¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Iniciaré una historia de una ex novia cuya relación duró 5 años. Nunca he escrito algo como esto; pero espero hacerlo bien. De todas formas me disculpan si no cumplo las expectativas. Pero si la historia les resulta lo suficientemente interesante, la iré contando poco a poco, ya que quiero ser lo más detallado posible.

Esta historia ocurrió hace aproximadamente 11 años. Ella era una flaquita morena de 14 añitos, bastante alegre, divertida, extrovertida y algo picante. Un día asistí a un evento juvenil y ahí estaba ella; La conocí. Continué asistiendo a estos eventos y empezamos poco a poco una amistad agradable. Vivíamos en el mismo barrio. Yo tenía 24 años, la veía como una niña agradable nada más. A medida que pasaba el tiempo ella empezaba a expresar ciertas actitudes que me hacían entender que yo le empezaba a gustar, a lo cual inicialmente no le dí mucha importancia pero, su iniciativa continuaba, Cada vez era más evidente su gusto hacia mi. Y pues como en muchas ocasiones sucede, aquella típica historia en donde una adolescente se enamora de alguien mucho mayor, me empecé a preocupar. Ella tenía 14, yo 24, aunquehe tenido la virtud de ser un “come años” ( demuestro menos edad de la que realmente tengo ) ella era una bebé para mi. Aún tenia cuerpo de niña. Se mostraba atenta a mi, lo que yo decía o hacia era de interés para ella. Me preocupaba que se enamorara de mi. Pasaban las semanas y meses y entonces empezaba a notar sus comentarios coquetos, comentarios de una chica mas adulta y eso iba llamando mi atención, pues empezaba a verla como mujer, pero era una lucha conmigo mismo debido a que realmente era una niñatodavía. La pasábamos bien, compartíamos lo suficiente. Cada sábado en el evento de jóvenes nos veíamos, y como que ambos esperábamos que llegara cada fin de semana para vernos; parecía que esa era la mayor motivación al asistir a aquel lugar. De todas formas, Mi lucha de que ella estuviera tan niña también estaba presente.

Una noche, nos disponíamos a una integración juvenil en otro barrio, terminamos reuniéndonos en mi casa, para luego salir a dicho evento.Los chicos que habían llegado esperaban a los que aun no llegaban, frente a mi casa. Alexa estaba ahí. De repentes ella me pide un espejo, yo la hago seguir y la acompaño hasta donde está el espejo. No se cual era su intención real pero estando ella frente al espejo, saca un brillo labial y empieza aaplicarlo en esos apetecibles labios adolescentes; tenia una boca grandecita, lo que me llevaba a imaginar que seguramente besaba muy delicioso. Mientras aplicaba su brillo, yo me quede observando, le pregunté a que sabor tenía el labial; ella,pícaramente me pregunta, - ¿quiere probarlo?, yo le dije -Si. Me dijo - venga. Me dirigí hacia ella tentado por su picardía, pero al mismo tiempo intentando controlarme. Ella me dice - pero pruébelo acá ( señalándome sus labios ) no lo dudé, me acerqué. Definitivamente en ese momento no era una niña para mi, era una mujer.Percibía en ella esa descarga de sus feromónas, logrando confundirse en el aire con las mías. Mucha química en la atmósfera. Estaba a pocos segundos y a pocos centímetros de caer en la dulce tentación que esta adolescente provocaba en mi de forma inevitable. No me pude resistir, deseaba probar esos labios y dije, no voy a desaprovechar esta oportunidad. La besé y….. ufffff que beso! Supo a gloria. No podia creer que esa niñita besara de esa forma, esos labios eran un tierno manjar que evidenciaban experiencia. Alexa acaba de encender en mi todo el deseo que un hombre puede sentir por una mujer, mi cuerpo se tensionó desde la planta de mis pies hasta mi coronilla, pasando por mi entrepierna. Fui yo quien reaccionó volviendo a la realidad, y me separé, estaba nerviosos y ella también. Pero en su mirada parecía haber un letrero que decía —¿quieres mas?. Le dije.. pueden vernos ella estuvo de acuerdo con mi comentario. Aplico de nuevo el brillo en sus labios y salimos con una complicidad que auguraba un futuro interesante.En la calle nos esperaba el grupo de jóvenespara dirigirnos al evento programado.

Debo confesar que durante el evento y los siguientes días me sentía confundido. Pensaba, que tal vez yo era su juguete, su fantasía, jugar con hombres mayores, a lo mejor también lo hacia con otros, calentarlos y dejarlos así, en otras palabras, torturarlos; la típica calienta wuebos (no se si está bien escrito). Pero era muy coqueta y eso me me debilitaba. Ella lograba trasmitir olor a sexo; como cuando una perra está en celo, y yo como un perro sumiso podía olerlo. Empezaba a imaginar su cuerpito entregado al mío, cómo sería besar sus pequeñas teticas, cómo sería probar su tierna vagina, besársela, que sintiera mi lengua juguetona en su clítoris, que sintiera mi pene y yo sentir susjóvenes paredes vaginales.En momentos pensaba que tal vez ella ya tendría que haberprobado al menos un pene, algún compañerito de colegio.Lo pensaba por su forma de besar, había experiencia en ella, actuaba como una chica adulta.

… pero en momentos regresaba a mente la lucha por ser ella tan adolescente.

Cumplió ella sus 15 años, me pidió que fuera su chambelán el día de la fiesta pero me negué, iba a estar rodeado de adolescentes y yo ya era mucho mayor. Ella insistió pero mi respuesta siempre fue la misma. De todas formas ese día bailé el vals con ella. Era su deseo y el mío también. Sus familia y algunos amigos empezaban a sospechar de nosotros dos pero seguíamos manteniendo todo en secreto. cada día se iba poniendo mas mujer, seguía creciendo, su cuerpo, su estatura se iban poniendo más interesantes… pero ….. aún seguía siendo niña para mi.

Un día en otro evento tuve la oportunidad de conocer a una nena mucho más grande ydecidí iniciar algo con ella ( la llamaré Nana ) Una noche tuve que decirle a mi flaquita morena( Alexa ) que no podíamos ser nada por que ella era una niña para mi, que me gustaba pero yo era mucho mayor para ella y no quería ganarme el titulo de “asalta cunas”. Para mi sorpresa se puso a llorar,¡ No puede ser! Dije para mis adentros; ¡se había enamorado de mi! Entre lagrimas ella me preguntaba por que le tenia que pasar eso. También fue fuerte para mi. No quería ser el chico malo que andaba por el mundo rompiendo corazones de chicas adolescentes……

Estaba decidido a que Nana era la opción ideal. Algunos días después Alexa se enteró de mis andanzas con Nana, me confrontó decepcionada reclamando por mi engaño. Exigía que le aclarara todo que ya se había dado cuenta que realmente no quise nada con ella, no por su edad sino por que había otra mujer. Digamos que tenía cierta razón. Alexa tenía un picante especial, su coquetería me excitaba pero su edad me llevó a fijarme en otra mujer para evitar pecar con Alexa. Pasaban las semanas y mi relación con Nana continuaba. Ella también sabia que Alexa gustaba de mi. Desde la otra orilla, Alexa parecía no rendirse, a pesar de Nana, ella parecía no renunciar. Poco a poco nos fuimos acercando de nuevo, parecía coquetearme mas fuerte, mas evidente y definitivamente a mi me gustaba. Era una adolescente que empezaba a aflorar lo caliente que sería en el futuro no lejano.

En una ocasión salimos del evento juvenil; Yo llevaba una guitarra y decidí acompañarla a ella a su casa ( insinuado por ella y su coquetería ). Ibamos a pie, pues eran solo unas cuadras. En el trayecto del camino, pasamos por una zona oscura, ella toma mi guitarra, camina hacia un matorralque quedaba frente a un muro y se escode detrás de él, quedando entre el muro y el matorral y me pide que si quiero lo guitarra de vuelta, debo ir hasta allá por ella. Me dirijo hasta allá y en medio de la oscuridad me dice: - Si quieres la guitarra me tienes que dar un beso. Debo recordar que en ese momento estaba saliendo con Nana, así que dije en mi mente: No quiero serle infiel. Pero ella me debilitaba luché unos segundos en mi mente pero tener a Alexa frente a mi, en un zona a oscuras otra vez sintiendo su lujuria, era una tentación difícil de evitar.Me acerqué a sus labios, ella se acercó a los míos y nuevamente me rendí ante ella. Un beso mejor que el primero, a solas sin afanes, a oscuras, su cuerpecito pegado al mío. Otra vez las feromónas en el aire hablando por nosotros, podía intuir que esa vagina palpitaba allá en medio de sus piernas que poco a poco iban tomando forma en la medida que seguía creciendo. Mi pene también expresaba su emoción, podía sentir la sangre llenando sus cuerpos cavernosos, y el goteo de mi líquido preseminal. era inevitable.Tal vez su vagina hacía lo mismo, tal ves su vulva también estaba mojada, sus besos no eran normales, eran besos con una carga de deseo gigante, Ese deseosuyo aumentaba los míos, yo besaba sus labios y su cuello como diciendo “ hagamoslo aquí mismo” me imaginaba quitándole su blusa y su brasier tocándole y besando sus teticas,bajando sus jeans y su panty apretarle esas nalgas, meter mis dedos en su vagina, que conociera mi pene y descargar esas ganas hacia ella en ese instante…. Pero me contenía, no quería parecer un desesperado. Ella era sin duda alguna, una adolescente experta en seducción. Nos tomamos nuestro tiempo. Tal vez unos 5 o 10 minutos no recuerdo. Me entregó la guitarra y continuamos el camino hasta su casa.

Continuará…


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ