¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Me dieron una gran mamada gracias a mi relato en la Guía Cereza

El lunes estaba en la oficina mirando los pendientes de la semana, eran las 9:00am cuando me sonó la extensión, era Nathalia mi compañera de oficina con la que había estado reunido el viernes pasado, fue Nathalia quien me informó el viernes que mi celular tenía una nueva notificación y gracias a ella inicie mi conversación con Carlos y Claudia, esa conversación que terminó en un par de deliciosas mamadas.

Nathalia me preguntó  ¿qué tal tu fin de semana?, yo le respondí, normal Natha y el tuyo? Y le pregunté en que la podía servir. Natha con un doble sentido que hasta ahora no había tenido conmigo, me dijo: Jummm esas preguntas no se hacen tan temprano, que tal que yo le diga que me sirve para algo que no se puede hacer en la oficina?... Yo me reí, pero hice de cuenta que no me había dado cuenta de su doble sentido, ella hablaba así con otro compañero de oficina pero conmigo nunca lo había hecho porque no teníamos confianza, aunque trabajamos en la misma sede, en un par de años solo habíamos coincidido unas escasas 4 o 5 oportunidades en reuniones. Pero ella insistió  y me dijo: Que pasó? Te ofendí con mi comentario? Yo le dije, no, por que? Y eso? A que se debe esa nueva actitud?... La respuesta de Nathalia me dejó frío, me dijo yo te vi en una aplicación el viernes de esas que se usan para acordar encuentros swinger, la conocí apenas la vi porque yo alguna vez tuve curiosidad y la use. Yo sonreí apenado y le dije ¿cual aplicación, de que hablas? Nathalia me dijo, de cual quieres hablar, de locanto o de la Guía Cereza?... Yo me puse muy tenzo y le dije, Natha, dime que viste el viernes y dime por qué me estás llamando a primera hora para hablar de eso. La verdad estaba asustado e indispuesto por no saber que pasaría ahora que una compañera de trabajo sabía que me la pasaba mirando aplicaciones swinger cuando debería estar trabajando. Nathalia me dijo, relájate  la verdad te llamo porque me dio mucha curiosidad lo que vi, vos sos muy discreto y muy cuidadoso con tu imagen y con todo lo que hacés, pero el viernes yo estaba muy pendiente de ti y de tu celular desde que vi esa aplicación, y vi que justo después de recibir un mensaje te fuiste al baño rápido y volviste a los 10 minutos a la reunión con un bulto en tu pantalón, seguramente estabas erecto. Yo le dije  Natalia  este no es un lugar apropiado para hablar de eso, si quieres después podemos hablar con más calma y te puedo contar mi experiencia. Ahora por favor déjame trabajar. Ella me dijo, listo, pero ya te comprometiste a contarme, no me vas a quedar mal porque ya sé tu secreto.

Yo colgué, estaba algo exitado  pero también enojado, la llamada de Nathalia me hizo pensar que ella me quería sobornar o algo así. El erotismo con el que me había hablado me pareció como si me quisiera tender una trampa para chantajearme o algo así.  A las 10:30am llegó a mi correo una citación a una reunión, era Nathalia, en la cita decía que por un par de temas que habían quedado a medias en la reunión del viernes pasado, era necesario reunirnos media hora en su oficina, pero para esta reunión  solo necesitaría que estuviéramos 4 personas  su jefe Daniel , mi Jefe Paola, ella y yo. La verdad no supe que pensar, pero acepté la reunión porque al ir con nuestros jefes, no pensé que nada podria pasar con respecto a la conversación de la mañana.

Cuando llegamos a la reunión  Nathalia dijo, Paola, me reuní con Daniel en la mañana y estuvimos mirando las cifras que ustedes presentaron en la reunión, la verdad creo que yo tengo un error en mis cifras y te quiero pedir que nos permitas reunirnos con Rodrigo para revisarlas, citamos la reunión para aclarar las cifras  pero ya vimos que es un error nuestro. Mi jefe Paola dijo que no veía problema a que yo les ayudara a revisar las cifras y me pidió que les ayudara.

Justo en ese momento Daniel dijo, la verdad debo salir media hora, Rodrigo, por favor ve adelantando la revisión con Natha y yo en una media hora me uno a ustedes, igual la sala está reservada hasta las 12:30, trabajen aquí para que no los distraigan. Nuestros jefes salieron de la oficina y Nathalia me dijo, proyecta tu computador para que miremos las cifras en el. Yo pensé, bueno, al menos no me va a preguntar nada del tema del viernes. Tomé el cable y lo conecté a mi portátil pero no dio imagen, Nathalia me dijo, seguramente funcionaria mejor si lo conectas abajo y soltó una risa pícara. El cable de proyección estaba suelto y la conexión estaba en la parte de abajo de mi escritorio, yo me agache y me dispuse a conectar el cable cuando Nathalia me dijo  no me vas a estar mirando las piernas por debajo de la mesa porque seguro que grito. Yo por simple reacción giré mi cabeza hacia Natha y vi que tenia sus piernas abiertas, no tenia ropa interior, su vagina estaba totalmente depilada y se veía un liquido transparente que la tenia muy mojada y esa minifalda roja la hacía ver muy sexy. Ella me dijo, no sabes cuanto me masturbe este fin de semana pensando que vos estabas en una orgia, mientras me decía eso metió sus dedos a la boca y luego los pasó por su vaina. Y continuó  pero esta mañana cuando llegué, me dio por mirar el la guía cereza y lo primero que me encontré fue un relato de alguien que describió exactamente lo que pasó el viernes pasado en la reunión y algunas deliciosas cosas más... Inmediatamente supe que era vos y por eso te llamé. Siempre he tenido la fantasía de hacerlo en el trabajo, pero temo que me llamen puta en caso de que me descubran. Pero ahora sé que te puedo hacer mi cómplice y se que nadie va a dudar porque tu imagen es intachable. Yo me acerqué a ella y me metí entre sus piernas y empecé a lamer su vagina, estaba muy mojada y la verdad estaba deliciosa, con mi mano derecha empecé a penetrarla y con mi mano izquierda le tape la boca porque estaba muy exitado y empezó a gemir muy duro. Le seguí lamiendo con intensidad la vagina mientras la penetraba con tres dedos por su vagina, ella como pudo  en medio de la exitacion me pasó su saco, yo entendí que estaba a punto de venirse. Entonces aumente la velocidad de mis dedos y retiré un poco mi rostro, fue justo cuando Natha se vino a chorros, la chaqueta quedó empapada, en menos de 10 minutos Nathalia se vino a chorros mientras su cuerpo temblaba como si estuviera a punto de convulsionar.

El saco quedó tan mojado que nos tocó tirarlo a la basura, nos tocó limpiar con servilletas el piso y esparcir alcohol para disimular el olor. Ahora el problema era otro  que hacer con el saco? Si lo dejábamos allí en la basura, las personas del aseo seguramente se darían cuenta. Teníamos que pensar en cómo deshacernos de él. Fue entonces cuando Nathalia metió un lapicero a su garganta y se obligó a vomitar un poco, me dijo, es asqueroso pero no se me ocurre nada más. Ve y dile a las niñas del aseo que estoy vomitando y que no alcancé a llegar al baño, que lo hice en el tarro de la basura. Yo corrí en busca de las niñas del aseo y cuando llegamos Nathalia ya tenía la bolsa de la basura amarrada, les dijo a las niñas del aseo, me tocó botar hasta el saco, lo volví una nada.

Las niñas del aseo le preguntaron a Nathalia si estaba bien y ella les dijo, si, creo que algo del desayuno me cayó mal  pero con eso ya estoy mejor. Las niñas del aseo nos dijeron, la verdad acá huele muy fuerte, busquen otra sala mientras a seamos esta. 

Nosotros tomamos los computadores y salimos en busca de otra oficina. Nathalia llamó a Daniel y le contó que había vomitado y le pidió que nos diera una hora más para revisar las cifras. El le dijo que si, y le dijo que después del almuerzo mirábamos lo que habíamos revisado. Nathalia fue al baño a asearse y volvió en 10 minutos como si nada hubiera pasado. Yo ya había revisado los archivos de ambos y ya había identificado los errores en su archivo, entonces le dije, Natha ya revise esto  si quieres podemos ir donde Daniel ya. Ella me dijo  que? Espera que aun tenemos unos minutos por aprovechar, entonces se arrodilló, me soltó el cinturón, bajo mis pantalones y empezó a lamer mis huevos con mucha pasión, cosa su lengua subió hasta la cabeza de mi pene y jugó un poco con su lengua, se retiró un poco  la escupió y se la metio a la boca hasta su garganta, la verdad era una experta mamando, siguió chupandola muy rápido y luego muy lento, su lengua se movía con mucha rapidez en la cabeza de mi pene, ella se retiró un poco y me dijo yo traje toallas del baño, me avisas cuando te vas a venir. Yo estaba muy exitado y creo que no la escuché  porque mientras ella lamia la cabeza de mi pene , yo me vine en gran cantidad, todo en su boca. Ella intentó retirarse pero ya era tarde, tenía mi semen en su boca. Entonces volvió a hacer una mamada profunda y se trago todo mi semen. Luego lamio mi pene hasta dejarlo totalmente limpio. Me miró y me dijo  Jummm y yo que iba a desperdiciar esa delicia de leche en unas toallas de baño... Después de eso fuimos a almorzar y luego a la reunión con nuestros jefes y nadie sospechó nada.

Nunca pensé que por un relato de estos iba a pasar un momento tan agradable.

Ojalá alguna pareja o alguna chica se antoje y quiera pasar un buen rato conmigo, ya vi que la Guía Cereza es una red bastante buena para seguir disfrutando el sexo... Espero mensajes! 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ