¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Hola a [email protected] debo confesar que no es una experiencia pero si un deseo, uno de tantos…

Me encontraba atada de manos y de pies de una forma muy particular, mis manos sujetaban mis pies, todo en un conjunto de amarres y nudos, estaba boca abajo sobre un cristal que en un principio se encontraba bastante frio, pero con el correr de los minutos empecé a sudar, mi cuerpo que se encontraba desnudo y muy expuesto transpiraba por la misma ansiedad que sentía, mi corazón empezaba a latir mas rápido y evidencia de eso fue cuando vicomo resbalaba el sudor en el cristal, la superficie se fue empañando y humedeciendo cada ves mas, el cristal en el que reposaba era el de un comedor, uno muy grande y capas de brindar muchos frutos al consumidor, yo me encontraba en el centro de dicho servidor acompañada de un sin fin de alimentos, entre ellos los que resaltaban eran lasfrutas que con sus colores invitaban a observar y claro consumir hasta saciarse, tenia una trenza que recogía mi cabello, también me encontraba amordazada con una pelota roja, creo que eran los únicos objetos que poseía en ese momento, mi Amo que estaba vestido con gran formalidad se acerco y me dijo al oído de una forma muy tierna: se buena niña y anfitriona que hoy tenemos visita, tu vas hacer el plato fuerte de esta cena; Cuando dijo esas palabras mi cuerpo tembló por un instante, creo que el hecho de sentirme tan expuesta enfrente de no se cuantas personas hacia que me sintiera un poco intimidada y por supuesto mas ansiosa.

Cuando sonó el timbre de la puerta me estremecí, me dije a mi misma ¡ahora si llego la hora!. Mi Amo abrió la puerta con mucha agilidad y saludo a los invitados, eran cuatro personas dos hombres y dos mujeres, cerré los ojos por un instante pensado en ser un buen platillo y hacer que mi Amo se sintiera orgulloso de su sumisa; fueron invitados al interior del apartamento, yo solo podía escuchar en ese instante, oía sus formalidades al saludarse y preguntasen como se encontraban, mi Amo les ofreció una copa de vino a cada uno, empezaron a beber o bueno eso supongo, solo se que escuche cuando una de las chicas dijo: ¡tengo hambre! ¿Que pasa con la comida, aun falta para que termines?, mi Amo enseguida le respondió: - No, ya esta todo preparado con un plus que se que le va a gustar.

Uno de los chicos se hecho a reír y dijo:- bueno vamos a ver que nos tienes preparado, ya me causo curiosidad.

-mi Amo le contesto: adelante tal ves la comida se nos enfrié y así no es muy agradable.

Escuchaba como se acercaban poco a poco y fui un manojo de nervios por un momento, cuando estaban en el umbral del comedor casi al unísono se rieron todos y una de las chicas dijo: ¡esto es increíble!, ¿que es? ¿el plato fuerte de la noche?, esto me gusta, pues vengo con muchas ganas de comer y me recuerda a las historias de Dolcett, vamos a rellenar a esta perra con algo interesante; se hecho a reír y se acerco, con su mano derecha fue tocando mis piernas muy suave como acariciándome, yo respire muy fuerte por su toque, el cual brindaba una combinación de ternura con poder……..

Continuara...


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ