¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Un masaje bien aprovechado a Mi esposa.

Bueno les sigo contando que por la cirugía que le habían hecho a Mi esposa le recomendaron hacerse masajes de vez en cuando, después de lo que había pasado con el trabajo que ella hizo se me ocurrió contactarme con una persona de esta misma página, salieron varios candidatos, pero primero le dije a uno, la idea era que ella no se enterara cual era Mi plan, así que tenía que ser muy discreto y hacerse pasar como masajista real, bueno encontré un masajista real que fue y le hizo un espectacular masaje pero le faltó pericia y no logro nada más, solo deleitarse con la desnudes de Mi esposa, ella si me alcanzo a decir que el tipo tenía como otras intenciones pero la verdad no le vio importancia y disfruto el masaje, cuando contacte al segundo nos tocó dejar pasar más de un mes, ella lo esperaba con ansias ya que estaba un poco estresada y quería relajarse, esta vez llego un masajista que no era masajista pero con un cuerpo como a ella le gusta, ella de por sí no es que solo le gusten los tipos grandes marcados, pero si la hace mojar un poco más los chicos jóvenes y bien cuidados en el gimnasio, así que cuando llego le gusto y me hizo una seña, nada fuera de lo normal, esta vez le dije que iba hacer una vuelta y que ya regresaba, sin ninguna segunda intensión para ella, para el masajista y para Mi si estaba planeado, el masaje comenzó muy normal en la espalda las piernas la cola y los brazos, cuando le dio la vuelta a diferencia del otro le quito la toalla dejándola expuesta y totalmente desnuda frente a él, le masajeo las piernas nuevamente los pies, y fue subiendo hasta su entre pierna, le masajeo por los lados sin llegar a tocarla directamente, eso como que le gusto y la prendió más, pues después siguió con el abdomen y los senos alrededor sin tocarle su pezón, luego paso al cuello e inicio nuevamente el descenso, cuando llego a su vagina con un dedo empezó a rosarle sus labios vaginales y le paso un dedo por el clítoris que para ese momento ya estaba hinchado y mojadito, ella suspiro y se le alcanzo a salir un pequeño gemido, él cómo vio su aprobación siguió acariciándola un poco más directo y más fuerte, luego con la otra mano le acaricio los senos y ya en ese punto ella empezó a buscar con su mano el miembro del chico y se lo acaricio por encima de la sudadera que llevaba, así que se la bajo y se la llevo a la boca, luego se besaron y ella saco un condón que había en la mesita y se lo puso para que la penetrara, estuvieron es esas unos 20 minutos, ella disfruto su masaje y creo que lo repetiría, cuando acabaron ella se vistió con una pijama semi trasparente y cuando lo iba acompañar a la puerta llego Yo, me despedí y nos fuimos para la habitación, cuando llegamos me conto que el masaje le había encantado, tanto que se éxito y termino haciéndolo con él, ella me pregunto si estaba mal por haberlo hecho sin decirme y le dije que no había problema, que ella sabía que desde que me contara todo estaba bien, ya con eso sé que deje la puerta abierta para futuras aventuras y ojala sigamos disfrutando lo que más me gusta que es ser cuckold.

Espero les haya gustado quedo atento a sus comentarios.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ