¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Todo transcurrió normalmente y más rápido de lo que pensé. Me mude de barrio y me traslade a uno muy tradicional de Santiago de Cali. Alquilé una casona antigua muy hermosa y lo bueno era que por ahí quedaba un centro de masajes, una peluquería y pude ver al dueño una persona muy graciosa el cual me dirigió una mirada muy cautivadora y se la respondí igual y pude ver una leve sonrisa que me cautivo.

Una vez instalado me Moria de las ganas de hacerme un corte de pelo con esa persona que había visto, era mayor, muy bien físicamente, gracioso, muy educado y muy atento. Le pedí una cita y me la concedió para el sábado tipo 11:00 am y me dijo que después le quedaba un tiempo muy importante de descanso a lo cual le asentí con una sonrisa picarona. Llegado el día de mi corte de cabello asistí muy puntual y pude ver como mi peluquero asintió con esa sonrisa que le marcaban sus hermosos labios carnosos y me invito a sentarme en la silla de peluquería, yo notaba que de algún modo el me rozaba con sus manos o con su cuerpo y yo le correspondía recostándomele suavemente y pude ver que le gustaba.

Hablamos de nuestras profesiones y me gusto mucho cuando me dijo que pintaba cuadros al óleo, que además era un artista y yo aproveche para decirle que sentía esas manos deliciosas acariciando mi cabeza y atrevidamente le dije que sería muy hermoso sentirse las caricias de un artista en nuestros cuerpos, a lo que me manifestó que si quera un acto muy sublime.

Cuando termino, me invito a un lavado de cabello y pude ver como intencionalmente me rosaba su pene con mi hombro y furtivamente le mande la mano y se lo sobaba por encima del pantalón, acto seguido me dijo quieres verlo y le dije que sí, me invito a que me levantara y me seco el cabello con una toalla y me rodeo con sus brazos y me dio un beso suave en mi boca y yo le correspondí dulcemente con mi lengüita y fue muy hermoso.

Le baje el pantalón y pude ver su hermoso miembro y lo acaricie suavemente y veía como Mario se retorcía al contacto de su miembro mi mano, estaba al punto de llevármelo a mi boca para darle una rica mamada, cuando sonó el timbre y apresuradamente nos toco colocarle fin a la faena.

Las miradas furtivas y picaras no paraban y siempre había algún pretexto para vernos furtivamente……En una de esas conversaciones me manifestó las ganas que tenia de penetrarme y yo le manifesté que me gustaría pero que yo veía que era incomodo en su sitio de trabajo a lo cual me invito a que lo visitara en su departamento y yo le manifesté que me gustaría mucho pero con la condición de que yo estaría vestidita como nena a lo cual accedió.

Un fin de semana del mes de noviembre, había un puente y mi familia había separado una finca en el centro del Valle para estar reunidos y yo le había manifestado que no podía asistir por que tenía mucho trabajo acumulado y que iba ha a provechar estos días para ponerme al día. El sábado en la mañana todos se fueron e inmediatamente me contacte con mi pretendiente y quedamos que me recogía a las 4:00 pm, cosa que así fue.

Me recogió en su hermoso Mazda polarizado y cuando estuvo encima de mi se abalanzo dándome un beso tan maravilloso en mi boquita con lengua y con una voracidad tremenda, lo cual empezaba a mostrar lo que sería el resto de la tarde y noche que teníamos para nosotros dos. En el transcurso del viaje a su departamento hablamos de nuestros gustos y yo le manifesté abiertamente lo que sentía, que me gustaba vestir de dama, con lencería y media con ligueros y tacones y con una peluca negra de cabello corto que siempre me hacía lucir muy sensual.

Llegamos a su departamento, quedaba en una segunda planta y cuando abrió la puerta y la cerro inmediatamente rodeo mi cintura con sus manos y subimos abrazados, me encontré con una sala muy agradable con tres espejos grandes y un marco precioso, unas sillas de madera preciosas y unos arreglos florales divinos que mostraban la naturaleza del artista, seguidamente me introdujo en su pieza y me dijo que me maquillaría, me coloco rubor, pestañina y me coloco un pintalabios rojo encendido precioso, me había conseguido una peluca negra de cabello corto y quede preciosa, acto seguido me dijo que me dejaba sola y que lo que había encima de la cama era para mí, un corset negro, unos brasieres de color negro y unos ligueros y una tanga de color negro de marca leonisa y las medias de color negro, quede preciosa y todo resaltaba con el rojo de mis labios. Cuando Sali a la sala pude ver que le había causado una muy buena impresión, me dijo que estaba preciosa y me cogió de la mano y me hizo dar una vuelta entera y me dijo al oído susurrándome, eres mi viuda negra.

Bailamos al son de música tropical, me abrazaba, me daba besitos suavemente en las orejas y en los labios me apretaba y me colocaba sus hermosas manos de artista en mi culo y me gustaba cundo me las apretaba. Nos sentamos y charlamos de todo y bebíamos vino Darioush Bodega 2007 Firma Cabernet Sauvignon, que me dijo que tenia tres botellas para una ocasión especial y que esta noche nos la beberíamos porque de verdad era una ocasión muy especial. Ya entrada la noche siendo la 1:00 PM y estando bien entonados comenzó a besarme suavemente en mi boquita y buscaba afanosamente mi lengua y la encontró, suavemente me condujo a la habitación y no dejaba de sobarme mis nalgas, me fue quitando el vestido y quede con la lencería al descubierto y se sentó en el borde de la cama y me hizo desfilar admirando mi garbo y mi delicioso cuerpo enmarcado en una tanga y unos ligueros negros que me hacían ver como toda una puta y eso quería ser esa noche una gran puta.

Me cogió de la mano y me hizo acostarme en la cama boca arriba y deslizo suavemente su mano y me agarro mi pene y comenzó a sobarlo al mismo tiempo que me daba besitos y lamia mis pezones, acto seguido bajo y cogió mi pene con su boca y me lo chupaba deliciosamente y yo quería devolverle sus favores con la misma intensidad con que él lo hacía, me hizo voltear y mi culito quedo a merced suya y cuando creía que me lo iba a enterrar, sentía su lengua puntuda como un acero en mi culito y que delicia, me introdujo uno y dos y tres deditos en mi culito y me lo fue dilatando y yo ya veía lo que se venía.

Se acostó en la cama y empecé a besarlo recorriendo su cuerpo desde la boca, por la nuca y me detuve a acariciar sus manos de artista y le daba besitos en cada uno de sus dedos, baje y cogí su pene y me lo lleve a mi boca y lo besaba y le daba una lamidas y hasta lo profundo de mi boca me lo llevaba haciéndolesentir un placer quedecía constantemente que lo estaba matando, cuando ya tenis su miembro bien erectome acosté boca abajo y levante suavemente mi pelvis hasta encontrar su pene duro y puntudo, el cual se fue introduciendo suavemente en mi culito y yo no hacia sino que dejar escapar unos gemidos suaves de profundo placer, una vez que estaba totalmente adentro comenzó a entrar y a salir con una delicadeza que me fue llevando a experimentar un placer que nunca había vivido, quería gritar o llorar no sabia que hacer, era delicioso sentir ese miembro hurgando todo mi ser, empecé a dar unos movimientos suaves acompañado de sus movimientos porque quería venirme al mismo tiempo con el cosa que asi paso y al grito de ambos nos venimos y me apretaba fuerte y delicioso y yo sentía unos chorros de semen que me quemaban mis entrañas por lo delicioso que se sentía.

Seguidamente nos fuimos para el baño y nos duchamos, con bastante jabón nos limpiamos y aprovechábamos para darnos besitos llenos de amor y mucha dulzura, me seco y lo seque, nos fuimos para el cuarto, nos arropamos y me abrazo de una manera tan amorosa mi espalda contra su pecho y yo podía sentir su pene rozando mis nalgas y me gustaba y yo me sentía muy feliz. Asi nos quedamos dormidos, siendo las 5:00 Am, fui el primero en despertarme y al ver ese miembro desnudo y maravilloso sin mediar absolutamente nada lo cogí y me lo lleve a la boca y empecé a darle una mamada que hizo que mi estilista artista hermoso se despertara y se retorciera del placer que le estaba dando, le hice brotar un manantial de semen que cayo sobre mi cara y me lo regué por toda ella como si fuera un crema ylo lambia deliciosamente y lo hice voltear y le metí suavemente mi lengüita en su culito y lo hice gritar de placer y de alegría por las mamadas que le daba en su culito.

Me despedí de él y Sali a la parada del Trans milenio y lo abordé, porque no quería que me vieran llegar con él. Cada vez que paso por su sitio de trabajo me lanza su mirada picara y grosera y se en el fondo que estamos ansioso de encontrarnos en otro puente para terminar de disfrutar lo que empezamos.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ