¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Definitivamente es un hombre frustrado, acepte su invitación este mañana tal vez porque no tenia nada mejor que hacer. Él no es tan atractivo, pero puede llegar a ser agradable, y si hace un esfuerzo, pues la verdad llega a ser alguien bastante desagradable; tal vez es en aquellos días de estrés y que no se preocupa por peinarse, tiene una abundante barba y cuando tiene un mal día es barba parece la de un gato erizado, y su pecho y hombros están llenos de vellos, aveces se ven bien, y otras veces parece un vagabundo.

Me escribe y bajo, ya su carro esta estacionado frente a mi apartamento, tiene vidrios polarizados por lo tanto no puedo darme cuenta si esta solo o acompañado o si ya me ha visto.

Entré a su carro y de inmediato me percate que no era un buen día para él, tiene tufo como si en lugar de café en el desayuno, tomase dos botellas de Heineken; hago el gesto de bajarme del carro pero él me detiene, me toma de la muñeca con fuerza y me hala hacia él, tiene rabia, no sé si hacia mi o hacia el mundo en general o si la rabia no tiene un objeto determinado.

Me di cuenta que esto podía salir muy mal así que no respondí, luego pude ver que su pene estaba afuera, erecto, casi palpitando; comprendí cómo calmar a este hombre frustrado. Él corre el asiento del conductor hacia atrás, me bajo el jean y lo dejo en la silla, hago lo mismo con el saco y mi ropa interior, me monto encima del hombre frustrado, me mira con deseo, con una mano sujeta mi brazo y con la otra mi cuello, lo hace con fuerza, luego me da unas nalgadas como avisándome su deseo de que me mueva con rapidez. No lo quiere lento, lo quiere rápido y sin arandelas. Hay mucha gente, pero no pueden vernos, el polarizado lo impide.

Lo hago rápido, casi mecánico, aveces un poco lento, pero él me exige de nuevo ritmo, a pesar del frió el suda y yo sudo; nos venimos y quedo sin aliento acostada en su pecho, su sudor es alcohol. Lentamente me levanto, él no se mueve, no me mira, me visto de nuevo, y no decimos una palabra, su respiración es agitada, seguramente años de cigarrillo le impiden respirar mejor y mas pausadamente. La gente me mira, o creo que me miran, no podían vernos pero me pregunto si el carro se alcanzaba a mecer de manera sospechosa. 

https://pensamientoslibidinosos.blogspot.com/


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ