¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Ya casi amanecía, los primeros rayos de sol del año se habrían paso a través de las nubes  ... ya eran casi las seis de la mañana del día 1 de enero. Mi amante y yo veníamos en el auto,  en la autopista que del aeropuerto conduce hasta nuestra casa... 

Con ganas de darle la bienvenida a este nuevo año, de una manera erótica, me dieron ganas de acariciar su pene... ese que tanto me gusta y me enloquece.  Mandé mi mano a su entrepierna y sin pensarlo dos veces abrí su pantalón y lo saqué...  el velocímetro marcaba 120 km por hora, mi corazón y el suyo latía un poco más rápido.   Lo miré y pude ver con gran satisfacción que en su rostro se  dibujaba una sonrisa nerviosa, esa que sale siempre que  esta super excitado. Con ganas de subir un poco más el calor del momento, me agaché y lo metí en mi boca. Que delicia... hacia ya como 24 horas que no probaba el delicioso sobor de su pene  y sentirlo llenando mi boca me excitó muchísimo, y que decir de el... estaba a punto de explotar del placer.

Comencé a mamarlo con tantas ganas que parecía que me lo iba a comer.  Él,  que no podía distraerse ni un momento porque iba manejando, no hacia más que jadear y decir "así mi amor así... más,  más ".  Lo mamé y lo mamé hasta que se vino en mi boca... que delicia fue sentir su leche en mi lengua y después sentirla bajar por mi garganta...  

Me levanté , me miró y sonreimos, estábamos rojos de la excitación y satisfechos también..  fue algo como loco... definitivamente una deliciosa manera de recibir el nuevo año.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ