¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Nuevas aventuras después del cambio y un gran viaje.

Después de regresar a vivir juntos ella ya no quiso seguir en lo mismo que andábamos, así que para Mí en parte fue una frustración pero la vida tocaba seguirla viviendo y de alguna forma tocaba remplazar la diversión para no caer en la monotonía que realmente acababa la gran mayoría de parejas.

Todo comenzó a los pocos meses, ella volvió a vestir muy sexy, decidimos entre ambos que no quería trabajar como empleada y decidimos que empezaría a trabajar como antes y era solo FreeLancer, ella vestía muy sexy, le gusta ponerse cosas muy chiquitas que dejaba ver un poco más de la cuenta, nos divertíamos mucho cuando íbamos en el carro y ella se iba a bajar de él, lógicamente Yo trataba de parar siempre donde al lado de ella quedara algún tipo o transeúnte distraído, al ella abrir la puerta ya solo con eso estaba mostrando bastante pierna y cuando la abría para bajarse se imaginarán la vista tan espectacular, eso lo hacíamos en todo lado en especial en los restaurantes para que el ayudante se desviviera en abrirle la puerta y ayudarle a bajar o subir con su doble intensión. También en los centros comerciales ella subía las escaleras eléctricas con las piernas un poco abiertas y cuando alguien le llamaba la atención atrás de ella simplemente se agachaba mostrando su espectacular cola.

Ella vivía un poco frustrada porque después del segundo embarazo ella quedo con unas marcas en el abdomen como estrías y piel un poco flácida y por mas ejercicio que hiciera no había nada que hacer, así que hace como 3 años decidí regalarle de cumpleaños la lipectomía de abdomen cosa que me agradeció muchísimo y sabía que ambos la íbamos a disfrutar. Paso un año en el tema de la operación, la recuperación y la sanación de las cicatrices, la verdad dimos con un excelente cirujano que recomiendo a ojo cerrado, no es el más caro pero tampoco el más económico, pero hoy en día es mejor la seguridad y la confianza que la economía, así que para celebrar el éxito de la cirugía nos fuimos dos semanas para Cancún, la verdad ese viaje pago la cirugía, el viaje y todo ese mal rato que pasamos atrás, pues allá en la playa y los parques solo usaba vestidos de baño de hilo dental mostrando ese cuerpo espectacular que para Mi tiene Mi esposa, hicimos locuras como en los parques de Cancún ella meterse  al agua y quitarse la parte de abajo del vestido de baño, así que no falto y vimos varios que pasaban junto a nosotros y la veían perfectamente y más algunos que llevaban cámaras acuáticas, lógicamente nosotros también llevábamos cámara acuática y aproveche para grabar varios momentos espectaculares bajo el agua, algún vez nadando ella me saco el miembro y me masturbo por un rato para luego metérselo en la boca, Yo también aproveche para meterle mano y masturbarla en varias ocasiones. Como en esos parques es por zonas y por estaciones en cada una de ella rápida y hábilmente se vestía para poder salir sin problema, de ese viaje sé que fueron varios que se llevaron bonitos recuerdos de Mi esposa pues el agua es muy cristalina.

Una noche decidimos salir al bar más famoso de Cancún que se supone fue donde grabaron la película de la máscara, el bar es espectacular, es una especie de teatro dentro del bar, ella por su parte iba súper hermosa, llevaba un vestido bastante corto como siempre, con un escote adelante que llegaba hasta el ombligo, y la parte de atrás con la espalda medio descubierta, el bar tenía una característica que a Mí y a Mi esposa nos encantó, ellos en el centro del escenario tienen como una especie de barra cuadrada donde en los omentos de rumba suben a las chicas a bailar, especialmente a las que tienen falda, nosotros no lo sabíamos y ella fue de las primeras en subirse, así no más ya varios que estaban cerca podían verle un poquito más de lo normal, pero cual sería nuestra sorpresa que a los pocos minutos ya estando lleno la barra de chicas se activó como un compresor de aire hacia el techo, la mayoría de chicas se les levanto la falda dejando ver algunas unos interiores muy hermosos y otras con interiores normales y grandes, pero creo que Mi esposa fue la más expuesta pues al activarse el aire ella estaba parada justo en medio de uno y el vestido prácticamente se lo quito, le quedo en el cuello quedando casi desnuda, llevaba un hilo muy pequeño que no tapaba casi nada y como no llevaba brasier le quedaron los senos al aire, nos encantó el momento pero por disimular y debido un poco a la pena por lo sucedido se vistió rápido y se bajó, así siguió la noche y al terminar la noche salimos y le tome varias fotos fuera del bar en unas locaciones bastante curiosas y del lugar donde se mostraba bastante sensual casi sexual, pues en varias se sacaba los senos, se levantaba el vestido y con poses muy sexys, sin importar que la estuvieran viendo, al fin y al cabo la mayoría ya lo habían hecho. Esa es la labor y causa del licor que Yo disfruto en ella, nos fuimos al hotel a pie disfrutando la vista y la brisa tan espectacular que hay a las 3 de la mañana, ya en mitad de camino se quitó el vestido y se fue en solo hilo hasta el hotel, ya llegando se lo puso para entrar aunque sé que el guardia de la entrada la alcanzo a ver cómo iba.

El resto de días los disfrutamos en la playa y otros sitios turísticos de Cancún, cosa que Mi esposa aprovecho para en varias ocasiones hacer topless, disfrutamos ese viaje que como lo dije en un principio pago todo hasta la fecha. Llego la hora de volver a nuestro país y rutina laboral quedando con algunos cambios de vida, pues ya no era como antes pero igual los disfrutamos.

Espero les haya gustado este relato, esperamos sus comentarios.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ