¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Por fin pude ver cómo se lo hacían a mi esposa..

siempre qué hacemos el amor me cuenta lo que hace con su compañero de trabajo de cómo se la tira y como la trata, lo mismo cuando se encuentra con su ex eso me pone a mil y me la culeo con muchas ganas hasta de venirme en su cuerpo... Siempre había querido estar presente pero ella nunca me dejó hasta que se cumplió mi deseó.

Planeamos todo para que un vecino le ayudara con el enrrutador del Internet mientras yo estaba escondido en el clóset el muy servicial queriendo solucionar el problema pero yo sabía de las ganas que le tenía a mi mujer de la forma como la miraba, ella estaba casual con pijama no tan mostróna para que él no sospechara ella poco a poco iba coqueteando y subiendo el tono de la conversación en ese momento mi corazón latía tan fuerte que lo podía sentir en mi pene, mi deseó se estaba cumpliendo ver a mi esposa tirando y en nuestras propia cama.

Ella le pregunto si le gustaba y el contesto con un si entrecortado ella se le acercó muy lentamente y comenzó a besarlo estaban parados como a dos metros del clóset el dándome la espalda pero podía ver cómo sus manos acariciaban ese hermoso trasero de mi mujer por medio del espejo, le comenzó a bajar la pijama y podía ver ese hermoso hilo negro que se perdía en medio de sus nalgas ella le quitó su camisa y acariciaba su espalda y apretaba sus nalgas.. ya los besos eran muy apasionados el jalaba su hilo hacia arriba como haciendo calzón chino y ella apretaba sus ojos y se mordía los labios. Ese espejo me daba una hermosa vista de lo que estaba pasando no podía dar crédito a lo que estaba viendo, mi verga estaba a reventar palpitaba tan fuerte que sentía que me iba a venir sin tocarme, sin pajearme ella empezó a bajarle el pantalón se agachó y comienza a mamar esa verga de buen tamaño verla en acción era una delicia amaba ese espejo.

Se acostó abrió sus piernas y le dijo mamamelo que estoy muy arrecha, culeame aprovecha que mi esposo no está el se agacha y empieza a hacerle un sexo oral le lamía toda su vajina y bajaba hasta su culito en ese momento ella torcía su espalda, el se levanta se quita toda su ropa y la embiste con esa herramienta que es más grande que la mía le daba de lo lindo yo pensaba que a ese ritmo no iba aguantar mucho pero para felicidad de mi mujer ese tipo era un toro y vino el primer orgasmo de mi mujer se vino a chorro primera vez que veía eso en ella fue tan excitante que me vine yo también sin ni siquiera tocarme la mejor eyaculación que he tenido..

Este tipo seguía dándole y esa verga como un roble la voltio la puso en cuatro ella bajo su espalda y puso sus senos en la cama y su vajina y su culo quedaron a su merce el comienza otra vez a lamer su vulva y su culito ella gemía como una loba, mi pene ya estaba arriba otra vez... Empieza a darle otra vez y trataba de meter un dedo por su culo a lo que ella es muy esquiva pero en esta ocasión era de su total agrado ahí ya sabía porque nunca quería yo estuviera en sus encuentros me dió algo de celos pero la excitación era mucho más fuerte cuando escuché su voz diciendo dame por el culo el saca ese hermoso miembro y lo lleva a esa entrada estrecha y empieza a empujar lentamente ella seguía gimiendo como una puta hasta que entró todo lo veía y no lo creía.... Dame duro, dame más mi esposo no se come este culito culeame yo viendo y pajeandome me excitaba más por sus palabras cuando ella estalló otra vez y vi como otra vez un chorro sale de su vajina y enseguida el vecino se vino dentro de su culo que espectáculo tan hermoso. Pasaron unos minutos y el vecino le da un beso y antes de marcharse le dice desde hoy eres mi puta..... Se va, ella regresa al cuarto la tiro a la cama y empiezo a mamarle la vajina y el culito que aún estaba dilatado ella me hablaba y decía así amor cumpliste tu sueño cuando voy a meter mi pene en su culo me dice no.... No es para tí son para mis amantes la verga se me puso a mil a escuchar eso y termino haciéndome la paja en sus tetas y ella me da un regalo mamándomelo para hacerme llegar en su boca, primera vez que había tenido tantas eyaculaciones el mismo día....


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ