¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Caricias: ¡eleva la temperatura de la relación!

¡Química, la chispa de la pasión romántica! Aunque la conocemos, olvidamos que tiene fecha de vencimiento. Por eso, cualquier relación requiere actos que cada día la nutran, como las caricias. Estas son más que gestos o movimientos, pues son una unidad de reconocimiento de atención. Cuando acariciamos a otro, le decimos “te veo y te valoro”.

Recordemos que la satisfacción sexual va más allá de la penetración, es un lenguaje y una danza que se trabaja en la relación. Por eso, te contaremos los beneficios de encender el ambiente con estos pequeños actos.

Beneficios de las caricias sensuales en tu relación

El hambre de piel es aliviada

La ausencia de contacto físico produce un síndrome neurológico conocido como “hambre de piel”. Los toques son una necesidad propia de las personas. No solamente sexual o placenteramente, sino que también genera un sentido de propiedad del cuerpo.

Mejoran la satisfacción sexual

Las parejas que comparten tiempo y dedicación tras el sexo disfrutan profundamente del erotismo. Así que, están más satisfechas con la relación y con la actividad sexual. Esto es porque, más allá de las posturas sexuales, el sexo es una unidad con el cariño, la intimidad y el compromiso de la relación (Martínez, 2022).

Se activa la hormona del amor

Al acariciarse, se libera la oxitocina que es la hormona del amor, esto produce una sensación de bienestar mientras reduce los niveles de cortisol, conocida como hormona del estrés (Vásquez, 2022).

Besar fortalece el sistema cardiovascular e inmune

Todos los tipos de besos que puedas imaginar y dónde los puedas imaginar, tanto en zonas comunes como la boca o más privadas, te ayudan a mejorar tu salud. ¡Así es! Los besos fortalecen el organismo mientras disminuyen la ansiedad (Martínez, 2022).

¿Dónde y cómo dar caricias sensuales?

Prestar atención a otras partes del cuerpo más allá de los genitales, llevará la experiencia sexual a otro nivel. Por ejemplo, un toque en el cabello puede expresar evocar sensaciones de lo que harías a tu pareja en zonas mucho más privadas. Igualmente, besar y acariciar el cuello será fantástico.

Así mismo, acariciar los hombros libera tensión y estrés, puedes rozarlos con los dedos, pero también con los labios (Martínez, 2019). No olvides la clavícula, pues este huesito es muy sensible.

Además, ten en cuenta que no es lo mismo tocar ligeramente que acariciar con pasión. Ahí está la clave del erotismo: explorar con tu tacto el cuerpo de tu pareja. Así que acaricia haciendo una suave y ligera presión, a la vez que te deslizas lentamente a través de su cuerpo.

El encuentro sexual no es solo fascinante, pues la sensación del otro cuerpo es mágica y estimulante. Así que, prueba a dar caricias dulcemente en la parte interior de los muslos, la espalda baja, el pecho y el abdomen. Además, no te limites a acariciar solo con tus manos, utiliza otras partes de tu cuerpo. Por ejemplo, tus piernas, tus senos o tus glúteos.

Cada pareja tiene sus dinámicas y gustos, pero las caricias y el toque físico pueden potenciarla. Recuerda que la sexualidad también es un ámbito importante de la pareja, tanto como la comunicación y la confianza.

Referencias Bibliográficas:

Martínez, E. (2022) Abrazarse después del sexo, ¿qué beneficios tiene para la salud? Cuídate Plus. https://cuidateplus.marca.com/sexualidad/pareja/2022/04/10/abrazarse-despues-sexo-beneficios-salud-179697.html.

Martínez, P. (2019) 10 zonas erógenas que debes explorar con tu pareja. Glamour. https://www.glamour.mx/tu-vida/amor-y-sexo/articulos/zonas-erogenas-sexo-pareja-tips-relaciones/1871

Vásquez, C. (2022). Caricias: su importancia y sus beneficios, según la ciencia. Consumo Claro. https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/caricias-importancia-beneficios-ciencia_1_8984110.html


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ