¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Eyaculación femenina o squirt: aprende cómo lograrla

Para lograr el orgasmo femenino, es muy importante que aprendas a conocer tu propio cuerpo. De esta forma, al identificar tus zonas erógenas y estimularlas correctamente, no habrá barreras para el placer. ¿Alguna vez has experimentado la eyaculación femenina? Si no es así, en este artículo te compartiremos algunos secretos que te dejarán chorreando de placer.

No es un mito: la eyaculación femenina sí existe

Está comprobado: las mujeres pueden eyacular. Aunque en un principio se pensó que solo podría tratarse de orina, la ciencia pudo evidenciar que la eyaculación femenina es posible antes, durante o después del orgasmo. Y esta se caracteriza por la expulsión de fluidos procedentes de la uretra, la cual puede ocurrir durante la excitación sexual o el orgasmo en sí (Barrel, 2019).

Además, se cree que existen varios tipos de eyaculación (Espitia, 2019):

·         Expulsión a chorro de una gran cantidad de líquido eyaculatorio o squirting.

·         Eyaculación durante el orgasmo, con la emisión de un líquido blanquecino de cantidad variable.

Existen varias hipótesis que buscan dar explicación a la eyaculación femenina. Entre estas (Barrel, 2019; Espitia, 2019):

·         Debido a la estimulación del punto G, un área que se encuentra en el tercio medio de la pared anterior de la vagina. Esto puede facilitar la expulsión del líquido durante el orgasmo.

·         También, debido a las glándulas de Skene que se encuentran ubicadas en la pared anterior de la vagina, muy cerca del punto G.

·         Por un aumento de la lubricación vaginal.

Lo cierto del asunto es que muchas de las mujeres que la han experimentado aseguran que es una sensación abrumadora y de liberación. Y que ha sido el resultado de la estimulación del punto G. Es decir, de esta área que permite acariciar partes internas y ocultas del clítoris (Fox, 2019).

¿Cómo lograr la eyaculación femenina?

Recuerda se trata de tu cuerpo. Por tanto, tómate tu tiempo y hazlo con confianza. Una recomendación inicial es que, antes de comenzar a explorar, procures la excitación sexual. Esto, debido a que el punto G suele inflamarse durante la excitación. De este modo, te será más sencillo palparlo.

Sabrás que lo has encontrado cuando sientas una zona más esponjosa que sobresale del resto del tejido vaginal. Una señal más clara será que, al acariciarlo, sentirás cómo se incrementa el placer (Funes, 2020).

A continuación, te compartiremos algunos consejos que pueden ayudar a favorecer la eyaculación femenina (Funes, 2020; Sutton, 2018):

Estimula tu punto G sin olvidar tu clítoris

Al masturbarte, puedes alternar la estimulación entre el clítoris y tu punto G. Con una mano acaricia tu clítoris mientras con la otra te penetras con tus dedos o un juguete sexual. Con cuidado, acerca tus dedos o el juguete a la pared anterior de tu vagina en un movimiento de “ven aquí”. Estimula según lo que te dé más placer. Por ejemplo, puedes alternar entre toques suaves y firmes.

Amazonas en busca del chorro anhelado

Monta a tu pareja y, en lugar de realizar los acostumbrados movimientos de arriba hacia abajo, prueba a moverte hacia adelante y atrás. Empínate un poco más de espaldas para que el ángulo te permita estimular el punto G. Suéltate y no pares de experimentar con el ritmo y los ángulos.

Eyaculación femenina de perrito

Esta posición permite una penetración más profunda. Colócate cerca del borde de la cama para que tu pareja quede de pie detrás de ti. Durante la penetración, deja caer tu peso sobre tus antebrazos. De este modo, tus caderas se elevarán más y tendrán más oportunidad de estimular el punto G.

Cuando llegues al orgasmo, podrás notar cierta cantidad de líquido. Es importante tener en cuenta que esta cantidad varía de una mujer a otra. También, que todo dependerá del grado de excitación que haya alcanzado.

De acuerdo con la Sociedad Internacional para la Medicina Sexual, entre el 10 % y el 50 % de las mujeres experimentan la eyaculación.

Por su parte, algunos expertos en sexología creen que todas las mujeres pueden experimentarla, solo que no lo notan. Al respecto, sostienen que es posible que no lo detecten porque el fluido termine desplazándose hacia la vejiga, en lugar de salir del cuerpo (Barrel, 2019).

En todo caso, lo importante es que te animes a disfrutar de tu sexualidad sintiéndote libre de experimentar el mayor goce. Déjate llevar, disfruta tus encuentros íntimos y no te olvides de aplicar nuestros consejos para que descubras un nuevo nivel de placer.

Referencias bibliográficas

Barrel, A. (2019, 27 de septiembre). ¿Qué es la eyaculación femenina? Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/es/326486#beneficios-medicos

Espitia De La Hoz, F. (2019, 20 de mayo). PREVALENCIA Y CARACTERIZACIÓN DE LA EYACULACIÓN FEMENINA. ESTUDIO DE CORTE TRANSVERSAL. EN MUJERES COLOMBIANAS DEL QUINDÍO. 2012 A 2016. Biociencias, 14(1), 51-64. https://doi.org/10.18041/2390-0512/biociencias.1.5323

Fox, A. (2019, 18 de enero). Algunas preguntas (y respuestas) sobre la eyaculación femenina. BBC Mundo. https://www.bbc.com/mundo/noticias-46922539.amp

Funes, A. (2020, 29 de febrero). Qué es el squirt: consejos para conseguirlo.  https://www.elespanol.com/como/squirt-consejos-conseguirlo/470953186_0.amp.html

Sutton, J. (2018, 5 de junio). Todo lo que debes saber acerca del punto G. Healthline. https://www.healthline.com/health/es/punto-g-de-la-mujer#Encuentra-lo-que-funciona-para-ti


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ