¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos Eróticos

¡Disfruta de las historias de la Comunidad Cereza!

Angie III

Angie III

.Es probable que Chapinero sea de los sectores de la ciudad donde más cosas suceden, recuerdo las palabras de un amigo que me decía "Angie, es que nosotros vivimos donde la ciudad esta viva de verdad". Y cada día le doy más razón a esas palabras. Solamente el otro día caminaba por la 7ma poco después que acabara la ciclovia de los domingos, y pude ver en la ventana de una casa vieja la grabación de un vídeo porno profesional -me refiero al montaje de todo un escenario, luces, varias cámaras, los actores- que no es que estuviera a la vista de todos, pero que el transeúnte atento podría ver sin dificultad. Otro día me entretuve viendo una especie de "competencia" de drones que zumbaban en el cielo, y hace un tiempo algunas obras callejeras, en donde actores y actrices estaban desnudos, pero sus cuerpos estaban totalmente pintados, creo que se conoce como bodypainting.

También no es raro ver los fines de semana -y entre semana- personas tomando en las calles, y con ello todo lo que implica, he visto peleas, he sentido compasión por los guardias y policías que deben tratar con borrachos problemáticos; me he sorprendido por los actos sexuales que se presentan en algunos bares de la zona, y me he asqueado por ver personas vomitando y durmiendo en la calle.

Sin embargo todo eso sucede allá afuera, pues tengo la sensación que cuando cierro la puerta de mi apartamento llego a una zona segura, en donde podría terminar el mundo pero yo estaría a salvo en mi apartamento; esa era mi sensación de todos los días hasta que Jairo trajo todo ese caos que sucede en Chapinero a nuestro apartamento. Ello me llevo a no sentir por primera vez esa seguridad en la que era mi zona segura.

La sala es una zona de guerra, veo botellas, vasos, camisetas, pantalones, comida, entre otras cosas, regadas por el suelo. Enseguida todos me observan, como conteniendo el aliento en un segundo, lo que se convierte en el segundo posterior en chiflidos y gritos de emoción; puedo darme cuenta que llevan ya tiempo así, y apenas son las 4:00 pm si no estoy mal. Jairo se acerca y me murmura su deseo en que participe de su reunión, lo miro a los ojos, no contesto su pedido, centro mi atención en las personas, especialmente en la mujer... puedo decir que se ve bastante más joven que yo. Esta sentada en el sofá, ocupando una posición central, evidentemente ella es el eje de toda esta actividad que a mis ojos carece aún de sentido y orden, tiene sus piernas abiertas, un hombre de cabello largo se encuentra a su izquierda, y tiene su mano, sus dedos para ser más precisa, en su entre-pierna. Otro hombre, con la cabeza rapada, esta a su derecha, ligeramente inclinado, se encarga de lamer y chupar sus senos... los demás están casi rodeando la escena, tal vez esperando su turno o siendo testigos privilegiados de la acción. En total son seis hombres, siete si contamos a Jairo.

Sin decir una palabra me retiro de la sala y me encierro en mi habitación, creo que todos describirían esa acción como si estuviera escapando de algo; cuando cierro la puerta siento un enorme alivio, me dejo caer en mi cama, cierro los ojos, paso mis dedos por mi cabello.

Pienso en el instructor, su forma casi "profesional" de follarme, me pregunto si se habrá prostituido; pienso en como caí fácilmente en su juego y como agradezco a las casualidades por haberlo hecho, seguramente habrá roto muchos corazones, pues, debo confesar que tengo muchos deseos de escribirle, pero si lo hiciese cabria la posibilidad de enamorarme de alguien del que es mejor no hacer ese tipo de estupideces.

Pienso en la mujer, entregada totalmente al placer y a un grupo de siete hombres lujuriosos que la tienen como un objeto de placer; puedo escuchar sus gemidos, sus gritos, veo sus gestos en mi mente. No niego que trato de imaginarme lo que esta sintiendo esa desconocida, me da curiosidad y un poco de miedo, ya que un trío HMH ya es todo un reto para mi, y para cualquier mujer, ahora bien, estar con siete es ir más allá de los limites del cuerpo femenino.

Si, realmente considero salir y aceptar la propuesta de Jairo, pero me cuesta tomar la iniciativa, los gritos de esta mujer están en la frontera del dolor y el placer, y temo que en mi caso las sensaciones estén sesgadas hacia el lado del dolor.

Dos años atrás tuve mi primer trío HMH, uno de mis amantes recurrentes una día me pregunto si quería estar con él y un amigo que estaba en la ciudad, y que según él, llevaba casi un año de sequía. Considere excitante la idea de ayudar con su problema, y aún más emocionante la idea de estar con dos hombres al tiempo... ser el centro de atención de dos hombres narcotizados por el deseo sexual. No entrare en detalles, sin embargo, quiero resaltar que me vi en problemas en dos momentos particulares en nuestro encuentro.

En primera instancia, al momento de intentar una doble penetración, tuve una sensación de ahogo, como si mi respiración dejara de ser un proceso automático, enseguida puede darme cuenta lo incomodo de la situación, y como ellos buscaron generar movimientos que en un principio me resultaron dolorosos; pude aguantar un tiempo, luego del cual el placer empezó a estar más presente. En segunda instancia ellos se turnaron para estar conmigo, casi sin dejar que descansara entre uno y otro, eso hizo que en un punto mi cuerpo -especialmente mi vagina- estuviera en el umbral del agotamiento.

Esta mujer es mucho más pequeña que yo, mucho más delgada, lo que me lleva a pensar que seguramente ella estará experimentando algo mucho más extremo. Si hacemos cuentas, en caso de que me atreviera a salir, seriamos dos mujeres para siete hombres: eso quiere decir que una tendría a tres hombres y la otra a cuatro, y seguramente, por aquello de la novedad, yo seria la que tendría a cuatro hombres. Pasar de siete a cuatro resulta significativo, pero también es de considerar que abra rotaciones, lo cual resulta verdaderamente intimidante.

Mientras estoy acostada los ruidos de la sala son cada vez más insoportables, llevo mi mano a mi vagina y la froto por encima de mi pantalón, la escena es profundamente erótica y mis sentidos no pueden negar esa realidad; me cuestiono entonces mi inicial cobardía, considero que tal vez podría arrepentirme si solamente me quedo encerrada en mi habitación.

En un instante me atraviesa una profunda sensación de determinación, me pongo de pie, y me quito la ropa, la dejo en mi cama, toco mi vagina -la cual lleva húmeda casi desde que llegue a mi apartamento-, abro la puerta y salgo sin prisa, puedo escuchar los gemidos de la mujer y cómo el grupo la anima a continuar, a no detenerse, me apoyo en una pared cruzando mis brazos, y miro atenta la imagen que me muestra esta bacanal urbana; la mujer esta en cuatro, apoyando sus manos en el espaldar del sofá, hay un hombre moreno que la penetra desde atrás, y hay un joven con gafas y el pelo en punta que tiene su verga dentro de la boca de la desconocida, que se encuentra de pie tras el sofá. Jairo es el primero en percatarse de mi presencia, da un grito manifestando su emoción, que lo entiendo como que "ahora si se armo la fiesta", se acerca, me toma de la mano, me lleva al sofá, me invita a ponerme en cuatro al lado de la mujer desconocida, lo hago sin poner resistencia, nuestros hombros se rozan, observo de cerca su rostro, abre sus ojos y me observa, nos miramos, y creo ver una ligera sonrisa en sus labios que le están dando placer al hombre de gafas, yo le devuelvo la sonrisa... siento que me dan una nalgada y Jairo invita a un amigo a que me penetre, mientras él mismo se hace frente e mi rostro -tras el sofá- y restriega su verga en mi cara.

No tardo en sentir como penetran mi vagina, no puedo ver quién lo hace, pero lo hace con firmeza, chocan las manos con Jairo, y éste me acerca un vaso pequeño de aguardiente, toma mi rostro con su mano y lo guía hacia arriba haciendo beber todo el contenido del vaso; después mete su pene en mi boca, moviéndose ligeramente hacia adelante y hacia atrás.

Este inicio no me es del todo extraño, ya lo he hecho antes, solo que sin tantos ojos mirando; me es imposible negar que la sensación de ser observada es muy agradable, muy excitante para ser más precisa. Jairo tiene una mirada distinta, cuando hemos estado juntos suele ser más "inocente", pero hoy su mirada raya con la locura, puede tener una simple explicación en que esta doblemente embriagado, por el alcohol y por la situación en si.

Alguien me toma de la cadera y me lleva a ponerme de pie, el hombre de cabeza rapada se sienta en el sofá, toma su pene erecto y me mira... entiendo su intención y me acerco, abro mis piernas y me hago encima de él, su verga entra despacio hasta el fondo, enseguida otro hombre se hace atrás, mete un dedo en mi culo, lo hace delicadamente, luego mete otro, los mueve de adentro a afuera, la sensación me llena de un placer que va creciendo con cada movimiento, llega otro hombre y pone su verga en mi cara, la restriega, abro mi boca y la mete la cabeza, la lamo, la chupo. El que esta detrás saca sus dedos, percibo como pone la cabeza de su pene en la entrada de mi culo, y va empujando poco a poco, grito ahogadamente, y en ese grito el que esta en mi boca mete la mitad de su pene en mi boca, lo mueve como masturbándose con mis labios.

Miro a mi lado y veo como la desconocida también tiene tres hombres, de la misma forma que me tienen a mi... pienso que es la primera vez que estoy con tres al mismo tiempo, ella, no creo que sea su primera vez así, puedo ver que se mueve ligeramente, mientras que yo no puedo mujer un dedo a voluntad; ella gime, como sintiendo solo placer, yo grito -o trato de hacerlo-, debido a que siento más dolor que placer desde el momento que me han penetrado ambos asta el fondo, los tres me sujetan con fuerza cuando se percatan que intento librarme de ellos, el que esta en mi boca me toma con ambas manos mi cabeza, el que esta debajo me toma de mis caderas, casi que enterrando sus dedos en mi piel, el que esta atrás pone sus manos en mis hombros y deja caer su peso sobre mi.

Jairo se acerca, me mira a los ojos, se divierte con mi mirada un tanto desesperada, luego se acerca a mi compañera; no estoy segura cuanto tiempo ha pasado, podrían ser solo cinco minutos, o podrían ser 20, cuando los tres hombres terminan quedo tendida... agotada en el suelo, el tapete tibio me acoge, me siento destrozada, todo me duele, y creo no tener fuerzas para ponerme de pie. Alguien se hace encima de mi, me penetra sin mayor dificultad, no lo rechazo, pero no es del todo bienvenido, tomo un respiro y un segundo aliento, pongo mis manos en su pecho, lo empujo y digo cuatros veces "NO MÁS¡". El hombre se detiene, se pone de pie, mientras que trato se sentarme, y apoyo mi espalda contra una pared fría que me da una sensación de descanso. Pongo mi mano en mi vagina, es como si estuviera ardiendo.

Una gota de sudor baja por mi frente, el apartamento se siente bastante caliente, huele a sexo; paso mis dedos por mi cabello, me preguntan dónde quiero que se vengan, pero solo respondo NO con un ligero movimiento de mi cabeza. Mi compañera, acostada en el suelo tampoco se mueve, la veo igualmente agotada, el hombre de cabello negro se acerca a ella, se extiende sobre ella y la penetra con rudeza, ella grita y gime, se aferra a él, y la veo temblar, estremecerse en orgasmos que no cuentan con energía para expresarse. A continuación el hombre de gafas le dice al otro que es su turno, el otro se levanta, y el de gafas toma ami compañera de la mano, la hace girar, con sus piernas abre las piernas de ella y la penetra por su culo, ella gime y trata de moverse, él lo hace con fuerza y sin consideración... creo que todos pasaron por ella, y Jairo fue el ultimo, y lo que les voy a narrar no tengo como definir lo sucedido, por momentos "asqueroso" es la palabra que más resuena en mi cabeza, "sucio", "extremo", "perverso", en ultimas no ´se con cual quedarme, por eso le quedara a usted querido lector darle el calificativo con el que usted considere esa practica.

Jairo coloco a mi compañera en cuatro, en el suelo, con una mano llevo a que colocara su cabeza en el suelo, inclinandola, la penetro por su culo, metiendo y sacando su pene cinco veces y de forma muy lenta. Luego se puso de pie, tomo un objeto blanco que tenia a sus espaldas, no lo pude ver bien al principio, sin embargo cuando lo puso en el ano de mi compañera puede darme cuenta que era un embudo; él introdujo buena parte de la parte inferior, luego dijo a sus amigos que no quería manchas de semen en el tapete, y que todos iban a venirse en el embudo... enseguida Jairo comenzó a masturbarse, me miro, me sonrió y sin tardar mucho se inclino, pude ver como salieron varios chorritos generosos de su semen.

Quede perpleja, abrí mis ojos hasta que casi se salieron de su órbita al ver algo que nunca considere podría darse; cuando el segundo hombre imito las acciones de Jairo pude ver como mi compañera levanto su rostro, que pude ver claramente pro primera vez, sus mejillas se mostraron coloradas, sus ojos cerrados, y en general una fisonomía que no podría definir de otra manera sino de un absoluto e indudable placer. El tercero siguió a los anteriores, lo hizo rápido, me pregunte qué tanto ella sentía en el instante, luego el cuarto, que se acerco a ella y beso su mejilla, lo vi bastante cargado, el quinto dijo que el semen se había rebosado, entonces le pidieron a mi compañera que se moviera un poco para que fuera entrando, así lo hizo, y según ellos iba funcionando -sinceramente no sé si eso tenga alguna explicación-, vino el sexo, que le dio una nalgada que seguramente le dejara sus nalgas rojas, la tomo con fuerza del cabello y le dijo algo a su oído, eyaculo con facilidad, y el séptimo, que se acerco, pellizco sus pezones se masturbo rápidamente y se vino en el embudo.

Tuve ganas de vomitar, lleve mi mano a mi boca, y no pude ver más la escena....



Continuara...


http://pensamientoslibidinosos.blogspot.com.co/


Bumanguesa hermosa
Sexo en el bus de regreso a casa

Relatos relacionados

 

Comentarios 3

qwerty1990 en Sábado, 18 Febrero 2017 15:25

chanfle!!!!!!!!!!!! que relato!!!!

chanfle!!!!!!!!!!!! que relato!!!!
pepe-69 en Sábado, 25 Marzo 2017 11:15

¡Guao! Me gusta su relato.

¡Guao! Me gusta su relato.
CamiloCas en Jueves, 27 Julio 2017 01:30

uffff excelente relato y muy buena redacción

uffff excelente relato y muy buena redacción
Invitado
Sábado, 18 Noviembre 2017

Imagen Captcha

Sexología por expertos

guiacereza
26 Septiembre 2016
Mira el video aquí: https://www.youtube.com/watch?v=PSF6AEMXzbQ   La protección en pareja no ...
Artículos Guía Cereza
Sexología por expertos
4552
guiacereza
15 Septiembre 2016
Este artículo está dedicado a las mujeres que desean quedar en embarazo, para los hombres que está...
Artículos Guía Cereza
Sexología por expertos
4644
guiacereza
12 Septiembre 2016
  La lengua puede hacer maravillas. Hoy aprenderás, en 5 pasos, a dejar encantada a tu pare...
Artículos Guía Cereza
Sexología por expertos
11019

Artículos Guía Cereza

guiacereza
21 Febrero 2017
Hombres de Azúcar, ¡Strippers a domicilio para mujeres!En GuíaCereza tenemos desde hace más de 10 añ...
Artículos Guía Cereza
5055

Sitios Recomendados

Stiletto

Stiletto

$150.000 o más

Medellín

Read more

Loutron Bogotá

Loutron Bogotá

$150.000 o más

Bogotá

Read more

Discoteca Prizma

Discoteca Prizma

$150.000 o más

Medellín

Read more

Gallery Hotel

Gallery Hotel

$50.000 a $100.000

$100.000 a $150.000

Medellín

Read more

Hotel Suite 45

Hotel Suite 45

$0 a $50.000

Medellín

Read more

502.060 personas quieren conocerte

Productos recomendados

Cargando Productos
¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ