¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Todo empezó hace 1 meses, Vivía cerca de la U.P.B. (Medellín), tuve la fortuna de estudiar allí y para mí, la vida fue elemental, salir de casa, estudiar, regresar al medio día, alimentarme; compartir con mis padres, mi hermana Luisa a la que ya había visto con su novio teniendo sexo.(creo que ese momento fue el inicio de mis decesos incestuales), y continuar con mi rutina diaria.

Vivíamos en una casa amplia, y cada uno tenía su pieza con baño, teníamos una buena privacidad, pero un día en la U. en la especialización el profe de la mañana no llego y se canceló la jornada, tome la decisión de regresar a casa de nuevo. Eran ya las 8:00 am.ingrese a mi casa, mi padre ya había partido para el trabajo, Laura para el trabajo igualmente y mi madrastra dormía.

Entre sin hacer ruido por respeto, pero me percate que de la pieza de mis padres salían pequeños quejidos, los identifique de inmediato, era Laura.

Me acerque sigilosamente y para fortuna la puerta estaba abierta de par en par, de un punto ciego la observe; estaba desnuda tenía un masturbador que sobaba sobre su cosita con bellitos, se sobaba y se introducía la puntica, era un espectáculo. Ella era una mujer de 1.65 de estatura, rellenita, y con unas enormes tetas que ya caían como gotas sobre su cuerpo, sus pezones grandes y rosados, arrugados, pero con su punta erecta, se tambalean al ritmo de su excitación.Parece que llevaba buen rato allí haciendo esto porque ya se veía sudor en su cuerpo. Se volteaba y metía también la puntica de sus masturbador en su rico culo, solo un poco, ese hoyito estaba lleno de aceite, se veía brillar y el aparato se deslizaba fácil de afuera hacia adentro en un ritmo lento; de espaldas a la puerta se puso en cuatro y con su cabeza metida en la almohadametió en aparato en su vagina, con una mano por dentro de los pies se metía el consolador, y haciendo una pequeña curva con su cintura con la otra mano por fuera se sobaba su culo y metía un poco el dedo en su hoyito… seguía gimiendo y aplacaba el sonido con la almohada, empezó a acelera el ritmo y soltando el masturbador empezó a sobarse frenéticamente el clítoris a punto que soltó un grito total, que alargo con un rugido que salía de su garganta. Yo desde la distancia veía como su vagina se contraía y como su culito hacia movimientos. Se acostó y quedo de espalda, se le veía su nalga redonda, finalizando con un movimiento de la pierna que me permitió ver tu vagina desde los lejos, con ricos labios abultados y húmedos.

No me quise mover, desde donde estaba ella no me veía y además como estaba de espaldas podía quedarme allí tranquilo, esperé un momento, sentí que empezó a dormirse y lentamente salí sin hacer ruido. Mi verga estaba hinchada, no sabía qué hacer, si hacer ruido para entrar de nuevo o irme para la U. con mi verga doliéndome y gritando que le hiciera una paja, tome la decisión de volver, pero toque duro la puerta, ella se demoró un rato para abrir y cuando lo hizo lo primero que le dije...

-Qué pena Laura se me quedaron las llaves y no tuve clases, hay me disculpas,

-Tranquilo ya me tenía que levantar, mejor para que me hagas compañía un rato…

Me fui a mi habitación, serré la puerta me desnude rápidamente y agarre mi verga, que tenía la cabeza hinchada, ya me dolía, me tire en la cama y empecé a pajearme, me imaginaba el culo de Laura, quería haberlo penetrado, pensaba en su posición de cuatro y me pensaba allí metiéndoselo, fue tanta la presión que la paja termino rápido, expulsé semen por todos los lados, y descanse, me dormí del placer y como a la hora Laura llamo a la puerta para decirme que ella salía y quedaba solo en casa.

Al fin de semana (sábado), todos nos levantamos tarde, todos descansábamos y yo empecé a acercarme más a mi madrastra, a ayudarle en la cocina y en los deberes de casa. Ella siempre se levantaba con camisoncitos amplios que en cada movimiento se le veían la tetas, yo no las miraba por respeto, pero después de aquel día no perdía oportunidad para mirar sus tetas.

Cuando iba a su pieza siempre la acompañaba a tender la cama de ellos, cuando ella se montaba para tenderla mejor se le veían colgando sus tetas con mayor claridad.

Un día de esa semana me escape de clases y regrese casa a ver que podía ver, la suerte me acompañaba, parece que mi padre que era el último en salir, dejaba la puerta de la habitación abierta, allí estaba de nuevo, Laura durmiendo boca abajo en posición fetal, estaba en tangas, se veía como el hilo de su tanga tapaba el ojito de culo, pero se le veían sus bordes, también se le veían un poquito los pelitos de su vagina y su culito.

255fdaffa44128e2d0d1abd25925ddce.16.jpg

Me saque mi verga y empecé a masturbarme, me saboreaba, mi imaginaba a que olería aquel culo tan bello y provocativo, me imaginaba metiendo mi lengua en ese ojito arrugado,

No aguante y me acerque lentamente, no podía despertarla, me mataría, quise tocarla, pero preferí acercarme a olerla, me apoye levemente en su cama y me acerque a su cuerpo. olía delicioso.

En ese momento sin poder frenan sentí que salía de mi verga un chorro de semen, me aparte rápidamente, con tan mala suerte que me desarrolle en la pieza, cayendo mi chorro cercaa la cama. Me pegue tremendo susto, Salí corriendo al baño y termine allí con todas las ganas.

Volví al cuarto a ver si se había levantado, pero no, allí estaba todavía dormida, venía con un trapo, limpié mi reguero y Salí de allí.

Al otro día me volví obsesivo mirando cómo me podía robarme unas tangas de Laura. Cada vez que veía que salía entraba a su cuarto y esculcaba, pero siempre encontraba tangas muy limpias, yo quería unas sucias, quería sentir su olor, pero nada, siempre limpios.

Pasaron dos días y por fin tuve la oportunidad, cuando Salí para la U. en la mañana, ella ya estaba levantada con mi padre y parecía que salían de afán a hacer vueltas, me quedé un momento, sabía que iba a llegar tarde pero no importaba, salieron, se despidieron y de inmediato entre a su cuarto, no habían tendido la cama lo que demostraba que salieron de afán.

Me metí al baño y bummmm allí en el piso estaba mi tesoro, unos pantis blancos, usados del día anterior, lo cogí y los olí, huuuuaaaauuu se me puso la verga como nunca, se me paro, salí del cuarto y me fui a mi pieza me desnude y me tire en la cama, mientras olía sus calzoncitos me agarraba mis huevos, era un sueño hecho realidad, tenía en mis manos el olor de Laura, Tenia en la bragueta humedad con frenesí me peque una masturbada descomunal.

Ese día no fui a estudiar me quede, descanse y me pegue otra dos masturbadas en la mañana, mi verga de solo pensar lo que tenía en mis manos se paraba como un mástil.

Llego la tarde y regresaron, ya suponían que yo había llegado y todo trascurrió tranquilo, lo extraño empezó a suceder, al día siguiente en la tarde.

Por el hecho de no haber ido a clase me toco quedarme hasta tarde y llegue pasadas las 6:00 pm,

Laura en casa sola, mi hermana y mi padre no habían llegado, más amable de lo normal, me saludo de beso en la mejilla, pero sentí en ese beso un poco de humedad, lo que me éxito, me estaba volviendo loco, cada vez que ella se acercaba mi verga se ponía a mil.

Estaba con una blusita de tiras, sin brasier se le insinuaban sus pezones, y tenía una falda apretada que le llegaba a la mitad de los muslos y era de jean.

Me fui a mi pieza y cuando volví, pase por la suya y estaba acostada boca abajo y la faldita mostraba sus calzones, uauu le hable para que se diera cuenta que la estaba viendo y ella ni se inmuto, siguió leyendo un libro…

2adb23caa7442e625f4522c2df5c6554.20.jpg

-Carlos, que quieres, no me interrumpas, no vez que esto leyendo.

Me quede frio no le importaba que la estuviera viendo…

-No solo que estaba solo y quería escuchar donde estabas

Se voltio para mirarme y de frente su faldita dejo ver sus calzones, ella sabía que se le veía, pero se despreocupo, a mí se me iban los ojos para su vagina y ella lo sabía.

-Espera que llegue tu papa y tu hermana para que comamos, ya voy…

Se volvió a voltear y se le subió más la faldita y se le veía más las tangas estaban en lo profundo de ese culo y se veía perfecta su nalga, me quede un momento mirando, mi verga se puso como un mástil y yo parecía un salvaje con ganas de tirarme encima y metérselo por detrás…

-Bueno vete a tu cuarto que ya llegan.

Me fui para el cuarto y de nuevo otra masturbada, moví mi verga para un lado y otro, jalé mis huevos y el chorro de leche salpicaba por todos los lados…

Llego el fin de semana y en mi cabeza solo cabía la escena de Laura tranquila mostrándome ese culo.

Mi hermana se fue a la disco y yo me quede con mis padres, ellos me preguntaron por qué no salía y de verdad no había nada que hacer. Al rato me llamaron y me dijeron que si quería tomar unas copas con ellos, sacaron aguardiente, no soy muy aficionado pero lo acepte y me senté con ellos en la sala. Ya llevábamos más de media botella cuando a mi padre le dio por poner salsa y bailar con Laura.

Se me volvió a poner mi verga como un mástil. Laura tenía una falda que le llegaba a las rodillas suelta y una camisa de tiritas que le apretaban sus ricas tetas, cada vez que se sentaba al frente mío su falta quedaba a mitad de sus muslos y eran hermosos, lisos; pero hubo un momento en el que al sentarse se puso en flor de loto lo que hizo que se le vieran sus calzones y de nuevo ella se dio cuenta que yo la miraba, eso me puso como salvaje y tome la decisión de comérmela, mi idea de ahí en adelante era que me la comía, o me la comía.

Pedí permiso y la saque a bailar, había salsita también romántica que permitía que se acercara hacia a mí, y en una de esas le ice sentir que mi verga estaba como un mástil, ella se percató y se separó un poco, pero los tragos hicieron efecto, y entre baile y baile ella se acerba y se sobaba en mi verga eso me llevo a la conclusión que solo falta el momento oportuno para cumplir mi deseo.

Baile toda la noche y mi papa trajo otra botella de Guaro, aunque él estaba muy prendido, hubo momentos en los que yo acercaba sus pechos a los míos y sentía esas tetas grandes que tenía y se le veía sus pezones parados de la excitación.

Fui al baño a sobarme la verga, a tranquilizarla y salía de ella liquido de placer, volví y miré que mi papa ya caía dormido en la silla y que Laura lo llevaba para la cama. Me preocupe pues quería continuar. Mi padre se despedido y se fue con ella para la pieza.

Yo los seguí, pero mi papa todavía estaba pleno lo que me dejo con ganas de más. Entraron y se tiraron a la cama y empezaron a besarse, ella me miro y yo le sonreí, y me escondí para mirarlos, no serraron la puerta y se desnudaron, mi padre empezó a chuparle las tetas y meterle los dedos en su vagina, el bajo le abrió sus piernas y empezó a chuparle su cosa, ella gritaba de placer, lo hacían duro. Cambiaron de posición y mi padre se acostó y Laura empezó a mamárselo, ella en cuatro mostrándome su culo y su vagina, mi padre gemía. Ella se montó en su verga y empezó a cabalgarlo, se lo metió hasta el fondo, yo solo veía la espalda de Lura y los huevos de papa debajo de ese rico culo, ella se inclinó hacia el frente para que mi papa le chupara las tetas y mi padre empezó a bombearla con ganas, se veía la verga de élentrar y salir con ganas, los dos aceleraron su ritmo, y explotaron en un climas sincronizado y con un grito mutuo.

5ad43f82d2c763c2efa04059bd61b104.29.jpg

Yo no salía de la sorpresa de como yo había visto ese espectáculo, saqué mi verga y empecé masturbarme y a soñar cuando y como me iba a comer ese culo tan rico.

Laura había ido al baño y mi papa se durmió y dio la espalda, ella volvió y acosta de espaldas empezó a tocarse, parece que había quedado con ganas.

Tome la decisión y me acerque a la puerta con mi verga en las manos, Laura me sonrió y con sus manos me dijo que me acercara sin hacer bulla, puso su vagina en la orilla de la cama yme arrodille y empecé a meterle los dedos, estaba súper húmeda y aunque al parecer se había lavado se sentía al interior la leche de mi papa, eso me éxito más, siempre había soñado con un trio.

Le chupe su clítoris, estaba hinchado, mi pulgar se lo metía en su vagina y con el dedo del corazón le sobaba su rico culo, un rato me quede hay, ella se sobaba sus tetas y se jalaba sus pezones, su vagina y olía a gloria, ese olor yo ya lo saboreaba.

En un momento mi padre medio se despertó, estaba muy ebrio, Laura me quito y fueatender a mi padre, le tapo lacara con una sábana, y se puso en cuatro chupándole la verga a él. Me miro y me murmuro que se lo metiera.

Me pare y lentamente, mientras ella se lo mamaba a mi padre, se lo fui metiendo despacio, le hacia movimientos suaves, para no hacer bulla, con un dedo se lo metía en su culo, lo saque por un momento y me arrodille para chuparle su cosita en esa posición, y luego empecé a meterle mi lengua en el culo, sentí que ella se quejaba y apagaba el sonido con la verga de mi papa. Volví a pararme y volví a metérselo ya no aguate más, empecé a acelerar y ella se dio cuenta, ella dejo de mamar y empezó a hacerle una paja acelerada a mi papa y el en su borrachera gemía y exploto, yo al ver eso me existe y más y también explote, y se lo metí hasta lo más profundo, lo que hizo que ella gritara de placer, disminuí la velocidad y ella me miro y me murmuro que no lo sacara, ella se seguía moviendo mientras se tragaba la leche de esa verga que empezaba a caer. Cambio de posición y se sentó a la orilla de la cama y me lo chupo también sacándome la última gota, murmurando me dijo…

images?q=tbn%3AANd9GcSbhEipWZCLTosMLMYa2uQd2LpsIo509_HbRXNrG0dDThp09ouM&usqp=CAU

-Te gusto, me he masturbado mucho esperando este momento, aquí te regalo esto para que recuerdes esta noche y no te las tengas que robar…

Cogió las pantaletas, se limpió su vagina, la paso por su culo y me las entrego, yo me acerqué y le di un rico beso…

Me fui a mi pieza y seguí despierto oliendo sus calzones, semen, su olor, su sudor, su ano ufff, solo pensaba que iba a pasar al otro día….

Pero eso es otra historia….


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ