¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Hace un tiempo atrás una amiga de tez morena me invito a una fiesta cerca de su casa, tomamos ron, y para ser sincero, no me gusta el ron, me sienta muy mal, y así paso, desperté al otro día abrazando a mi amiga desnudo y no me acuerdo de nada, nos dejamos de hablar con mi morena porque me mintió con un estado de embarazo después de ese día. Años después nos encontramos y que sorpresa me lleve al verla hermosa, quedamos en salir a recordar viejos tiempo, y así paso, días después salimos, nos tomamos un trago pero como quería acordarme de todo no tome mucho, le propuse ir a un motel y ella dijo que me había demorado en proponerlo se hecho a reír y salimos de inmediato hacia el lugar. Al llegar pusimos música y abrimos las cortinas para que entrara algo de luz y así poder ver lo que hacíamos, nos besamos y se empezó a desnudar bailando al son de reggaetón que ella había colocado, quito primero sus botas negras y sus zapatos, luego un jean negro que dejaba ver su gran cola seguido quito su blusa negra, quedando así en ropa interior negra también, un sostén delicioso y un hilo muy chiquitico, me fui a levantar de la cama para también desnudarme y no me dejo, se poso sobre mi y con sus 1.80mts de altura y su figura estilizada comenzó a moverse y a quitarme la ropa hasta quedar totalmente desnudo y me pregunto, que quieres, a lo que de manera inmediata respondí, que me la mames, y lo hizo, no quería desperdiciar esos labios carnosos y mientras me hacia el mejor sexo oral del mundo soltó su sostén dejando libres a ese par de tetas negras de pezón negro 34b y su pequeño hilo dio vuelta y me puso su vagina negra bien depilada y ya un poco húmeda en la cara para que le devolviera el favor, cosa que hice sintiendo como apretaba mi lengua como queriéndosela tragar, yo no me quería venir rápido entonces al cabo de un rato tome fuerzas como pude y me levante la puse de rodillas en la cama sobre la cabecera y mirando hacia la pared, me puse tras ella y la embestí, ella levantaba sus manos tocando toda la pared, sus grandes senos se estrellaban contra la misma, pasaba mis manos a tocarlos y se sentía fríos y duros, gemía y cantaba delicioso y de nuevo esa sensación de quererme tragar mi verga con su vagina, luego ella con fuerza se dio vuelta tomo mi verga entre sus manos y la chupo, me encantaba, aprovechando la posición me levante muy despacio para que no la sacara de su boca le bese la espalda y cuando la saco para tomar aire corrí hacia atrás de ella y se la metí, lo único que me dijo era que no le diera por el culo ya que era virgen y la vez que lo intento le dolió mucho, yo no tuve lio solo quería su vagina, lo metía con fuerza y lo sacaba duro, ella gozaba, claro que era otra de sus estrategias para tomar aire porque de nuevo se dio vuelta, me tumbo a la cama con fuerza, me acostó boca arriba, se sentó sobre mi y lo metió, se movía al son de la música, me dedico una canción de reggaetón sobre la infidelidad, la cantaba y movía sus caderas sin parar, sentía mi verga muy dura y muy caliente, al terminar la canción ella grito y sentí un chorrito caliente que me mojaba la pelvis, aproveche, la acosté en la cama ella seguía gimiendo y su vagina llena de fluidos yo me puse sobre ella me masturbe y me vine en sus tetas, ella las tomo y masajeo, como si mi semen fuera el mejor extracto para hidratar su piel, se chupo los dedos y me dijo, vamos a la ducha, que esto apenas comienza


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ