¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Al día siguiente ya eran las 9 cuando nos despertamos, cuando desperté tenia al brazo de mi suegro encima y una pierna y estaba en cucharita, con su verga detrás de mis nalgas. Me dijo: “yernito no te muevas aún esta muy rico dormir asi contigo” me desperté y fue imposible no notar el calambre llanero una parola impresionante, se iba ese dia de regreso a Bogota y la verdad me antojo su verga, empece a mamarsela y él se despertó, me pidió que me sentara encima, así lo hice, entro muy suave pues mi culo estaba muy lubricado, me apretó de las caderas, me pidió que me recostara sobre el apretaba mis tetillas y las chupaba y mordía delicioso, mi culo estaba sintiendo su verga deliciosa entrando y saliendo de un momento a otro sentí como toda su leche se vertía dentro de mi, ahí note que padre e hijo estaban observando el espectáculo se hicieron a lado y lado mio y se masturbaban no pude resistirme y empece a mamarselas una luego la otra mientras aún tenia la verga de el poli en mi culo que poco a poco se iba reanimando estaba con la verga del hijo en la boca y se corrió dentro, pude disfrutar de ese sabor almendroso de su semen luego mi suegro me puso la verga en la boca y no pararon hasta correrse en mi boca, muy abundante sentí que me ahogaba, me cogía la cabeza y me empujaba con fuerza hacia él.

Descansamos un rato, nos duchamos, desayunamos y nos pusimos a trabajar, eran las 11 de la mañana y estaba demasiado caliente el día, descansamos un poco por el calor y mi suegro me dijo y dime que ropita tienes puesta debajo. Le dije que tenia unas tangas rosadas tipo hilo, a lo que contestaron todos que se las mostrara, lo cual empece a hacer moviéndome sensualmente, ellos también quedaron en interiores y nos metimos en la piscina, me acariciaban y me sobaban de repente mi suegro se saco la verga y me bajo la tanga metiéndomela toda dentro de la piscina, luego mi cuñado y luego el poli, y pusieron un reto de dar duro por un minuto y no correrse. El primero que empezó fue el poli, un minutos de salvajes penetraciones, termino su tiempo y siguió mi cuñado el cual me dio como a rata esquineada y por ultimo mi suegro el cual también me dio duro, firme y delicioso y así siguieron los turnos varias veces el primero que no pudo aguantar fue mi cuñado, se paso del minuto pero era porque ya habia pasado la barrera del aguante, senti su tibia leche dentro. Luego fue mi suegro mandando todo hasta el fondo y quedándose quieto mientras me rellenaba como pavo y de ultimas me empezó a dar el poli su deliciosa vergota entraba muy adentro el que no podía más era Yo, sentía una estimulación de próstata impresionante se me puso la verga demasiado tiesa y me corrí me temblaban las piernas, él me sujeto y me siguió dando, aumento su movimiento hasta que se vino dentro sus chorros dentro, me decía que rico batir toda esa leche dentro del culo. Mi suegro salio de la piscina y fue a averiguar lo del almuerzo al rato volvió para preguntarnos que queríamos, salio de nuevo y al rato volvió mientras nosotros seguimos en la piscina Yo estaba agotado. A los 40 minutos aproximadamente llego el almuerzo salimos de la piscina, me puse la tanga y comimos, el poli se dirigió al cuarto a organizar su maleta yo me senté en la silla de sol y me dormí un rato.

Me desperté, no se cuanto tiempo paso. Me dirigí al cuarto y estaba el poli durmiendo,pero yo al entrar le desperté y miro el reloj y dijo se me hizo tarde, y presuroso empezó a organizar su ropa y maleta; yo de puro calenton empece a manosearme, me acariciaba todo el cuerpo, acariciaba y apretaba mis nalgas, él no pudo más y se acerco a mi y me dio un beso muy pasional, nos tiramos en el colchón y nos dábamos besos caricias, más era un momento romántico que sexo entre machos, me acariciaba todo el cuerpo, me apretaba las nalgas sin dejar de besarme, me puso bocabajo y me abrió de patas, me corrió la tanga y me la metió mientras me empezaba a besar el cuello me sentía más seducido que culiado y aunque me estaba dando muy rápido era mucha pasión pero había algo más. Ël me decía mientras me daba que como seria de rico que mi cuñada le aguantara toda la verga y que le diera culito y que yo lo tenia encacorrado, luego me pidió ponerme en 4 patas y me empezó a dar de perrito de una forma y se vino delicioso en mi.

Descansamos y él se vistió y se despidió dándome un beso en la boca y un apretón en la nalga.

Continua…...


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ