¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Carta De Una Sumisa A Su Señora:

Carta de una sumisa a su señora:

Estuvimos cierta noche de cierto día con mi amo y aunque ya había tenido experiencias con chicas a petición de mi amo, esta ha sido una de las más importantes de mi vida y una de mis mayores recompensas que mi amo me ha dado.

Fuimos a recoger a una esclava a su casa en un barrio alejado de la ciudad, ella venía toda vestida de negro, de minifalda y zapatillas negras, traía el cabello recogido en cola de caballo, junto a un escote que dejaba resaltar un medallón que indicaba que esta esclava pertenece a mi amo.

Cuando ella ingreso a la camioneta me causo sorpresa que no me saludo como antes, si no que en cambio me dijo “buenas noches mi señora” ,buenas noches Mildred ;“buenas noches mi amo”, buenas noches mi esclava; de allí nos dirigimos a un bar donde escuchamos música y hablamos de muchos temas, luego de dos medias de aguardiente decimos ir al motel , donde mi amo me ordeno que entrara primero, ingrese y o sorpresa me lleve cuando traía mi amo amarrada del cuello y gateando a la esclava, mi amo me ordeno sentarme en el diván donde me dio el collar que sostenía a la esclava y me dijo: “este es tu premio a tu obediencia, puedes utilizarlo usurarlo como quieras” , acto seguido la esclava saca un oficio y lee, mientras mi amo azota las nalgas de ella, besa, nalguea muerde, sostiene duro sus pezones, pellizca, introduce sus dedos en su ano, tira del cabello para que me mire a los ojos y me ordena mírala a ella también a sus ojos.

Cacheteo a quien en ese día fue mi esclava por órdenes de mi amo, y dejo que prosiga con su lectura… (Copio literalmente la carta que luego de leída, mi esclava me obsequia)

“Mi  señora le debo respeto por ser la mujer de mi amo, estoy a su entera disposición, veo, escucho y ciento lo que usted quiera que vea escuche y sienta, su placer es mi placer, porque estando usted feliz mi amo esta feliz quien es la persona más importante para mi.

Debo su obediencia a usted mi señora y su respeto, ya que usted es la esclava mas obediente de mi amo, usted es mi ejemplo y hoy estoy acá para complacerla en lo que usted me manifieste.

Seré su esclava y su sirvienta en esta sesión, donde podrá azotarme o darme nalgadas, usted es mi reina y yo su sierva a quien responderé todos sus llamados y ordenes. Seré su puta bella emperatriz a petición de mi amo, gateare si así usted lo prefiere, puedo maullar si usted así lo quiere, todos sus caprichos serán satisfechos por mi esta noche, porque soy y seré siempre su mayor admiradora.

Mi señora hoy su obediencia ha sido recompensada por mi amo, yo soy su premio y podrá degustar mi cuerpo a su menester.

Besare y lameré sus plataformas en señal de mi obediencia, arrodillada a sus pies estaré, mi señora estoy muy contenta de poder ser suya esta noche.”

Mi amo se sentó en la cama, mientras observaba como ella lamia mis plataformas, se me ocurrió que siendo yo su ama, me pare y puse uno de mis pies encima de su espalda mientras ella seguía lamiendo mi pierna, luego la monte como si fuera caballo sin soltarla en ninguna de las dos ocasiones del collar, mientras mi amo tomaba fotos (debo aclarar que toda esta sesión fue filmada desde su inicio por mi amo), me veía divina ese día y me sentía súper feliz.

Mi amo cuando vamos a realizar alguna sesión importante siempre es bueno conmigo, ese día recuerdo que fuimos a Studio F, donde me compro un enterizo blanco para mi y unas plataformas de tira gruesa blanca en la parte que ajusta al tobillo y transparente en la parte que ajusta los dedos de mis pies, también compramos un hilo dental muy sensual de color blanco. En la mañana me había ido al spa no sin antes pasar por la peluquería a pintarme el cabello, soy rubia pero a mi amo le gusta que tenga el cabello mas rubio aun, también pase por el spa de uñas y en fin estaba ansiosa porque llegara la noche.

Como he venido describiendo esa  noche fue grandiosa porque puede practicar con mi esclava todo lo que había aprendido con mi amo, de esta forma bese, nalguea mordí, sostuve  duro sus pezones, pellizque, introduje mi dedos en su ano y su vagina, tire del cabello, pronuncie palabras soeces a mi esclava, ofendí y humille, besaba en repetidas ocasiones de lengua a mi Mildred sosteniéndole la mandíbula, le ordene que me desvistiera y que besara toda sin quitarme las plataformas, me puse de espaladas y le ordene que boca abajo me lamiera y besara el ano, me coloque a cuatro patas y le ordene que me introdujera su lengua en mi rosadito ano ,también le dije que lo lamiera y que le diera muchos picos, frote mi vagina con la suya y literalmente practicamos un tijeraso, estaba poseída ese día por la excitación, podía sentir y notar que mi rostro había cambiado, me sentía caliente, podría notar por los espejos que mi rostro estaba rosado y que mis ojos verdes estaban transportados a otra dimensión, pude desconectarme de la realidad para vivir ese ensueño, por segundos perdí a mi amo, a quien no me veía por ningún lado, esta sesión era mía y la aprovecharía al máximo, así que luego me quite las plataformas y le di mis dedos a Mildred para que lamiera besara y chupara, mientras me tocaba los senos y frotaba como loca mi vagina hasta el punto de venirme.

Acto seguido solicite con todo el respeto a mi amo venirme, pero el se negó, empujo a Mildred fuera de la cama y le ordene mirarnos, mi amo me monto y me sugirió “ahora si puedes venirte ¨” cuando estaba en el clímax mi amo introdujo dos de sus dedos en mi ano y pude lograr un orgasmo divino.

Luego me dejo descansar mientras culmino la sesión penetrando a Mildred por el culo.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ