¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Raquel y su hija Marina descansaban plácidamente ese domingo en la mañana en su pequeño apartamento…cada una en un amplio sofá aparentemente leíanrevistas para distraerse pero sus pensamientos estaban en otra parte…

Raquel estaba recién llegada de España, era una mujer de unos cuarenta y tantos años que se conservaba muy bien, se había separado de su esposo hacia tres años y aunque había tenido algunas aventuras esporádicas no habían tenido un desenlace afortunado, sexualmente estaba muy ansiosa pero en el círculo que se movía no había encontrado una pareja adecuada, ante esta situación decidió partir para Colombia a visitar a su hija…en el vuelo de España a Colombia le había tocado como compañera de viaje una mujer cubana más joven que ella, como toda latina era muy buena conversadora y pronto empezaron a hablar de muchas cosas, la azafata era conocida de la cubana y les ofreció licor durante el viaje, muy pronto llegaron al tema de la vida íntima y la cubana que tenía una amplia experiencia empezó a contarle anécdotas de su vida sexual…Raquel estaba encantada con su interlocutora, sus relatos eran cada vez más picantes y la penumbra de la cabina del avión más el licor fue creando una extraña intimidad entre las dos…estaban talvezen la mitad del recorrido cuando ya los efectos del licor se hicieron más notorios, la cubana le confesó que tenía un deseo que no había materializado…seducir una colombiana…Raquel se puso a la defensiva pero la cubana empezó a seducirla muy indirectamente…empezó a tocar su cabellera diciéndole que era muy brillante y sedosa, sus manos pasaron de la cabeza a la cara y muy pronto empezó a acariciarla…pidió a la azafata otro trago y con más confianza tomó entre sus manos la cara de Raquel y en un impulso súbito le estampó un beso en su boca…Raquel quedó impactada, era la primera vez que una mujer la besaba en la boca…sintió una sensación rara e inexplicable…la cubana no la dejó pensar mucho y nuevamente la besó más apasionadamente mientras sus manos empezaron a acariciarle sus senos…Raquel sintió un sudor frío…sus senos hacía rato no los había tocado nadie pero esa caricia inesperada los había despertado de un largo letargo y sus pezones erectos eran la más viva manifestación del despertar de su sexualidad, ella que estaba indecisa abrió su boca y la lengua de la cubana empezó a darle caricias linguales que la excitaron intensamente, las manos de la cubana abandonaron los senos y buscaron el sexo de Raquel, ella abrió sus piernas y los dedos de la cubana llegaron a su objetivo, la delgada tela de sus pantys impidieron la entrada de los dedos ansiosos de la cubana, Raquel cerró un poco las piernaspara permitir que la cubana la despojara de sus interiores y una vez logrado ese objetivo se abrió de piernas para que la cubana le metiera sus dedos en su húmeda vagina…la cubana empezó a darle dedo con mucha excitación…Raquel quería más y más pero los dedos de la cubana eran cortos y sólo cubrían una parte de esa amplia gruta vaginal…la cubana sacó sus dedos ,se paró ante el maletero y bajo un maletín grande , lo abrió y sacó un dildo doble…era un falo de unos cuarenta centímetro de largo y de un diámetro grande…lo ensalivó y luego con los efluvios de Raquel lo lubricó y empezó a metérselo por esa vagina húmeda y hambrienta…Raquel solo movía sus caderas y trataba de enderezarse en su silla para permitir la entrada de ese inmenso dildo…la penumbra de la cabina hacía fácil la operación y la cubana cada vez más arrecha se bajó sus pantys y sentándose a horcajadas frente a Raquelse metió la otra parte quedando ambas ensartadas …la cubana empezó a moverse para sentir con toda su plenitud el gozo que les daba el falo de doble cara…el orgasmo llegó y ambas mujeres quedaron complacidas en lo más intimo de su ser…la cubana en señal de su agradecimiento y después de compartir teléfonos y direcciones electrónicas le regaló el dildo que las había complacido como un recuerdo de esa aventura inolvidable.

Esa tarde mientras aparentemente leía una revista su mente estaba recordando la apasionada cubana…esos recuerdo lésbicos fueron excitándola y una humedad vaginal le indicó que estaba deseando sexo…se acordó del dildo doble…ese regalo especial de la cubana y sin saber porqué lo sacó de su alcoba y lo dejó muy cerca de la sala donde se encontraba con su hija…

Marina era una mujer que frisaba los 28 años, era delgada de figura esbelta, estaba soltera y aunque no era bonita de cara tenía un cuerpo muy sexy, estaba en una etapa de su vida tratando de definir sus sentimientos…tenía un novio aparentemente muy cariñoso pero de un comportamiento muy acartonado, sus caricias no la llenaban, eran sin pasión, una bonita figura que no transmitía nada…todas sus amigas la envidiaban por ese apuesto galán pero desconocían la fría realidad, sin embargo de amigas no tenían nada, sabía que la podían vender en cualquier momento y aparte de eso no podía confiar en ellas, solo había una amiga en la que confiaba, era Susana una chica moderna, sin ser bonita era una chica agradable, era su “paño de lágrimas” en la que confiaba la mayoría de sus secretos…ahora precisamente estaba pensando en ella…mientras pasaba las hojas de una revista de farándula recordaba la noche anterior en que su comportamiento la descontroló un poco…habían bebido unas copas y en el apartamento de esa chica la complicidad de un delicioso cóctel, una música romántica y una iluminación difusa que daba un entorno sensual hicieron que esas dos amigas entraran en una conversación muy íntima en donde se fueron desnudando fantasías irrealizables, sueños no conseguidos y unos deseos compartidos…de un momento a otro Susana le tomó la mano para según ella contarle una anécdota que la ponía nerviosa…le confesó que su jefe la estaba acosando pero ella no lo quería para nada, el tono muy bajo de Susana hizo que Marina se arrimara más , Susana aprovechó para acercarse mucho más…de un momento a otro rozó sus labios y le dio un beso…Marina se sintió como si la elevaran al cielo…fueron unas chupadas que hacían estremecer sus sentidos…el licor, la música y esa lengua atrevida la llevaron a tener un intenso orgasmo que ella disfrazó con unos suaves quejidos…Marina no sabía qué hacer, se paró,se arregló su falda ,tomó otro sorbo de licor y se despidió de Susana…debía sopesar esta nueva situación…quedó de llamarla la otro día y se marchó para su apartamento. Al otro día Marina se levantó, se recostó en el sofá y los recuerdos de Susana empezaron a llegar a su memoria…fue a la nevera y sacó una botella de vino espumoso…sirvió dos copas…le llevó una su madre y otra para ella…quería tomar y pensar…una excitación muy intensa fue apoderándose deella, tenía un fuego que la quemaba, era un furor uterino que sólo calmaría una intensa relación sexual…pero…sólo estaba su madre…esa mujer que de niña la acostumbró a acariciar sus genitales cuando la bañaba…que besaba sus nalgas cuando la secaba…que la hacia acariciar sus senos cuando la abrazaba…Susana y su madre tenían algo en común … sentían una intensa atracción la una con la otra…

Raquel recordaba a la cubana pero también empezó a recordar cuando su hija era una niña, le gustaba verla desnuda, su vagina era una cuquita muy bonita, era abultadita, se veía como superpuesta en ese Monte de Venus …sería que todavía era igual de bonita…? Sus pensamientos la estaban traicionando…tomó su copa de vino y el maldito licor la fue sumergiendo en un estado de vigilia extraño…parecía adormecida pero su mente estaba despierta a recibir cualquier estímulo externo…miró hacia el sofá donde estaba recostada su hija…algo llamo su atención…su hija estaba masturbándose…era un movimiento casi imperceptible pero los movimientos de su falda le indicaban que sus dedos estaban acariciando su sexo…Raquel se excitó más al ver a su hija acariciándose…sin querer ella se puso a hacer lo mismo…estaba en un baby doll y era muy fácil para ella masturbarse…fue excitándose intensamente mientras su hija ya la traicionaban sus movimientos cada vez más pronunciados…leves quejidos se escapaban de sus labios…Raquel se bajó muy despacio del sofá y gateando para no hacer ruido se acercó al sofá donde se masturbaba Marina…ella estaba tan concentrada en sus pensamientos cuando su mamá la sorprendió…la haló suavemente por las piernas colocándola frente a ella…Raquel arrodillada empezó a besarle los pies y fue subiendo por sus piernas buscando se sexo…Marina en lugar de reaccionar dejó que su madre buscara su sexo…fue abriendo sus piernas y Raquel volvió a encontrar ese bello sexo...subió la falda y allí estaba ese sexo abultado…sobresalía sobre su abdomen plano simulando una bella meseta cubierta de una fina pubescencia dorada…Raquel empezó a besar ese sexo materno…sus labios vaginales se abrieron como pétalos dispuestos a recibir muchas caricias…esa gruta pronto fue copada por la lengua ansiosa de Raquel…subió un poco más para acariciar ese clítoris enhiesto…estaba erecto y ansioso de caricias…Raquel empezó a lamerlo con mucha suavidad arrancando gemidos de placer de la boca de Marina… Raquel intensificó sus caricias hasta llevar a Marina a un grado de excitación máxima…estaba que llegaba a un orgasmo pero decidió esperar y apartando la cabeza de Raquel se incorporó…se puso en cuatro y ofreció nuevamente esa vulva esplendorosa a la boca de su madre, ella encantada no se cansaba de mirar esa espléndida vagina con ese orificio casi dorado que ahora estaba humedecido y brillante…pero también miro apetitosamente ese ano perfecto que era una tentación muy grande …besó su bello culito y Marina se timbró de la emoción…la boca de Raquel también penetró un poquito por el estrecho esfínter…era una sensación diferente pero placentera…mientras Raquel le daba lengua a su hija por el culito ella se masturbaba para calmar la sed de sexo…Marina sintió un orgasmo intenso y entre palabras soeces se dejó llevar por la emoción para alcanzar el clímax de su orgasmo…

Ahora fue Marina la que empezó a acariciar a su madre dándole una chupada intensa a esa vagina tan húmeda y hambrienta…buscó el clítoris y admirada con ese “gallito” de su madre que era realmente llamativo por su tamaño y su prominencia empezó a lamerlo con suavidad haciendo gemir a Raquel de lujuria y pasión…empezó a chuparlo muy intensamente y su madre empezó a sentir el más intenso orgasmo…para completar la faena Marina introdujo su dedo por el culito de Raquel justo en el momento en que Raquel alcanzaba su orgasmo potencializando el clímax que la llevó a gritar de la pasión…las dos mujeres descansaron un rato…Marina trajo otra copa de licor…estaban cansadas pero querían más…las dos se sentaron frente a frente se acoplaron en una tijereta que les daba la posibilidad de rozar sus vaginas…fueron acomodándose lentamente hasta que la proximidad de sus cuerpo hacía que sus vagina se tocaran y sus clítoris rozaran para crear una sensación de placer inédita…estaban casi llegando a su segundo orgasmo cuando Raquel se acordó del regalo de la cubana…se paró y trajo el inmenso dildo doble…fue sólo cuestión de minutos cuando las dos mujeres acoplaron el inmenso falo en sus vaginas , aprovechando esa posición de tijereta empezaron a copular como dos perras sedientas de sexo…sus movimientos sincronizados hacia que el dildo penetrara en lo más íntimo de sus entrañas…al principio el movimiento era lento pero a medida que sincronizaron sus movimientos el movimiento de sus cuerpos fue más intenso hasta llegar a un movimiento frenético que lentamente las fue llevando al paroxismo y la locura de un orgasmo muy intenso…madre e hija se juntaron en el más bello acto de amor apasionado …un encuentro lujurioso e incestuoso que las unió como dos amantes insaciables sin los prejuicios de una unión pecaminosa… era el más bello gesto de un amor filial sin límites …


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ