¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos Eróticos

¡Disfruta de las historias de la Comunidad Cereza!

helado de coco

helado de coco

Me encanta el helado de coco de esta heladería, tradicional de vasito en leche con muchos trocitos de coco rallado, una delicia chupar y sentir su sabor, su textura e irse lo comiendo a pequeños mordiscos... que rico! 
Pues mi cita es en parque de el lago, donde está esta heladería. Voy a conocer a Beatriz - no es su verdadero nombre - una persona que solo conozco por texto, parece ser una linda persona, le dije que iba a estar vestido informal, de jeans y camisa naranja, que tengo gafas, pelo corto canoso.
Ella me dijo que iba a estar también de jeans y blusa blanca. Que su pelo es castaño oscuro, a los hombros.
Estaba un poco nervioso, esperaba causar la mejor impresión para que ella no fuera a salir corriendo... por lo que la conozco yo estaba seguro de que ya me gustaba.
Ya me encontraba en el parque cuando la vi venir, una figura menuda, de andar elegante, pausado y una hermosa sonrisa en su rostro, de mirada franca, guao! que linda que se veía. Nos saludamos de beso en la mejilla como si fuéramos amigos de antes - que lindos labios- y comenzamos a caminar por el parque, me comentó que la heladería que yo conocí, ya no estaba y que ella conocía una que estaba cerca y que también vendían helados de coco muy ricos. Listo dije vamos allá, aunque un poco decepcionado de que ya no estuviera la que yo conocí,  nos dirigimos a esta otra heladería y mientras caminaba, miraba a Beatriz, conversábamos de nuestra experiencia en Guia, de las expectativas que crea una nueva cita y cosas así, mientras comprobaba que efectivamente era un poco más baja que yo, de figura esbelta, hermosos senos, como me gustan, no muy grandes y el resto de su cuerpo ágil y armonioso.
Llegamos a la heladería, yo pedí el helado de coco y ella pidió de mandarina, me dijo que si quería podía probar el de ella.
Comencé a chupar este helado y efectivamente pude comprobar que tenía trozos de coco y que sabía rico, que delicia estar en un país tropical y pode saborear toda esta variedad de frutas frescas... bueno seguí chupando esta delicia pero cada vez estaba más atraído hacia el manjar que tenía a mi lado, Beatriz, me dio a probar su helado de mandarina, muy rico también y le dio un mordisquito al mío, diciendo que le gustaba más la mandarina,  sus labios estaban encendidos por el frío del helado y sus mejillas por la caminada, sus ojos color miel me miraban sonriendo, transmitiendo seguridad, sensualidad, tranquilidad y emoción, no podía dejar de mirarlos y en un impulso la tomé de la cintura con una mano y la atraje a mi, nuestros labios se encontraron en un suave roce en donde pude sentir el frío y sabor de los helados y nuestro sabor, su sabor... solo fueron unos segundos que me llevaron a la gloria. Quería comerme esos labios, besarlos de todas las formas y quedarme así por horas... me sentí en casa, llegando a un lugar seguro, cálido y acogedor, que delicia.
Seguimos caminando, terminando nuestros helados, mirándonos, sonriendo, con una risa nerviosa y de emoción diría yo. Después de unos  pasos hice rozar mi mano contra la suya, en un movimiento que más que roce era una caricia, dorso contra dorso.... Beatriz respondió presionando su mano contra la mía, que sensación tan rica me sentí casi como un adolescente por la emoción que sentí. Entonces cogí su mano y como en un acto mil veces repetido, las dos manos se abrazaron en un fuerte y cálido apretón.
Beatriz, dije, entonces a donde me quieres llevar, lo dije aparentando casualidad y con una sonrisa amplia y maliciosa, haciendo un esfuerzo por no reír, ella, siguiendo el juego dice muy seria: pues señor vamos a dar un paseo por la ciudad... me mira, mostrando una sonrisa que pronto se convierte en carcajada entonces los dos reímos.... nos acercamos y uno frente al otro nos besamos... con ansias, como queriendo recuperar el tiempo perdido, mis labios apretaban los suyos, nuestras lenguas se tocaban, jugaban se acariciaban y perseguían en un juego sensual... por momentos le apretaba uno de los labios con los míos y ella correspondiendo hacía lo mismo con los suyos... no sé cuánto tiempo estuvimos así, sólo sé que yo estaba a mil, mi corazón latía acelerado y mi deseo de estar con Beatriz me embargaba de emoción.
Dice Beatriz, quiero llevarte a un sitio en donde podamos tener privacidad porque quiero besarte sin pensar en que tenemos que parar, tomando mi brazo, comenzamos a caminar rumbo a la habitación que nos esperaba.

+ de 8 Años en el Ambiente Swinger !! ...
ME CUMPLIERON LOS CACHOS MÁS DELICIOSOS DE MI VIDA
 

Comentarios

Sin comentarios por el momento. Puedes ser el primero en hacer uno.
Invitado
Viernes, 20 Octubre 2017

Imagen Captcha

Sexología por expertos

guiacereza
26 Septiembre 2016
Mira el video aquí: https://www.youtube.com/watch?v=PSF6AEMXzbQ   La protección en pareja no ...
Artículos Guía Cereza
Sexología por expertos
4118
guiacereza
15 Septiembre 2016
Este artículo está dedicado a las mujeres que desean quedar en embarazo, para los hombres que está...
Artículos Guía Cereza
Sexología por expertos
4211
guiacereza
12 Septiembre 2016
  La lengua puede hacer maravillas. Hoy aprenderás, en 5 pasos, a dejar encantada a tu pare...
Artículos Guía Cereza
Sexología por expertos
9957

Artículos Guía Cereza

guiacereza
21 Febrero 2017
Hombres de Azúcar, ¡Strippers a domicilio para mujeres!En GuíaCereza tenemos desde hace más de 10 añ...
Artículos Guía Cereza
4540

Sitios Recomendados

Loutron Bogotá

Loutron Bogotá

$150.000 o más

Bogotá

Read more

Motel Punto Cero

Motel Punto Cero

$150.000 o más

Medellín

Read more

Motel Ibiza Neiva

Motel Ibiza Neiva

$150.000 o más

Neiva

Read more

Stiletto

Stiletto

$150.000 o más

Medellín

Read more

Jade Palace

Jade Palace

$100.000 a $150.000

Medellín

Read more

500.674 personas quieren conocerte

Productos recomendados

Cargando Productos
¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ