Guía Cereza
Publica tu Experiencia

Relatos & Experiencias

Mi Primer Anal

La noche estaba calurosa y mis hormonas estaban al 100 %, yo estaba con una bata corta color rojo, transparente, estaba sola en la casa  y comencé a preparar la tina de baño, mi novio no tardaba en llegar y quería esperarlo totalmente limpia.

Estaba agachada preparando las burbujas del baño, la música estaba a todo volumen y las velas aromatizaban el lugar. De pronto sentí un bulto sobre mis genitales, y bruscamente senti un nalgaso en el trasero, era mi novio acababa de  llegar, al verme inclinada en la tina y con la bata totalmente transparente, había hecho que se exitara.

Entonces me volteé empecé a besarlo labio por labio, mi lengua suavemente frotaba cada uno de ellos, hacia arriba, hacia abajo, y luego los apretaba suavemente, sus manos apretaban mi trasero con fuerza, casi de un tirón la bata estuvo en el suelo, su mano ahora se dirigía hacia mi vagina, estaba tan humeda por los besos apasionados que nos habíamos dado.

Solo atinó a meter los dedos, mientras me besaba los pechos, primero fueron dos, y luego toda su mano en forma de puño, hacia un lado, hacia otro, y luego un fuerte apretón en el centro,en cada movimiento de su mano, se llenaba de líquidos que provenían de mis orgasmos.

Entramos a la tina y el empezó a jabonarme y a lavarme cada parte de mi cuerpo, me sentó en la parte más alta de la bañera y  empezó a jugar con su lengua entre mis dos piernas, movimientos hacia arriba luego, hacia abajo, sus dedos también entraban a la jugada, me besaba, me apretaba, me subsianaba,  su lengua parecía un vaivén mientras yo gritaba a más no poder, oh mi amor lo haces muy bien! sigue, más rápido, mete toda tu lengua, muevelaaaa.

Me vine en su boca y me besó para que probara mis líquidos también. Hizo que me colocara en posición de perrito, y me dió por primera vez el llamado  beso negro, yo estaba tan exitada que sentía que el anillo de mi ano palpitaba, el movía su lengua y me hacía sentir en el cielo, poco a poco fue entrandoo uno de sus dedos, luego dos, se sentía un leve dolor pero el nivel de exitación era mayor,  me voltee y le bese su pene como si lamiera un chupete, su pene estaba tan duro, que tenía que abrir toda la boca para poder tenerlo todo adentro, entraba casi todo, tanto que tenía la sensación que me asfixiaba cuando lo tenía mucho tiempo adentro de mi boca.

No resistió más y me penetró, su pene se sentía tan calientito al entrar, la frixión de nuestros cuerpos hacia que mis pesones se vuelvan duros, que mi clítoris se vuelva más sencible, mis uñas se clavaban en su piel, empesamos con la posición del misionero, el arriba yo abajo, el agua salpicando por todos lados, me coloqué en cuatro y siguió, la sentí toda adentro, me gustaba tanto en esa pose, que cuando menos acorde el tenía nuevamente sus dedos sobre mi ano.

El movimiento se volvía fuerte y rudo, y la exitación era mas intensa, el agarro uno de los aceites que teníamos en el baño y lo soterró en mi ano, suavemente me introducía el aceite en el ano, mientras las nalgadas  que me daba eran más frecuentes, tanto que sentía arder mi trasero con cada nalgada que me daba, y luego nuevamente introducía sus dedos en mi ano, su pene iba de mi ano a mi vagina, y de mi vagina a mi ano, yo estaba en mi extasis total.

Me agarró fuertemente del cabello y su pene cambio de lugar, ahora estaba intentando penetrarme por el ano, lo hacía lentamente pero me dolía, au!, más despacio amor, el parecía no escucharme estaba tan exitado que no escuchaba razones, nuevamente me jaló  de los cabellos y esta ves entró con fuerza, sentía que algo dentro de mí se rompía, sentí tanto dolor y a la vez placer que ya no quise que saliera.

El lo movía de un lado hacia otro,lentamente, para que no doliera, se inclinó hacia mi cuerpo, me sostuvo los brazos como abrazándome y comenzó el ritmo más fuerte, esta vez sangré, mientras mas gritaba que me dolía, el seguía haciendolo más rápido, es como si el dolor le causara más exitación, y de hecho asi fue, en mi causaba lo mismo mi vagina estaba llena de líquido causada por los diferentes orgasmos que sentí.

El salió por un momento y  trajo un vibrador, me lo introdujo  por la vagina y el volvió a entrar por mi ano, entonces empezó a penetrarme nuevamente esta ves fue como si se le hubiera despertado el caballo que llevaba por dentro, lo hizo tan fuerte y tan rápido, que toda su leche la derramó en mi, sacó el vibrador y salió una explosiva cantidad de líquidos de mi vagina, esanoche tuve como 13 orgasmos, terminé exhausta, con el ano adolorido  y con la concha bien sencible.  Sin embargo ese solo fue el inicio de toda esa noche.

prinx

Soy mujer heterosexual

visitas: 2627
Categoria: Hetero: Primera vez
Fecha de Publicación: 2017-01-24 23:26:07
Más Relatos Por prinx
Compartir en:

1 Comentario

Buen relato, solo quede con la duda en una parte... "y luego nuevamente introducía sus dedos en mi ano, su pene iba de mi ano a mi vagina, y de mi vagina a mi ano, yo estaba en mi extasis total"

y con ganas de saber que mas paso esa noche....

2017-01-25 00:17:38

Nuestros Productos

Conjunto Dalia Negro

CEREZA LINGERIE $ 113,900