que poco a poco mis ganas de tener sexo me llevaba a calentarnos mutuamente, aunque estábamos en clase yo buscaba la manera para estar cerca de ella y mientras realizaban una explicación yo metía mi mano entre su pantalón a veces por atrás para poder coger a manos llenas ese trasero, y otras para tocar su vagina sentir esa vagina bien depilada y mis dedos empezaban a jugar con la vagina, a acariciar sus labios, su clítoris, y empezar a sentir como se le humedecia esa vagina y ella al igual metía su mano en mis pantalones buscando mi pene, acariciándolo y masajeando causando me una buena erección, así era el día a día jugábamos y nos erotizabamos, hasta que llegó un día y en la ruta tube muchas ganas de excitarla, así que nos sentamos en los últimos asientos del bus, el bus  casi nunca se llenaba así que decidimos sentarnos en los últimos puestos de atrás, y comencé a besarla y a meter mi mano en su pantalón, y empecé a acariciar su vagina, sentir sus labios, su clítoris como poco a poco se empezaban a humedecer, cada minuto frotaba su clítoris y metía uno o dos dedos en su vagina, y empezó a humedecerse cada vez más y más sentía después de 15 minutos mi mano totalmente empapada en sus jugos, esa vez la excite tanto como no se imaginan, pero al otro día en venganza ella decidió hacer lo mismo me empezó a masturbar hasta que en nuestra locura ella decidió sacar mi pene del pantalón para seguir masturbándome, y esto no paro Alli ella empezado a chupar mi pene de una forma, más golosa que una gata tomando su leche, disfrutaba muchísimo como Andrea me chupaba mi pene, siempre ella llevaba diferentes servilletas o paños para que después de hacerme eyacular poder limpiarme,....

Bueno deseo saber que opinan de este relato, pues aún hay más y no se si quieren que siga contándoles o que es mejor dejar así....  Espero que me escriban y leer sus comentarios, pues aún hay más...


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ