¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Un Par de Fiestas Inolvidables

En una oportunidad haciendo unos trabajos Mi esposa se encontró con un amigo de hace mucho tiempo, él le comento que se dedicaba hacer fiestas especiales y eventos en diferentes bares y discotecas de la ciudad, también le comento que estaba próximo a organizar una fiesta de Minifaldas en un pequeño bar de Bogotá en la Carrera 7 con 51, para los que conocen esa zona es universitaria y van muchos jóvenes, entonces a Mi esposa le sonó mucho la idea y le propuso ayudarle con todo el tema de la logística y me dijeron que Yo también los podría ayudar, se hizo mucha publicidad, se anunciaron concursos de la chica con la minifalda más sexy, la más atrevida, la más bonita, hasta que llego el anhelado día, el amigo de Mi esposa y Yo estábamos en la puerta del bar en la parte de afuera y Mi esposa era la encargada de recibirlos adentro con una espectacular mini falda que no dejaba mucho a la imaginación, cada vez que se agachaba o estiraba los brazos se le veía un hilo blanco trasparente que escogimos con esa misma finalidad, bueno la noche fue pasando y las parejas entrando, como a las 11 pm nos tocó cerrar la puerta porque ya no cabía más gente, fue un éxito total, mujeres muy hermosas mostrando sus hermosos traseros, algunas un poco más atrevidas mostrando sus senos con blusas transparentes sin brasier, hasta que a media noche llego el show central, llegaron dos hermosas niñas disfrazadas de policías haciendo un show de striptease espectacular, hasta quedar totalmente desnudas, empezaron a sacar algunos chicos a la pista y quitándoles la ropa dejándolos igual  que ellas, no faltaban las parejitas celosas que terminaban en pelea y se iban del lugar, el show duro media hora y calentó demasiado el ambiente pues más de una pareja ya se estaban metiendo mano, algunas ya desnudas y al amigo de Mi esposa y a Mi esposa se les ocurrió hacer una venta de besos al público, pusieron una tarifa para besos en la boca sencillos, besos en la boca con lengua y los besos con derecho a coger y tocar lo que quisieran, el DJ empezó anunciarlos y aunque no lo creíamos fue un éxito total, las chicas empezaron a pedirle besos al amigo de Mi esposa en la boca y con lengua, muy pocas se atrevían al completo, pero cuando lo pedían las manos iban directo al paquete y la cola, en cambio los chicos a Mi esposa casi todos era completo y algunos solo con lengua, al cano como de una hora volvió a Mi esposa y me dijo que ya le dolía la boca de tantos besos, y le mande la mano a su hermosa vagina y como lo pensé estaba escurriendo de lo mojada que estaba, me dijo que estaba demasiado excitada, que un tipo le metió los dedos y se lo hizo tan rico que la hizo venir. Cuando todo acabo ya eran las 3 am y nos tocaba cerrar o tendríamos problema con la policía, ya habiendo sacado a todos, solo nos quedamos el DJ que era el esposo de la dueña del bar, la dueña del bar, una chica con unos senos enormes que se había levantado el amigo de mi esposa con él y nosotros dos, la dueña nos lo agradecía muchísimo ya que había vendido casi todo el licor, que nunca se imaginó tanto éxito y que contrataría nuevamente al amigo para hacer una nueva fiesta, y el amigo de Mi esposa y Mi esposa súper contentos porque con las entradas del cover que era lo que le correspondía a él le había ido muy bien, e increíblemente con lo recogido de los besos les había ido mejor que con las entradas, decidimos irnos para nuestra casa los 4 porque la dueña con el esposo se debían quedar arreglando un poco el desorden. Nos llevamos una botella cogimos un taxi y nos fuimos para nuestra casa, cuando llegamos nos pusimos a tomar y hacer jueguitos hasta que al recordar el tema de los besos se calentó todo, el amigo de Mi esposa le quito la poquita ropa que llevaba la amiga y él también se la quitó, empezaron a manosearse y besarse intensamente hasta que se empezaron a bajar el uno al otro y cambiando, nos quisimos ir a nuestra habitación a desahogarnos pero la amiga cogió a Mi esposa y la beso en la boca tocándole la vagina con la mano y le empezó a meter los dedos y masturbarla, en ese momento me cogió mi esposa y me llevo hasta la amiga y me cogió la mano para que la pusiera en el seno de la amiga, la verdad fue una sensación rara pues nunca había tocado una tan grande y para ser sincero no me llaman mucho la atención, pero sin embargo lo hice y lo disfrute, en ese momento la amiga se separó del amigo y me empezó a besar a Mi con mucha pasión y me agarro la entrepierna y desapuntándome el jean me lo bajo al igual que los bóxer y se lo metió a la boca, me hizo un oral delicioso, cuando me di cuenta Mi esposa ya estaba en cuatro y el amigo penetrándola por detrás, fue algo sin planear pero la pasamos muy rico, entre jadeos, gemidos y un poco de gritos cuando las clavábamos duro disfrutamos los 4 toda la madrugada hasta amanecer, al final la amiga termino haciéndolo con el amigo y Yo con Mi esposa. Luego de toda esta faena los acomodamos a ellos en el cuarto auxiliar y nosotros nos fuimos a nuestro cuarto a descansar, cuando nos despertamos ya era medio día, nos levantamos porque escuchábamos ruidos en la cocina así que salimos desnudos a ver y el ruido era que los amigos se habían levantado hacer el desayuno pero la calentura les pudo más y terminaron haciéndolo en la cocina, así que para que no se sintieran solos entramos y los acompañamos ya que el verlos nos había calentado a los dos, luego de un buen rato volvimos a cambiar de parejas pero esta vez quede un poco aburrido porque tan pronto la penetre me dijo que le había dolido y que no podía seguir, así que nos tocó a los dos quedarnos sentados viento como el amigo y Mi esposa lo hacían muy rico en todas las posiciones inimaginables.

Unos meses después el amigo de Mi esposa la llamo para decirle que la misma señora del bar lo había llamado para organizar una fiesta de disfraces ya que era octubre y se acostumbra mucho que los bares hagan este tipo de eventos, el evento fue igual o más espectacular que el de las minifaldas pues se vieron trajes muy sexys y prácticamente termino igual que la anterior fiesta, un éxito total para todos pero esta vez en una orgía de aproximadamente 15 personas, en su mayoría hombres pues mujeres no habían sino 4 y es la primera vez que veo a Mi esposa con miembros en la boca, en la vagina y en cada mano masturbándolos, fue una imagen que no se me borrara jamás y sé que de la memoria de ella tampoco pues me dijo que disfruto como nunca. Ya exhaustos al final nos fuimos solos a nuestra casa a descansar.

Espero les haya gustado estas historias y esperamos sus comentarios.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ