¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Estoy algo nerviosa, esto lo he hecho en varias ocasiones, pero siempre me pongo nerviosa. Pero en realidad esa ves es diferente, lo que coordinamos tiene un matiz de fantasía para ambos, pero como toda acción de cumplir una fantasía hay un riesgo. Bueno, creo que la mayoría dirá que es precisamente el riego lo que hace la fantasía. Y tal vez por ello algunos de atreven, y algunos no. 

Lunes
-tengo una fantasía, y creo que tu puedes cumplirmela, bueno la verdad anhelo que seas tu la protagonista, eso lo haría doblemente especial-
-bueno, mi fantasía es cumplir fantasías... pero depende de la fantasía, hay algunas muy aburridas o demasiado perversas, no juzgo, pero tampoco le digo sí a todo-
-es sencillo, pero no quiero contártela toda, de la experiencia un tema central es la espontaneidad-
-entonces... bueno quedo en incertidumbre, tú dirás...-
-quiero enviarte un regalo, podemos empezar con un detalle y luego te cuento lo demás-
-esta bien... veamos esto a donde va-
-No te preocupes, sospecho que te puede llamar la atención-
Miércoles
Como lo esperaba el regalo llego puntualmente. Una caja sin ningún tipo de logo o marca que indicara su contenido, le escribí luego de dejar la caja en mi cama.
-llego tu regalo... es una caja-
-espera pongo la videollamada, quiero verte-
-te espero-
-bien, ábrelo y dime qué piensas, quiero que seas sincera-
-bueno, es un disfraz, algo vulgar al parecer-
-así es, espero que te guste porque a mi me encanto y me imagine verte con él, también me tome el atrevimiento de enviarte unas botas, espero te queden bien-
-¿me lo pongo?-
-pero ahora no, quiero esperar a verte personalmente-
-¿entonces...?-
-bueno, tu decides si quieres continuar, si dices que no, me conformo conque me muestres como te queda, pero estoy haciendo fuerza para que digas que si-
-me intrigas, y me gustaría saber que hay en esa cabecita perversa-
-quiero que lo lleves puesto en nuestro primer encuentro, pero claro eso no es todo, el tema esta en la situación donde quiero que lo vistas-
-ok, pero es un disfraz de puta, negro, todo transparente, no oculta nada-
-si, así es-
-No pienso ponérmelo en una misa... o algo por el estilo-
-y no te lo pediría. No podría tener una erección en un lugar de esos-
-explícame entonces-
-en mi cabeza sucede algo así: voy en mi carro, es de noche, y por alguna razón estoy muy caliente. Paso por una calle oscura, y veo una prostituta, y me digo que puede ser una opción adecuada para mi problema. Me detengo, bajo la ventana, hablamos y ella sube a mi carro, luego vamos a algún lugar y me la follo en el carro-
-ya entendí, la fantasía de contratar una puta en la calle, como en las películas, bueno imagino que es así en la vida real-
-¿qué dices?, se que es tonta, pero la sola idea no te imaginas lo que causa en mi-
-Creo que ninguna fantasía es tonta, solo me preocupan temas logísticos y de seguridad, hay como varias dificultades-
-eso lo tengo resuelto, llevo pensando en esto años, y sé incluso el lugar, la hora y los temas de seguridad yo me encargo de todo. Solo hay un pequeño detalle en cuanto a esto ultimo-
-¿cual es ese detallito?-
-alguien me puede ayudar con el tema de seguridad, pero es posible que me pidan tu número-
-ahh, esta bien, no hay lío-
-bueno, entonces seria el viernes a las 10:00 pm, luego te paso la dirección para recogerte allá-
-Pero no he dicho que sí-
-bueno, tampoco he escuchado que te niegues, por lo general lo que pasa es que me cuelgan o me dejan de hablar a esta altura y me bloquean-
Viernes
Y eso me lleva al día de hoy. Salir de casa no fue fácil, no niego que estuve a punto de simplemente arrepentirme en el ultimo momento. El disfraz me quedo significativamente ajustado, tiene un bordado con lo que parecen diferentes tipos de flores, la transparencia deja poco y nada a la imaginación. No me puse brassier ni panty, y el disfraz, que en realidad es un vestidito transparente apenas su cubre mis nalgas. Esto me obligo a llevar una chaqueta que un ex olvido en mi apto. 
Estar afuera fue extraño, es como caminar desnuda, llamo la atención, hay ojos que me miran y hay palabras obscenas que me dicen. Tengo frío en mis piernas y mi vagina creo que nunca ha estado así de expuesta.  
La calle de la cita esta sola, y hay poca luz. La chaqueta la dejo a un lado, hace frío, pero en realidad el clima es secundario, dentro de mi hay dos ideas que me atormentan: la primera es que todo esto sea una broma y me dejen plantada; la segunda es que "estoy como una verdadera puta de calle" y eso mi estimado lector esta haciendo que me moje. En otras palabras, el calor interno hace que el universo se encuentre en equilibrio.
Pasan diez minutos y nada, no ha pasado nadie, igual él dijo que se encargaría, pero nada es seguro si es una broma, me sentiría muy tonta si todo es mentira.
Un carro se acerca y se detiene frente a mí, los vidrios son polarizados, la ventana del conductor baja.
-estas preciosa ¿cuanto por un polvo?-
-estaba pensando que...-
-No importa, tengo todo esto para gastarlo esta noche-
-Parece suficiente-
-¿esa chaqueta es tuya?-
-si, bueno no, por lo menos por hoy si-
-tráela y súbete-
-vale-
-eso, muy bien. Qué tal este adelanto por una mamada, pongo este billete en tu chaqueta... estoy pagando para que te arrodilles y me lo mames-
Abre la puerta, saca sus pies y los posa en el suelo, se abre el cierre del pantalón y saca su pene que ya esta erecto.
-Pero qué buena puta, lo mamas espectacular, debes haber practicado mucho-
-¿si lo disfrutas?-
-no te imaginas cuanto... ¿como es tu nombre?-
-Pilar-
-No, no tu nombre de verdad, me refería a tu otro nombre... el artístico... tu nombre de puta, debes tener uno-
-Caliope-
-como la musa, muy bien Caliope, te voy a llenar la boca con un regalo que tengo para ti, lo tengo guardado desde hace una semana-
Su venida es abundante y liquida, fácilmente lo saboreo y lo trago. Luego sale del auto, toma mi chaqueta e introduce otros billetes en el bolsillo. La tira en el asiento trasero del carro, me toma del brazo, me guía para que ponga ambas manos en el costado del carro, sus manos sin prisa recorren mi cuerpo. En mi vagina, parecen que esos dedos se sorprenden lo húmeda y cálida que se encuentra.
Frota mi clítoris, lo hace suave, luego lo hace rápido, y fácilmente consigue que me venga, es como si me orinara en el llanta del auto.
-Una puta de clase trabajando en la calle-
-la calle es otra opción-
Sus manos empapada suben, pellizca mis pezones, luego va a mi cuello, lo acaricia, enseguida va a mi cuello. Y con un rápido movimiento de las manos rasga el vestidito y lo tira al suelo. 

¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ