¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Convirtiendo A Una Chica Caliente En Una Esclava Sexual

Tabla de contenido

Esta historia que voy a narrar a continuación se llama:

El tránsito de una mujer caliente a una puta de verdad.

Primera parte

Ana es una mujer bonita, agradable, pero lo mejor que ella tiene es que es de mente abierta, ha transitado por el camino de la sexualidad sin muchas restricciones y yo he logrado crear en ella la suficiente confianza para poderla guiar y llevar a esos lugares oscuros que la pasión del ser humano a veces no conoce.

Todo con ella es un experimento, no importa que sea caliente que sea muy arrecha como lo soy yo, mi propósito con ella es que hagamos tantas cosas de manera ilimitada, hasta el punto de que miremos atrás y pensemos que hicimos lo que nunca antes habíamos hecho o quizás dijimos que no íbamos hacer, sin mar preámbulos voy a narrar una parte de nuestro primer encuentro sexual

Todo sucedió en noviembre, quedamos de encontrarnos en la terminal del norte y así fue, a una hora acordada ella llegó y yo la estaba esperando, cuando nos vimos sonreiremos, y cuando nos acercamos a saludarnos, ella me fue a dar un beso en la mejilla y yo simplemente la besé en los labios, le di un beso largo, de esos que te quitan el aliento, un beso de esos que por el lugar en el que estábamos no podía ser más apasionado porque nos echaban de la terminal. La beso y de inmediato la garro de la mano como si fuera mi pareja, ella, entiende el mensaje, sabe que desde que se bajó de ese bus es mía, sabe lo que tantas veces le dije, que al bajarse de ese bus dejaría de ser Ana maría barragán para ser simplemente la puta de Daniel, ella lo recuerda, lo sabe, y la excita pensar que será lo que le tengo planeado.

Bajamos un piso de la terminal y de inmediato le entrego algo en una bolsita, es un huevito con un cable, le ordeno que vaya al baño y se lo meta en su coñito, y que deje el cable por fuera, ella va y antes de entrar al baño me da un beso. Sale con el cable que no se ve, es imperceptible, y no pregunta nada, ella sabe que solo hará mi voluntad, confía en mí.

Tomamos un taxi y nos vamos para un hotel, y cuando vamos en el taxi, tomo el cable, y en chufo en un control cito que tengo y ella empieza a sentir como el huevito vibra dentro de ella, ay! exclama! Pero en el taxi ella disimula y siento como poco a poco se pone colorada, está caliente, arrecha, y le gusta que la trate así. Le gusta sentirse mía, le gusta estar a mi merced y que juegue con ella.

Llegamos al hotel, entramos y tiramos los bolsos y nos besamos frenéticamente, mis labios fueron hechos a la medida de sus labios y nuestras lenguas se recorren de manera sincronizada. Dejo de besarla y le pregunto ¿Ana, de verdad quieres que te trate como a mi puta? Y ella me mira a los ojosy me dice ¡SI!, me has hecho desearlo todos estos días. Entonces le digo, si vas a ser mi puta, entonces coloquemos las siguientes reglas.

1.Cuando estemos en la habitación teniendo sexo me dirás señor o mi señor

2.Todo lo que te pida que hagas, solamente hágalo o sino de castigo serán unas nalgadas

3.Recuerde que todo lo que hagamos será para nuestro placer todo está permitido, exceptuando lo que ya me dijiste que no te gustaba.

4.Este collar (te muestro uno de cuero bonito) lo llevarás siempre puesto desde que estés conmigo y significa que eres mía.

Luego de esto, y con el huevito aun adentro de ti, me acuesto en la cama y te pido que te desnudes, y yo muy perra lo haces delante de mí, off que sexy lo haces, te quitas blusa, brasilera, y el jean azul, lo haces de espalda dejándome ver ese culo grande y rico! Te gusta mi señor? Me preguntas y yo con la boca abierta te digo que sí.

Te pido que me lo chupes y vos venís, me quitas el jean la camisa, y sacas mi pene de mi bóxer y lo vez mojadito, ahhh sabes que estoy arrecho, le pasas la lengua por la cabeza y sientes ese sabor que tanto te gusta, lo haces de manera golosa, lo haces mirándome a los ojos mientras con tu manos te tocas las tetas, las nalgas ahhhh estas muy caliente muy deseosa, mientras lo haces mis pies tocan tu vagina mojada, y mi dedo toca tu clítoris y tu metes el dedo de mi pie en tu vagina mientras chupas y tu vagina aprieta mi dedo mostrándome las ganas que tienes. Ay mi señor mira que me tienes, y yo te digo palabras fuertes, subidas de todo y vos feliz, caliente arrecha, ahhhh antes de venirme te pongo en cuatro.

Y vos pensás que te voy a clavar, pero no, tomo un vibrador que tengo y te lo meto en la vagina, sientes como vibra, te recuerda el huevito que hacía rato tenías, y mientras lo sientes como te penetra como entra y sale de ti, sientes mis labios en tus nalgas y mi lengua en tu culo, ahhhh, te hablo obscenidades, te doy nalgadas, te meto ese juguete duro y vos en un momento, muy arrecha te has venido ya unas tres veces, ahhh gritas, ahhhhh dale duro mi señor dame duro! Soy tuya mi señor cómeme, cómeme como tú quieras ahhhh.

Luego de venirte, me tomo una cerveza y vos acostada a mi lado te digo que vamos jacuzzi que te voy a bautizar como mi perra, tú lo sabes, te da morbo, tienes ganas de ese ritual.

Entonces te arrodillas, y te pido que te cojas el cabello con un moño, lo haces, y me hago detrás de ti y de repente sientes como empiezo a orinar tu espalda, y como esa agua caliente e recorre tus nalgas y tus piernas, voy volteando y orino tus senos desde tu cuello hacia abajo y yo me dices, ay mi señor que rico. Luego de esto tú obediente, sumisa me das una última mamadita y me sientes en tu boca. Aun no te he dado leche, pero sabes que te la daré. Te paro, vaseo la bañera del jacuzzi, y la juago con agua, y luego pongo a llenar la bañera.

Te seco un poco con una toalla, y nos acostamos en la cama, hueles a mí, sabes a mí, sigues excitada porque nadie te ha tratado así y aún no te imaginas lo que sigue, pero me miras a los ojos y me dices, MI SEÑOR DE VERDAD ESTOY DISPUESTA A SEGUIR SUS LOCURAS Y CAPRICHOS.

Segunda parte

Sentimos que el jacuzzi se llena, y vos acostada en mi pecho, sumisa, esperando a ver qué será que sigue, voy a mi bolso, y saco una cadenita y de la pongo en tu collar, me miras a los ojos expectante, y te digo. – ven, voy a mostrarte que es ser una perrita sumisa, esto es mucho más que palabras, son acciones demostrativas de que verdad estas en disposición de complacerme, si algún día has de querer ser mi ama primero tengo que entrenarte. Y tú me respondes, Bueno mi señor.

Te digo que te pongas de rodillas en el suelo en cuatro y te voy trayendo en la cadena suevamente y tú caminas en cuatro paticas como una perrita. Te traigo hasta mí y te digo, besa mis pies y llevo mis pies hasta tu boca, tú me mirasy les das besos, luego me siento en una poltrona en el hotel y tu empiezas a lamer mis pies, ah, te gusta, te da morbo, piensas para tus adentros, NUNCA PENSÉ QUE HARÍA ALGO ASI, pero sigues, tratas de complacerme, todos mis deditos los besas y los chupas, y metes el dedito gordito en tu boca y lo chupas como si fuera un pene, saco de mi bolso varias cosas entre ellas lecherita, la dejo caer en mis pies y tú, melosa no paras de chupar mis acaramelados dedos. Dos gotas cayeron en el suelo, una baldosa limpia color verde clarito, quito mi pie y te señalo al suelo y te digo, no dejes nada por ahí regado y yo pensando que con tu dedo lo limpiarías, me llevo la sorpresa de que tú, como si fueras una perra de verdad lo lames mientras me miras sonriente a los ojos.

Me paro, con mis pies limpios y te sigo trayendo de la cadena y tu caminas muy puta en cuatro patas, te gusta sentirse así, esa sensación de sentirte libremente sometida, libremente complaciente, te tiene súper mojada, lo sé, se te nota, tu vagina está que me pide mi pene, pero no lo haces, sabes que yo me complazco con tu cuerpo y que tu cuerpo lo usaré para mi placer y que usándolo quizás tengas más placer tu que yo, lo sabes, lo tienes claro, así que aguantas.

Ahora te toca a ti, te dejo de rodillas, en el suelo y te quito la cadena, me acuesto en la cama y cuando me acuesto te digo que te sientes en mi cara, tú de inmediato o haces, te digo que mojes mi cara con tus jugos y tu restriegas tu vagina en mi cara, mi nariz en toda la mojas y me muestras lo caliente que estas luego te quedas quita y sientes como mi lengua le recorre y pasa desde tu ano a tu clítoris, sientes como apretó tu clítoris con mis labios, lo aprietolo succiono, ahí te gusto y vuelvo nuevamente a tu ano. Para ese momento ya lo sabes, sabes que te voy a dar por el culo, sabes que me lo comeré y sabes que tengo derecho y no tengo que pedirte permiso.

Te da morbo pensar que te voy a culear, a veces te da susto que te den por el culo, no porque no te guste, sino porque muchos brutos son toscos para hacerlo y te lastiman, pero de mí no te da miedo, todo lo que te hago te gusta, todo que genera expectativas y te moja. Estando encima de mi cara sintiendo mi lengua, sintiéndome así, estas que te vienes, dices que te vienes siempre en cuatro, pero esta vez, mi lengua, mis palabras, mis gemidos hacen que te vengas en mi boca. Es la cuarta venida y ha pasado apenas una hora. Te digo que te pares y que te acuestes boca abajo, no te dejo descansar, el tiempo es oro, serán 24 horas que estemos juntos, pero no quiero desperdiciarte un segundo.

Rodeo tu cintura con mis piernas sentándome en tu cola y sientes como te doy un masaje en tu espalda, un masaje acompañado de besos mordiscos, pero un masaje delicioso. Bajo hasta tu culo, ahhh, me gusta como es, depilado, suave, lindo, lo unto mucho con mi saliva y le unto una crema, para ese momento estas tan relajada, que entra un dedo y hasta dos con facilidad. Meto un acostumbrador anal en ti, y te lo dejo dentro. Te digo que te pares y vengas conmigo al jacuzzi, tenemos que descansar un poco, limpiarnos porque lo que viene, ya te imaginarás como es.

Tercera parte

En el jacuzzi hablamos tranquilamente, me dices ay cami como la estoy pasando de rico, luego recuerdas tu rol y me dices, perdón, señor, y con esa norma de respeto seguimos dialogando, me gusta que me digas que te gusta, que es lo que mas te calienta para seguir haciendo énfasis en eso y cada vez procurarte mucho placer. Porque una mujer de verdad se entrega a los brazos de un hombre si este sabe complacerla, una mujer en un caso como el nuestro aprende a ser sumisay a confiar porque su obediencia se compensa con el placer que su señor le da.

Es una situación distinta apenas estas entrando a conocer poco a poco el campo de la sumisión, apenas esa idea de ser una puta te está de verdad rondando la cabeza y no te imaginas como la voy a hacer realidad, pero confías en mi criterio y por eso te entregas, por eso te dejas llevar. En el jacuzzi mis pies juegan con tu vagina, y los tuyos con mi pene, se que deseas tener mi pene en tu boca, lo noto cuando me miras y muerdes tus labios, sé que me deseas, sé que te encanta mi pene, cuyo tamaño apenas es justo para tu boca, no es ni grande ni chico, pero es un pene que no es feo, no es torcido, por eso te gusta.

Te dejo en el jacuzzi y salgo por dos cervezas, te pido que no te tardes mucho en tomarla, y así hablamos alrededor de media hora y allí en ese tiempo nos hemos tomado dos cervezas. Me paro primero y me juago y te pido que vengas de rodillas y así con tu cara a la altura de mi pene te lo meto a la boca, ahhh tú boca caliente me lo deja parado de una. Pero no, me volteo y de digo que juegues con mi culo, que he descubierto que me gusta que las mujeres jueguen con él, y que tienes permiso para jugar, tu entonces me das una palmada y me pides que me incline y sin más metes tu lengua en mi ano, es como si lo quisieras follar con tu lengua, lo sientes totalmente liso, rasurado y eso te encanta, te encanta que yo sea así de asesado y de limpio me volteas para mamármelo, y metes la mano por debajo de mis piernas y con tu dedo juegas con mi culo hasta que metes todo el dedo. Me siento violado, lo metiste de repente, yo me frunzo y tu medio muerdes mi pene, solo para que me relaje y me miras con cara de malicia sonriendo como sabiendo lo que hacías y lujuriosamente sabes que es como si me violaras.

Sigues mamando, estas embelesada y mientras mamas gimes, sientes esa plug en tu culo con cola, que te hace ver toda perra, y aprietas tu culo,

Ahhh!, y te sientes una puta mamadora y mientras mamas me dices, vente en mi boca amo, dame tu leche. Suplica por tu ración de leche, y tú te lo sacas de la boca y me dices, por favor, lo metes nuevamente, lo sacas, y dices por favor amo dame leche, estoy ansiosa de comerme tu semen amo, y sigues mamando rápido, sabes que me gusta que cuando estén mamando lo saquen y metan rápido, que haga de cuenta que me estoy follando tu boca, y así me vengo sigues dándole y fallándome el culo con tu dedo, y yo gimo, ahhhh, ahhhh sigue perra sigueeeeee, no pares no paressssss, y tu mamas y mamas y de repente te digo: me vengo, me vengoooo aaaahggg, y tú te quedas quieta con mi pene dentro de tu boca y sientes los chorros calientes que llegan a tu paladar, luego lo dejas salir, lo entras lo sacas, y me morboseas con mi semen hasta que te lo tragas.

Cuarta Parte

Luego de esto, te pido que nos organicemos y salgamos a comer, tengo hambre, quiero que salgamos a comer algo y luego nos demos una siesta, 24 horas son tiempo suficiente para culiarlas todas pero con lapsos de descanso que nos permitan disfrutar. Tú te pones un vestido corto que tienes, con tacones negros que te resaltan la cola, eso sí sin tangas te arreglas el cabello, te pintas los labios y yo me arreglo también y vamos a un restaurante.

Hablamos de lo que ha pasado y tú me dices que no se te quitan las ganas que de solo estar conmigo y verme te mojas, que te gusta cómo te trato, que cada cosa que hacemos o te hago es algo que disfrutas mucho. Yo te digo que poco a poco verás la transformación, porque cuando hablo de que serás una puta, no lo digo metafóricamente, lo digo literalmente, pero vas a ser mi puta consentida, pero obediente. Nos reímos y me dices que esperas que eso pase.

Cuando vamos por la calle, vemos un grupo de muchachos en una esquina, se ven bien presentados y cerca de ellos, te volteo dándoles tú la espalda y empiezo a besarte con lengua, tu como buena puta te dejas llevar de mis impulsos, y me respondes con la misma pasión, por allí no hay gente en el momento excepto los chicos; mientras me besas sientes como pongo mis manos en tu culo y poco a poco voy subiendo tu vestido, sé que estas colorada, pero no te importa lo que hago, confías, te dejas llevar y así llegamos a un punto en que le muestro el culo tuyo a esos jóvenes que están ahí y ellos con sus risas nerviosas y de recocha ni saben qué hacer con el espectaCULO que están viviendo, termino de besarte dejo caer nuevamente tu vestido y seguimos caminando y pasamos por el medio de los muchachos, ellos como locos solo nos miran y susurran cosas, te doy una nalgada y seguimos como si nada. Pasaste una de las primeras pruebas para ser una putica de verdad, te dejaste exhibir te dejaste ver, confiaste en mí y ni te imaginas como va a terminar todo.

De regreso al hotel, vamos a cepillarnos y a descansar, nuevamente coloco tu collar, para que no olvides tu rol, para que no olvides lo que debes hacer, te desnudo completamente y meto el huevito en tu vagina, mejor también plug en tu culo y nos cobijamos y tú, sin poder hacer nada, sin poder pedirme nada, solo sientes como se mueve ese huevito según sean las velocidades que yo le dé, y en silencio poco a poco vas teniendo orgasmo tras orgasmo. Lo sabes, eres una puta, eres sumisa, te gusta cómo te trato, me obedeces no por miedo sino por placer, me obedeces sin chistar porque todo lo que hago te gusta. Y así acostados me duermo y apago el huevito, te duermes un rato y descansamos, ya es poco más de las tres de la tarde y tu día aún no acaba.

Quinta parte (una prueba)

Salimos del hotel, antes de salir arreglamos todo y le pedimos al administrador que nos arreglen la habitación nuevamente. Nos vamos a ver una película, y nuevamente en el taxi, el huevito dentro de ti, es un día de esos en que vas a mantener una excitación constante, ahí en el taxi me lo quieres mamar, estas ganosa quieres tener mi pene, dentro de ti en tu boca o en tu vagina o culo. Pero te digo que disimules y no te permito tocarme, solo paso disimuladamente mi mano por tus pezones y se sienten duros, erectos. Como para colocarles unas pinzas de esas que uno le pone a la ropa y pasarles la lengua.

Entramos a ver la película ylos puestos que compré están al final, yo quedo contra la pared y sigues tú, estamos ahí me saco mi pene y vos de una me empiezas a masturbar disimuladamente, te sientes rara, pero excitada, te gusta ver que la gente pasa pero no se percata de lo que hace. Me dices al oído. Amo que me has hecho me tienes muy caliente, ese huevito me tiene súper mojada tuve dos orgasmos en ese taxi y yo sin poder hacer nada, te beso en los labios y te digo, tranquila mi putica, tranquila que ahora te doy leche ahora verás.

En esas al lado de nosotros se sienta un hombre, más o menos de mi edad y tú te asustas, y te haces la loca, solo te recuestas a mi hombro y me dices, ay cami que susto casi nos pillan, pero mientras lo haces, lames tu mano, lames ese sabor a pene que te gusta, hueles tu mano y te excitas, el huevito lo tienes adentro, lo tengo apagado pero aun lo tienes.

Empieza la película y seguimos tocándonos de repente, aquel hombre voltea y nos dice, ustedes que están haciendo, ¿les puedo ayudar? Ahora le digo, le susurro yo. Vos te sentís incomoda, entonces me saco el pene y te digo chupa perrita. Ese tipo me va a ver el culo si me agacho a mamar mi señor, ¿y qué es lo importante?, tu placer mi señor, me respondes. Entonces medio te acomodas y empiezas a mamar, en ese momento prendo nuevamente el huevito que llevas dentro y vos mamás como loca, y yo le digo al tipo que está al lado, si quieres ayudar puedes tocarla, solo acariciarla.

Mientras mamas, sientes esas manos extrañas en tus nalgas, en tus piernas, y te sientes de verdad más puta de lo que pensabas, y no te importa ser acariciada por un desconocido, mientras sigues mamando ahhhh te estremeces te viniste, es raro pero te viniste. Te digo que te sientes y el tipo del lado se está tocando por encima del jean, te digo que le hagas una paja y vos disimuladamente se lo agarras y le haces una paja, hasta que se viene el tipo. Luego cuando está terminando la película salimos de primeros y nos vamos hacia el hotel. Ya han pasado unas 10 horas desde que nos vimos y aún falta más.

Sexta parte, anal.

Al salir del hotel vamos a comer, entramos a un restaurante de ensaladas, comemos una ensalada muy rica, una ensalada de esas que lo dejan a uno satisfecho, lleno y el estómago liviano. Luego vamos alsúper mercado que hay en el centro comercial y compro varios pepinos, varias zanahorias, dos mazorcas. Compramos vino, un ambientador muy bueno en spray para el baño, velas, chorizos entre otras cosas que luego te darás cuenta que haré con ellas...

Al llegar a la habitación saco de mi bolso mágico un enema, el cual te pido que te lo apliques, y que te asees por dentro porque ya sabes que es lo que sigue. Mientras tanto yo me tomo un vino, veo televisión y tú un poco a penada conmigo, pero decidida a no incumplirme nunca te vas al baño. Cierras la puerta y yo te dejo que hagas lo que tienes que hacer, y tú te imagina que voy a hacer yo pero no te imaginas cómo ni cuándo ni por cuanto tiempo.

Al rato sales del baño, me dices que quedaste muy bien, limpia, absolutamente. Dejas el baño con un poco de ambientador y la vela grande que compré pendida. Vienes hacia mí despacio y has asumido para ese momento tu rol de perrita, así que no te acuestas contra mi pecho sino que te echas en la cama a mis pies, desnuda y como una perrita me pasas la lengüita por mis pies y te quedas quietecita en tu sitio en la posición de feto. Yo me paro voy por tu collar y te lo pongo y esta vez te vuelvo a colocar la cadena, para mi sorpresa cuando te coloco la cadena al cuello me dices Gracias mi señor. Y en silencio me doy cuenta que de verdad si has asumido tu rol de ser mi perra y mi puta, que te gusta que lo deseas, que te excita.

Para no dejarte enfriar tomo nuevamente el huevito y te lo meto en tu vagina, y tu acostadita en la cama en la parte de abajo, solo gimes levemente, mientras yo manejo desde el control las distintas velocidades, pongo la tv y dejo que pase un programa y que tu ano se relaje al igual que tu recto. Pues te necesito completamente limpia para mí.

Cuando menos lo piensas me levante y te agarro fuertemente de las caderas y te pongo en cuatro saco bruscamente el huevito y te meto mi pene en tu húmeda chocha ahhh exclamas! Te garro del pelo y te digo, cállate! Quien dijo que tienes derecho a sentir placer? Te agarro nuevamente y tepregunto, acaso te di permiso de que gimieras? Y tú dices NO AMO, y muerdes la cobija mientras sientes que te lo meto y saco frenéticamente, te vienes unas dos veces y lo saco y te lo empiezo a meter por el culo. Ahhhh exclamas y me enfado y de una te lo meto. Y tu como sabes que no podías exclamar nada así te estuvieras muriendo, solo sientes ese pedazo dentro de ti, y yo como soy un amo bueno prefiero no violarte en esta ocasión dejo que tu culo se acomode a mi pene y luego sí, me muevo como loco y te dejo el recto lleno de semen. Te gusta sentir algo mío dentro de ti, mi semen, mi vida, mi calor esa crema espesa que está en tu recto que al rato levemente se escabulle de tu ano.

Séptima parte (haciendo la calle)

Tan comida como estas, culiada, penetrada, marcada con mi lluvia dorada, habiendo hecho parcialmente todo lo que he querido hacerte. Con el maquillaje corrido por tus lágrimas, con tu labial medio pintando tus labios te traigo gateando por la pieza mientras te paro al frente de un espejo. Hago que te mires, que mires lo lujuriosa que eres, morbosa, perra y puta que te estas volviendo. Mientras te dejo que te mires te pregunto qué vez, y me dices que vez a tu otro yo, a la puta que siempre quiso ser y que nadie máshabía descubierto, dices que vez por primera vez un macho al que estas dispuesta a seguir y hacer lo que sea para demostrarle que de verdad merece ser tu amo. No quieres experimentar con otros amos, sabes que has conseguido al único amo que va a hacer de ti un ser diferente a lo que creías que eras.

Te mando al baño, nuevamente te paso el enema y te digo que te limpies, así lo haces, y botas todo lo poco que tienes dentro, quedas nuevamente limpia, lo haces esta vez con la puerta abierta, sin intimidad, estas colorada, pero me pruebas finura, lo haces y yo acostado en mi cama solo veo tu cara y veo también veo la tv. Ya han pasado 12 horas, y la noche aún no termina.

Te pido que te duches, que te pongas bonita, que te pongas sexy mientras yo unto cremita en tu ano irritado y como una perrita real te consiento. Para mi eres como si fueras una schnauzer o una pincher, con cariño te trato a ratos mientras te voy domesticando. En breve estas maquillada, con un perfume que tiene una fragancia muy agradable, el cabello bien organizado y maquillada.

Prendo mi computador, y empezamos la séptima fase de tu emputecimiento. Saco una máscara te la pones y te pongo en la cámara, yo administro una sala de chat de Medellín, yo escribo cosas morbosas en el chat, mientras muchos hombres lujuriosos y ganosos te escriben morbosidades y te piden cosas.Yo te pido que los complazcas, así que te pones en cuatro, les muestras el culo, te metes el dedo, les muestras las tetas, los arrechas hasta el punto de que empiezan a ofrecerte plata, luego de un espectáculo de media hora, donde te has metido el dedo, y te has hasta mojado viéndote lo perra que eres, les damos un correo y ellos escribirán para poder contactarte.

Evidentemente escriben y les mando un mensaje, les digo que si quieren algo deben pagar tanto dinero y que se ven en un lugar determinado, un hotel contiguo al hotel en el que estamos, la seña es muy simple, cuando la gente esté al frente del hotel tu saldrás y los recibirás, yo también saldré y pasaré por el lado y veré quien es el tipo. Y así esa noche empezarás a coger uno a uno.Esa noche te trabajaré hasta las 2am y yo siempre pendiente de ti, desde que esté cerca nada te pasará mi estrategia es segura, tendrás condones y de todo para pasarla rico mientras te culean. A las dos de la mañana te pido que entres, a los otros clientes los dejamos para el otro día.

Entras conmigo, a la pieza, estas cansada, culiada, comida, lamida, besada, tocada, manoseada. Cuando entras te coloco el collar y la cadena. Te traigo al jacuzzi y arrodillada, aun con ropa, doy vuelta a tu alrededor, entonces te tomo del rostro y te pregunto ¿Quién es mi puta? Yo amo, ¿Quién es la perra más sucia que he conocido? Yo amor ¿de quién es tu cuerpo? Tuyo amor ¿Qué puedo hacer con tu cuerpo? TODO LO QUE USTED QUIERA AMO. Estas segura? Te pregunto y dudas un instante y me dices SI AMO HAZME LO QUE QUIERAS, no merezco consideración, respeto ni que usted le importe lo que pienso, amo yo soy de su propiedad, soy su perra, soy su objeto de todo corazón AMO HAGA CONMIGO LO QUE USTED QUIERA. Estas segura? Te pregunto, SI AMO LO QUE USTED DESEE ME PARECE BIEN, NO IMPORTA QUE DUELA, ES MAS NO IMPORTA QUE NO ME GUSTE, A USTED NO TIENE QUE IMPORTARLE MI OPINIÒN AMO.

Así se habla perra. Entonces ocupo tu cara y tu feliz porque es mi saliva la que te toca, y en ese momento me dan ganas de orinarte nuevamente, de hacerte otra lluvia dorada y nuevamente sientes como ese liquido transparente toca tus tetas y de repente tu cara, te orino mucho mucho mucho te empapo totalmente, así que luego de dejarte así un rato, te traigo a la habitación, te acuesto en el suelo en el cambuche, te mato el huevito en la vagina que siempre te pone loca, te meto nuevamente un plug en el culo y te dejo ahí. A los cinco minutos te tomo del pelo, ahí mismo te pongo en cuatro en el piso y te doy una culiada, brutal. Muy fuerte, muy dura, muchas nalgadas, tu culo está colorado te lo dejo doliendo, te doy por todas partes y te digo que duermas en el suelo.

Bueno amo, me dices humillada, sabiendo que no mereces amanecer a mi lado. Organizas bien el cambuche en el suelo te doy una almohada, cobija y nos dormimos.Siendo las seis de la mañana. Voy y te despierto te digo. Ana tienes una hora para poder dormir a mi lado. Ven a la cama, pero primero vaya cepíllese los dientes como yo y venga. Te levantas de inmediato, rápidamente, sabes que me gusta que las cosas que te pido las hagas con celeridad y al momento no sabes ni como acostarte ni como mirarme.

Te digo, ven Ana, tranquila mi perrita, te doy una hora de descanso. Ven, ssssh acuéstate a mi lado. Lo haces desnuda, siento que estas oliendo a mi, a mi orina y te gusta saber que hueles a mi. Te acuestas y cuanto te acuestas, empiezo a darte besitos en los labios, a acariciarte con ternura, a tocarte sin meterte nada que no sean mis dedos y tú te derrites con mis besos y caricias, no te hablo solo hago.

Te haces de ladito y te lo meto y estas mojada y medio gimes, no quiero darte en cuatro quiero algo más romántico contigo. Al rato me dices. Dany dame por el culito si?, sé que lo haces por complacerme, porque a pesar de que no te estoy tratando como mi perra tu mente esta en mi placer. Lo meto y me ordeñas. Me sacas la leche que te dejo en el recto y así abrazados nos dormimos más de una hora.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ