¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

La Española - Remate Del Día De La Mujer

Primer relato: Real, y uno los mejores personales ;)

Era día de la Mujer de hace unos cuántos años ya, estaba más pollo. Mi cumpleaños 20 pasaba hace 2 días, y para ése viernes en la noche… haciendo una llamada al de salir de la U… describamos primero

“La Española”

La primera vez que la vi, fue en la Piscina de la Unidad, mientras usaba unos Hilitos que pocas niñas a los 17 estarían dispuestas a ponerse… Y para aquel entonces… dos años antes de este relato, aún no tenía mucho para mostrar, sólo unas buenas nalgas. Cabello Abundante y rizado y ese “acentico de video porno gratuito” de la ‘Z’ arrastrada, lo noté mientras me contaba que era nacida en Cali, pero vivió mucho tiempo en España…

Todos en esa tarde en la piscina miraban ese culo latino firme y bronceado (luego me enteré que hacía Yoga) Pero NADIE entre quienes estaban en la piscina le decía algo, entonces me atreví a decirle un par de cosas y presentarme. Palabras más, palabras menos… así fue el día que la conocí. ¡Con esa Tanga color durazno, que se le perdía del dorado de su piel, ASÍ CABECEA CUALQUIERA!

Volviendo a este Relato. Ése viernes llamaba a algunas amigas (de las que luego habrás más relatos), primero a Felicitar y buscar remate el Día de la Mujer, segundo a cobrar un regalito de cumple… y La Española fue quién me contestó, y comenzamos a hablar… en algún tema que ya no recuerdo, pero desembocamos en que la iba a visitar en su casa (Ambos ya no vivíamos en el mismo conjunto), y preciso su mamá acaba de salir a enfiestarse donde un vecino, y acordé en llevar unas ‘Club Colombia Roja’ ya que íbamos a celebrar.

Llegué a su apartamento, con las indicaciones que me dio, me dijo dónde parquear mientras se asomaba desde la ventana de un segundo piso. bajó a abrirme… en una pijama vieja de un Color morado desteñido y matapasiones, y su cabello característico (parecía un León). se veía algo cansada, aunque se acababa de bañar, estaba cómoda en su casa… en fin, me invitó a subir.

Indirectazos y más tarde, estábamos en su cuarto ya empezando a calentarnos, preguntándonos si su mamá iba a parecer, y nos iba a capturar en flagrancia como había sucedido anteriormente (cómo cuando éramos vecinos)… y en esas se tira sobre mí y me dice con ese acentico - “No puedo quitarme la pijama, así que no podrás comerme esta vez... pero yo si te voy a comer a ti” - y comienza a besarme el cuello, y siento como me comienzo a Excitar… al fin de cuentas esa cabellera abundante y esa pijama matapasiones, no eran nada comparado con el aroma que ella tenía, QUE HEMBRITA PA' OLER TAN DELICIOSO, olor que inspira a que le pases la lengua por todo lado que te va a saber bien.

Con ese Juego que estábamos, comencé a tocarla, mientras me seguía tentando en mi oído susurrando... cuando tomó mis 2 manos, las bajó sobre la cama y puso ambas rodillas encima, atrapándome con su peso… - “No me tocarás más, ya que si me pones mojadita me incitas a pecar” (devuélvete a leerlo con acento español) ... Y luego dice - “Es que tengo la pijama adherida al cuerpo”. Al escuchar esto la sacudí y zafé mis manos, ya que estaba encima mío… le eché mano a ese Culito Sabroso, y a como la agarré de una nalgada doble, le dí el primer tirón hacia ambos lados de la pijama y sonó el primer rasgado de la tela… y ella se impresionó, pero reaccionó a morderme el cuello. ¡Entonces vuelvo a agarrar más tela firmemente y tiro con más Fuerza!... y uena el rasgado completo. Mientras con su destreza cuando mordía mi boca, se inclina y me desabrocha el jean con una habilidad… toma mi pene ya erecto y caliente de la prisión que había soportado, y lo guía en medio de sus nalgotas, entre el nuevo hueco de esa pijama… 

Sin más, sin rodeos, ella con una mano se adueña de mi pene, y con la otra ya está haciendo un lado su tanguita y comienza a penetrarse; se inclina un poco hacia mi oído y me dice – “Fóllame”... ese aroma a española caleñisada excitada, inunda la Habitación... yo en ese momento me gané la entrada, ahora soy huésped de su 'coñito' inundado!

Seguimos en esa posición, y yo estaba que me venía... aguantando cuál boxeador defensor recibiendo una tunda. Su tanga me tallaba y me apretaba las pelotas, ¡así que decidí alargar el cuento y tomarme el control!, La tumbé hacia un lado. Vi otro ángulo de ese roto en esa pijama y me la gocé otro ratico… y luego al ponerla en 4 de frente a mí, rasgué aún más y comencé a besuquearle esas nalgas, las separé un poco, y por primera vez en mi vida me atreví a un annilingus (esa combinación de olor a Hembra, su poco de loción, sudor no fuerte y acherrera tan verraca que tenía, me hicieron tomarle ese culo sin meditarlo) y ella gemía de una manera dulce y ahogada… 

Waoo… hoy en día, 4 años después, Cada Club Colombia Roja que me tomo, me lleva a una ligera erección de Tal recuerdo de tal primer polvo… Debería tomarme una mientras releo este relato. 

¿Cuento el segundo Round de ese día? – Fue también muy bueno… 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ