¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Hola, Buenas a [email protected];

Empezare a decir que no es básicamente lo que yo esperaba de esta situación, sin embargo al pasar de las horas, todo fue dando forma de una locura más...

En uno de mis cotidianos días de vida, se me presento la oportunidad de viajar a otra ciudad para concertar una nueva oportunidad laboral. Siendo así la emoción de un viaje por carretera, en un bus pequeño, con los cupos llenos y al lado de lo que parecía ser un tipo de aspecto misterioso y de mi otro lado una mujer algo enfurecida; dado bajo a circunstancias que netamente desconocía, el viaje empezó a eso de las 4 de la mañana un día viernes, mi destino a 3 horas de viaje, me iba con un sueño muy agobiante, pues momentos antes del viaje había tenido sexo con un buen chico, me sentía muy agotado y me vi propenso a quedarme dormido en el viaje y así descansar durante el mismo, ahora bien; cuando el bus arranco sabía que pronto llegaría y que todo estaría de alguna forma normal, sin embargo la mujer de mi lado enfurecida con su esposo inicio una conversación bastante airosa y de mal gusto, de manera que todos los pasajeros nos vimos como involucrados.

La mujer tal vez no podría controlar sus palabas e impulsos, tanto así que se paró de su asiento por un momento e intento bofetear al tipo de mi lado pasando obviamente por encima de mío Algo que me molesto bastante y le dije que parara de una vez con su alboroto, las cosas medianamente se calmaron y por un instante todo quedo tranquilo.

En lo que fue un breve descanso y sueño casi profundo deje descolgar mi brazo de mi regazo y termino en la entrepierna del tipo, ahí en ese momento no me di cuenta, fue entonces cuando desperté del micro sueño que note lo que había hecho, con un gran sigilo, trate de ver si el tipo se encontraba despierto y no fue así, entonces moví mi mano lo más suavemente de sus partes íntimas para que no notara lo que había pasado, pero el tipo se me dio despertó, sujeto mi mano y agarro fuertemente su pene, con la mía, tal vez imagino que se trataba de su esposa.

Me desperté asustado y con el miedo a la reacción del tipo bruscamente lo codee para que se despertara y así mismo él se diera cuenta de lo que estaba haciendo, cuando vio que sostenía mi mano en su entrepierna la soltó y me miro ofuscadamente luego, entendió por si solo que había hecho y no dijo nada, en ese instante mi corazón latía a mil, y mi mano temblorosa empezó a sudar frío; la mujer del lado se despertó y de nuevo inicio con las sátiras y demás estupideces que al final nadie le restó importancia.

EL bus se detuvo en medio del viaje para dejar y recoger más pasajeros, en eso, los asientos desocupados que iban quedando, visualice que quedara uno lejos de esa mujer, para poder dormir con algo de tranquilidad, pues más aún con lo sucedido con el esposo, logre cambiarme de puesto y así me dispuse a dormir lo que faltaba de viaje, sin embargo todo cambio cuando vi que el mismo tipo del anterior lugar se sentó a mi lado diciendo, que mujer para escamosa, bueno comprendí que el tipo venia por más de aquel incidente, entablamos una conversación e intercambiamos números

Cuando llegue a mi destino y luego de casi dar por terminada mi labor en esa ciudad, recibí la llamada del tipo el que no me imagine fuera a llamar, nos pusimos de acuerdo para encontrarnos, tomarnos algo y charlar sobre lo que paso durante el viaje; nos vimos, hablamos y en medio del tema me dice muy intrépidamente que se quería separar de la esposa, con una expresión de ironía y sarcasmo le sonríe diciéndole “no quiero imaginarme los por qué, quiere hacerlo”, nos fuimos del lugar hasta el un parqueadero, a recoger su moto y sin saber a dónde me dirigía le seguí la idea. En una esquina frena y mira hacia la casa y ve salir a su esposa con alguien quien parece ser el amante, me dio risa ver como esa mujer que hablaba de dignidad y fidelidad se le esfumaba con el caminar.

Bueno entramos, me ofreció agua, el recibí y entablamos una conversación acerca del anterior visto. Se entró al cuarto con la excusa de ponerse cómodo, pedí el baño prestado, me dijo que siguiera al de la habitación, entre y al salir de ahí, el tipo que en un principio me pareció misterioso, se me hizo difícil no dejar de verlo con pensamientos morbosos, pues tiene un cuerpo muy atlético, buenas piernas, espalda ancha, brazos muy marcados y un entrepierna muy fogosa, el tipo estaba solamente en pantalonetas que a propósito de estar apretadas, me hicieron llenarme de muchas ganas de quitárselas, el tipo asó, se me acerco y me dice que será su primera vez con otro hombre, eso me encendió y sin pensarlo más, le inicie con sexo oral.

El tipo ya encendido por el sexo oral sujeto mi cabeza tan fuertemente que la sostuvo mientras movía su pelvis repetidamente hacia adelante y atrás; luego de estar tan excitado me levanto y me quito la camiseta, me zafe el jean, me sujeto por la espalda, alzo, lo entrepierne por la cadera y me llevo así hasta la cama, estando ahí me pregunto, como quería iniciar, le dije muy descarada y morbosamente, como vos queras, me dijo soy nuevo y a una mujer se le hace diferente el acto sexual.

Yo ya estando a rebosar de ganas y sin preámbulos, volví a hacerle sexo oral hasta verlo muy excitado, estando así, lo acosté en la cama y le bese el cuello, le mordí suavemente las orejas y susurre en ellas quiero fallármelo,(uff, jummm) el tipo se enloqueció de placer y me dijo empieza tú a tú manera, así que me senté en su abdomen, bese su frente y lo mire a los ojos y me dedico a besarle la boca, el tipo accedió y  me sujeto de la nuca y me beso con un desborde de pasión.

Tome una pausa y le puse el preservativo a ese pene bastante erecto, y grande; me dijo “no quiero empezar así”, me tomo de la espalda me acostó en la cama y se hizo encima mío, me froto su pene en mi abdomen y vulgarmente me decía una y otra vez, “te voy a enseñar el cielo”, mande  saliva y pensaba, ^^así este en el mismo infierno, contigo veré lo más recóndito del cielo^^.

El tipo abrió mis piernas suavemente e inicio la penetración de una manera suave, lenta, calmada y con una respiración fuerte, eso me excito a mil, luego lo sacaba lentamente y me repetía el proceso, mmmmm, me beso el cuello, sujeto mis manos por encima de mi cabeza, abrió mis piernas con las de él, me miro a los y me penetro totalmente, y él empezó a follarme duro y rápido como nunca en mi vida lo había hecho, me besada y más duro me penetraba, me dijo cambiemos de posición así que se sentó en el borde de la cama, yo me senté sobre sus uff grandes piernas y seguimos con nuestra faena, volvimos a cambiar, esta vez por la típica pose de misionero, me dijo muy arrechamente, “me quiero venir dentro de vos”, sin chistar le dije “hágale “ siguió penetrándome y de un movimiento rápido me puso en la cama con él encima, saco su pene, se quitó el preservativo y eyaculo en mi abdomen, sujeto el mío y me masturbo (uff).hasta terminar ambos.

Bueno se levantó se metió a la ducha, a refrescarse, yo entre al baño, me limpie y espere fuera de la puerta de la ducha mi turno pues de refrescarme, él se dio cuenta de que estaba ahí de pie y me metió a la ducha, me sujeto de la cadera por mi espalda y me duche, ya a punto de salir, me beso, fui bajando despacio hasta su pecho y termine en su pelvis y de nuevo le comencé a ser sexo oral, me levanto la cara y me llevo hasta la cama…

Follamos por un rato más, disfrutando de este tipo misterioso y de que un simple agarrón de verga termino en una excitante y fogosa oportunidad de sexo casual.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ