¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

En ese momento todos se quedaron en silencio bajo la sorpresa de mi intervención en sus planes, estaba molesta de ver como jugaban y si lo que dijo Jessica podía llegar a ser cierto (la verdad aun no creía que lo fuera) y que podía ser un engaño de su parte para hacerme descomponer y conseguir cogerse otra vez a mi esposo delante mío y con el descaro anterior que claro que por mi excitación no evite, termine cediendo y dejándome influenciar como en la madrugada cuando sucumbí a mis pasiones, y por mi sentimiento de culpa no dije nada cuando ella se llevo a Carlos a la tolda contigua para estar con él, máxime cuando yo deje a Don Alberto cogerme de manera salvaje pero muy delicioso no podría quejarme del momento mas delicioso de la velada, era increíble pensar que tres días antes era virgen y solo mi actitud había sido de voyerista, que pase de hacer el amor con mi esposo entregándome con placer a dejarlo llamarme puta deliciosa, de pertenecerle a él ha ser bixesual de un matrimonio algo poco ortodoxo y terminar ahora siendo puta de las fantasías de don Alberto y disfrutarlo, la cosa era ¿que iba a hacer con el resultado de éste juego?.

Don Alberto fue quien organizo todo alegrándose de mi decisión pues eso podría cambiar cualquier estrategia entre ellos, ya que Carlos y Jessica solo empezaron a alistar la mesa cuando vieron a Don Alberto sacar la maleta con todo un equipo de póker con fichas y demás; Debo recordarles que en ese momento todos seguíamos desnudos, pues ninguno había optado por ponerse algo de ropa, ni siquiera buscamos nuestras tangas de hilo, en fin creo que no importaba. Don Alberto procedió a explicarnos como se jugaba, valor de los palos, pares, tiros, escaleras entre el morbo porque siempre decía esta se come a esta y esta a esta hasta que explico cada una de las jugadas posible y ahí le pregunte -¿y como sabemos que pasa al final?- entonces el mirándome dijo -!ahí sabremos quien se come a quien¡- me sonroje un poco con su respuesta tan directa pero para mi era claro que al ingresar al juego sus deseos habían cambiado, hicimos una ronda para ver si habíamos entendido y obviamente las gano Carlos haciendo que el animo volviera a la mesa pues hasta allí el aire se podía cortar con un cuchillo, Jessica saco de una hielera una botella de un trago y comenzó a servirme de acuerdo al plan entre ellos, -!esta es para ti hermosa y solo cuando la acabes podrás tomar algo mas si puedes¡-, cuando me sirvió la tome con desconfianza pero me di cuenta que solo era cerveza como corona pero dulce como rebajada después me entere que era con sprit así que obviamente el alcohol era mínimo, así que mientras yo tomaba eso ellos tomaron tequila todos y cada tanto don Alberto me ofrecía tequila el cual aceptaba porque yo estaba muy sobria y quería sentirme algo ebria para tomar mis cartas y jugarlas muy bien.

Durante esas manos se rotaron las fichas unas las ganaba Carlos pero entendía que era cañador, ósea que en muchas manos hacia lo que llamaban blafear, Jessica siempre apostaba sobre seguro y fuerte cuando sabia que ganaría fijo y Don Alberto cuando ganaba era con mucha técnica unas eran buenas manos otras muy seguro, pero yo solo apostaba muy básico viéndolos como entre ellos se rotaron las fichas dejando ganar a Carlos mas de una vez, pues cuando me tocaba repartir podía ver que Don Alberto tenia mejor juego y se quedaba callado dejándolo coger confianza o como parte de su estrategia, yo empece a apostar muy suave y en algunas perdía sabiendo que perdería y en otras ganaba haciéndome la inocente con suerte de principiante. Todos reíamos pero claramente Carlos estaba muy prendido junto con Jessica y yo me sentía bastante entonada pero tenia control de todo o eso pensaba yo; Las apuestas cada vez eran mas fuertes, hasta que en un momento del juego me llegaron dos ASS y en la mesa habían dos ASS y una QU de corazones, yo me quede completamente seria y vi como Carlos hizo una apuesta muy fuerte debiendo igualarla Jessica para continuar quedándose sin fichas pues ya había perdido algunas con todos antes, ahí don Alberto igualó y por sus caras ambos tenían buenas manos, así que al mirar mis cartas y ver que tenia póker de Ases era muy difícil que hicieran escalera de color, así que seguro tenían full o lo pretendían armar, así que haciéndome la insegura aposté con ellos quedándome con muy poquitas fichas ósea que si alguno la subía tendría que apostar todo o salir y perder.

La emoción se tomo la mesa viendo como Carlos se reía nervioso y don Alberto como un hombre seguro de si saco un Puro lo prendió ante la mirada de todos, eso me excito humedeciendo mi lugar debo ser sincera verle su seguridad y la forma como tomo ese puro entre sus dedos, sacaron la siguiente carta y era otra QU pero de trébol, ósea que podría haber o un Full u otro Póker a la QU por buen juego que tuvieran. así que mi querido esposo apostó otro poco de fichas a lo que don Alberto le pego una calada fuerte a su puro y la igualo mirándome desafiante -!me imagino que la igualaras o apostaras todo lo que te queda¡ ¿o te vas a correr?- lo mire pero sabia que faltaba una carta y definitivamente color no se armaba y menos escalera real, así que mi mano debía ser la mejor por lo que solo iguale de la manera más insegura que podía hacerme ver, cuando lanzaron la siguiente carta que fue una KA de corazones, todos sin querer reaccionaron conteniendo el aire, a mi la excitación comenzaba a notárseme y mis manos sudaban, Carlos se puso colorado no se si por el trago o porque se le arreglo su juego, Jessica hizo una mueca que me dejo ver que ella saldría en esta mano !menos mal mi suerte no la aposté a ella¡, y don Alberto como siempre difícil de leer.

Carlos como lo esperaba se jugo todo lo que le quedaba, don Alberto igualo su mano pero aun le quedaban unas cuantas fichas y yo antes de que me dijeran algo aposté el resto de mis fichas que solo por cinco o seis superaban a Carlos, en ese momento la suerte ya esta echada, Jessica me miraba asombrada tratando de saber que tenía yo y Carlos parecía un niño emocionado y convencido que había ganado y sacado a las dos mujeres al tiempo; Como yo había puesto seis fichas más don Alberto debía igualar mi apuesta para seguir la partida pero antes de hacerlo me confirmo lo que Jessica me dijo, -“¿y que apostamos al que gane?”- lo dijo mirándome a mi con su morbo elocuente y del que me cantaba sentir pero quien respondió fue Carlos -“!apostemos con quién pasar la noche¡”- todo lo que dijo Jessica era cierto Carlos no quería dormir conmigo sino con Jessica, así que sin pensarlo dije -“!siii¡… quien gane escoge con quien pasar la noche, pero !el que pierda será el esclavo del ganador¡”- nadie dijo nada hasta que Don Alberto sirvió una ronda de tequila a todos y dijo -!QUE ASI SEA¡, pero como ustedes fueron los de la idea nosotros destapamos el juego primero y juliana será la ultima”-. 

sentí por primera vez un escalofrío y mis piernas comenzaron a temblar pensaba si me había equivocado y mi juego no era el mejor, pues claramente había un full varios posibles pókers y el mío debía ser el más alto o eso quería pensar, la primera en mostrar su cartas fue Jessica y para mi sorpresa tenía una QU de picas y una jota de trébol donde se armaba un full de tres QU y los dos Ases y le sobraba la Jota de trébol, a lo que Carlos se emociono haciéndome dudar; Don Alberto una vez más tomo una calada de su puro con una calma envidiable pues mi emoción me tenia frotándome las manos y quería hacerme mostrar mis cartas de una vez, pero él destapó que en su mano tenía dos KA una de trébol y la otra de picas así que armaba un increíble full de tres KAS y los dos Ases, en ese momento se le desdibujó la sonrisa a Carlos e inmediatamente se puso mustio mirando a todos en la mesa sin comprender que acababa de pasar pues al parecer ese no era su acuerdo, solo lo mire y lo increpe de inmediato -“!que pasa¡ ¿no era lo que pensabas? solo muestra tus cartas o ¿te da miedo?”- temblándole la mano Carlos mostró tener una QU de diamantes y una KA de Diamantes así que tenia también un full de tres QUS y los dos Ases sobrando la KA siendo su mano era mejor de la de Jessica, pero la de Don Alberto le ganaba a la suya, apenas se le dibujo una mueca de rabia en el rostro mientras que Don Alberto sonreía sarcásticamente calando su puro viéndole a Carlos -“sin rencor amigo, igual estoy seguro que ganarás esta noche, pero no la partida”- disfrutando el momento de gloria; Momento que no dude en dañarles a todos cuando les dije -“que juego tan bueno pero.. !yo solo tenia estos dos Ases¡ ¿eso no se llama póker de Ases?”- la cara de todos era un poema pero hubiera deseado grabar la de Carlos ese hijo de puta que pretendió jugármela en mi propia cara y ¡yo la estupida acaba de sacarlo del juego junto con Jessica!, Don Alberto celebro mi mano y sirvió una copa alta de Tequila para todos a la que Carlos intento rechazar pero mirándolo con rabia le increpe -“!te la tomas¡… ¿oh es que no puedes celebrar un triunfo de su esposita?”- ahora dependía de Don Alberto y de mi definir quién ganaría solo que yo tenía la mayoría de fichas.   

Carlos y Jessica se hicieron a un lado repartiendo jessica la siguiente mano tocándome un par de JOTAS trébol y picas y en la mesa había otra JOTA de corazones un dos de corazones y un tres de tréboles, a lo que aposté la cifra exacta que tenía Don Alberto mirándolo con una sonrisa de seguridad absoluta, el solo me miro riendo -“¿no era tu primer juego de póker cierto muñeca? lo peor es ninguno nos dimos cuenta, así que disfruta tu triunfo !espero ser un buen esclavo para ti¡ y te propongo que quien gane esta mano gana el juego”- puso sus fichas ante la mirada de todos destapo sus cartas y tenia un par de dieces picas y corazones, así que de la misa forma destape mi juego con el par de JOTAS Jessica saco las dos cartas que faltaban siendo la primera un Diez de trébol haciendo que me sudaran las manos y por un momento todos pensaran que acabas de perder toda mi estrategia hasta que Jessica puso la siguiente carta siendo la JOTA diamantes que faltaba, mi emoción fue evidente pues me pare y brinde como niña chiquita en mi puesto gritando que les había ganado y Don Alberto aplaudía riéndose mientras Jessica serví una ronda a todos y Carlos solo tenía su cara de hijo de puta aburrido por la humillación que le acababa de dar.

Me tome ese trago de tequila fondo blanco con sal y limón ante la mirada de todos -“!así que querías ganar para cogerte a Jessica toda la noche¡ pues ahora yo me voy a coger a Don Alberto y seré TU PUTA TODA LA NOCHE ME PUEDES AZOTAR EL CULO, VENIRTE EN MI CARA, SOMETERME COMO LO DESEES, HACERME TRAGAS SEMEN O LAMER TU CULO, ¡serás mi esclavo pero yo seré la puta! y tu…, QUERIDO MARIDO PODRAS VERLO EN PRIMERA FILA… mientras haces lo que deseabas con la señora Jessica, !pero no podrás hacerlo como tú quieras!, sino como yo les ordene porque son mis esclavos ¿lo recuerdas?”- solo cogí de la mano a Don Alberto y entramos a nuestra habitación que era la mas grande viendo como Jessica tomo de la mano a Carlos siguiéndonos; Al entrar Don Alberto me pregunto -“!qué deseas que haga para darte gusto¡”- mirando a Carlos le dije -“!quiero que me sometas y me cojas tan fuerte que mi cuerpo me duela de placer…¡, trátame tan sucio como hayas deseado hacérselo a alguien sin   piedad, !quiero sentirme una puta sucia para ti¡”- Carlos me miraba con rabia mientras intento increparme -“!TEN CUIDADO CON LO QUE ESTAS HACIENDO, PORQUE TE PODRIAS ARREPENTIR MAÑANA¡”- era lo que quería que dijera este hijo de puta -“!SI CLARO, COMO LA IDEA ERA QUE GANARAS PARA HACER UN TRIO CON JESSICA¡, MIENTRAS ME EMBORRACHABAN PARA QUE NO ME DIERA CUENTA, ¿O ME EQUIVOCO? ¿SEME OLVIDO ALGO?…  !Esto lo planeaste tu, así que ahora te aguantas¡ !espero disfrutes de lo puta que voy a ser en tu nombre¡”- todos se miraron porque al parecer lo que dije era cierto, así que tome aire y dije -“!Jessica mientras miras que te gusta hacerlo, mi orden es que le hagas una mamada a Carlos hasta que llegue en tu boca¡, pero no te puedes dejar manosear hasta que el llegue”, después de eso si puedes darle tu una lección a mi marido a ver si entiende que en el sexo nosotras decidimos como y con quien¡- Don Alberto me pidió un momento para ir a su habitación y regreso con una maleta como de cosméticos, mientras Jessica me miraba intrigada por la orden que le di sobre mi marido pues a pesar de solo llevar 4 días casada había entendido un par de cosas con Carlos, cuando vi entrar a Don Alberto me alcance a asustar pues su mirada de deseo hacia mi me daba a entender que tomaría literal todo lo que le pedí y en esa maleta tenia varios juguetes sexuales los que dejo encima de la cama pensando por cual se decidía primero, mientras yo de pie junto a la cama esperaba ansiosa, húmeda y excitada no arrepentirme de mis palabras y deseos.

No sabia que estaba haciendo pero ya no podría desacero, por el contrario deseaba lo que fuera a pasar, Don alberto me levanto como su muñeca dándome un beso con lengua muy apasionado parecía que ya no le importaba que nuestras parejas estuvieran mirando y yo solo me aferre a su cuerpo cruzando mis piernas a su espalda, me encantaba sentir como me alzaba como si no le pesara, ese beso fue deliciosamente correspondido parecía que nos devoraríamos los labios solo me separe un momento porque necesitaba respirar de lo agitada que me sentía a lo que me sujeto mi rostro con una mano fuertemente diciéndome -“¿de verdad quieres que te trate como mi puta?”- solo acento con mi cabeza pero inmediatamente me escupió la boca y apretó muy fuerte mi mandíbula por lo que entendí que mi amo deseaba escucharlo -“!SI… deseo ser tu puta¡”- y lamió mis labios donde me había escupido volviéndome a besar haciéndome tragar su saliva por lo que devore su lengua con celo, estaba muy agitada máxime cuando fui arrojada con fuerza sobre la cama emitiendo un grito intente acomodarme pero Don Alberto me agarro de los tobillos y me arrastro levantando mis piernas hasta el borde de la cama arrodillándose entre mis piernas para comenzar a lamerme mi coño húmedo sin bajarme las piernas, no se como lo hacia pero mis gemidos debían escucharse por toda la finca -“¡deseabas ser mi puta verdad!”- y mientras me decía eso azotó mi cuca con fuerza dandole palmadas en mi clitoris provocándome corrientazos y volvía a meter su lengua en ella, me hizo agarrarme mis piernas para tener sus manos libres y poder jugar con migo a su antojo; Como metía su lengua era increíble solo dejaba de lamerme para azotar o mu culo o mi vagina infringiéndome un dolor placentero, llegue la primera vez mojando su barba lo se porque debe levantar mi cabeza pues deseaba verlo a cara mientras llegaba, pero el no dejo de lar ni de chupar recogiendo mi corrida; Jessica había cumplió el acuerdo y tenia a Carlos cogido de las manos sin dejarse manosear mientras le hacia una felación que se veía muy deliciosa cadencia y profunda seguramente no aguantaría mucho sin llenarle su boca con su semen cosa que paso unos cinco o diez minutos después, mientras los dedos de Don Alberto profanaban mi culo que estaba rojo por las nalgadas y llegaba mi segundo orgasmo entre jadeos y espasmos en mis piernas y vientre.

No me había recuperado de mi orgasmo y Don Alberto me metió la mitad de su verga en mi culo haciéndome gritar de dolor, comencé a respirar muy agitada sintiendo es escozor de mis entrañas, este bastardo no había tenido misericordia me penetro de manera salvaje y sin dejarme acostumbrar a su verga me la saco comenzando a metérmela y sacarla una y otra vez, debo confesar que vi estrellitas del ardor pero antes de poder decir algo este hijo de puta me abofeteo al mismo tiempo que me la metió hasta sentir sus huevas tocar mis nalgas y comenzar a follarme como una maquina el culo sin freno; Solo gemía a gritos, en un momento me levantó de la cama cogiendome de mis hombros y literalmente me follaba en el aire recostando mis nalgas en sus rodillas, !como podía levantarme y follarme tan duro al mismo tiempo¡, mi tercer orgasmo estaba a la puerta de mi vagina pero me recostó sobre la cama poniendo sus manos al rededor de mi cuello intentando asfixiarme sin dejar de cogerse mi culo, mi cabeza iba a explotar y no podía respirar tuve que coger sus manos para que me soltara y mi orgasmo se dio mientras tomaba una bocanada de aire, solo hasta ahí freno las embestidas dejándome recuperar el aliento de ese orgasmo que confieso no fue vaginal claramente fue anal, pues mi culo se estremeció y sentí como el orgasmo invadió todos mis sentidos dejándome completamente sometida a su placer.

En ese momento vi como Carlos se cogía a Jessica en la posición sentados pero ella mirándonos de espalda a él y podía ver como su miembro le entraba y salía del culo de Jessica controlando las penetraciones ella mientras escurría semen lo que me dejaba ver que Carlos ya había vuelto a llegar y Don Alberto aun no llegaba ni la primera vez; Don Alberto me volvió a levantar de la cama pero esta vez me puso de cabeza recostando mis muslos sobre sus hombros, es decir que era una sesenta y nueve pero parados y yo estaba de cabeza con mu vagina entre sus labios y mi boca frente a su verga completamente rígida llena de mis fluidos, Don Alberto comenzó  lamer mi clitoris que estaba sensible y tomo mi cabeza con una de sus mano y fuertemente me hizo meterme la mitad de su verga en mi boca y agarrando fuerte de mi pelo comenzó a follarse mi boca con su verga que acababa de salir de mi culo. Cinco minutos después mis manos estaba aferradas sus nalgas y yo misma me metía esa verga casi hasta mi garganta ya deseaba sentir el sabor de su corrida, esto era increíble como me usaba siendo su puta sucia, sentía movimiento al rededor de nosotros pero no veía que pasaba, unos minutos después me volvió a arrojar sobre la cama pero esta vez me encanto que lo hiciera descolgó mi cabeza de la cama y volví a follar mi boca mientras me daba palmadas en mi clitoris una vez mas uff era una delicia ya no se cuantas veces me había venido pero seguía deseando mas verga de su parte.

Don Alberto levanto una vez mas mis piernas sin sacarme su verga de la boca -“¡te gusta ser cogida como puta! pues aun me queda una sorpresa para ti”- y sentí como una verga penetro mi vagina que deseaba algo de atención, !…por Dios no daba crédito al placer de sentir dos vergas al mismo tiempo…¡ en un momento saque la de Don Alberto de mi boca para agradecer a mi esposo, pero mi sorpresa fue ver que Jessica era quien me penetraba por lo que levante la cabeza viendo que se había puesto un arnés y me penetraba, gire mi cabeza buscando a Carlos y estaba sentado a nuestro lado pero su miembro a pesar de la escena lésbica no lograba volverlo a parar al parecer Jessica lo habría exprimido dandole la lección por perro; Don Alberto se recostó en la cama y me senté sobre él penetrando mi vagina ahora seria yo la que lo cabalgara pero un minuto después Jessica entraba mi culo siendo cogida por dos vergas al mismo tiempo, solo aferre mis manos al pecho de Don Alberto para disfrutar de ser penetrada hasta sentir mi orgasmo y gritar, nos desacoplamos al tiempo que don Alberto se levanto apuntando su verga a nuestras caras y nos lavo con su semen sin resistirme a chupar su verga y tragarme lo último de su corrida como su puta golosa relamiendo mis labios.

Solo descansamos viendo como Jessica se llevo de la mano a Carlos a la cama y Don Alberto me levanto entre sus brazos y diciendo buenas noches salimos de la habitación rumbo a la otra habitación sin nadie decir nada, entramos al baño para poderme asear y bañarnos juntos, abrió la ducha y comenzó a restregarme para quitar su corrida de mi cara, me abrazaba y besaba tan delicioso que no me importaba lo que estuviera pensando mi esposo en ese momento o lo que estuviera haciendo; sentí cuando se acerco a mi oido y susurrando me dijo -“!quiero que te arrodilles para mi¡”- gire mi cabeza y sin pensarlo me arrodille frente a él supuse que deseaba una falleció pues solo se vino una vez, y cogí entre mis manos su verga semi erecta y cuando me disponía a mamarsela sentí como un chorro me daba en los labios rostro pecho, para cuando entendí lo que pasaba me estaba orinando intente correrme pero sus manos aferraron mi cabeza haciéndome  sentir toda su orinada en mi cara y pecho, no se que sentí pero no era asco por el contrario el liquido caliente me estaba excitando y comenzaba a disfrutar lo que me hizo lavando todo mi cuerpo, solo abrió el grifo nuevamente bañando mi cuerpo y me llamo -“¿vez que si podías ser mi puta deliciosa y sucia?”-  en vez de molestarme su comentario le sonreí como su puta agarrando entre mis labios su glande y diciéndole de lo mas sensual que pude -“!si esto te pareció sucio, pues disfruta esto también¡”- comente a mamarle su verga que de inmediato creció en mi boca lamiendo el tronco y luego metiéndome sus bolas en mi boca mientras lo pajeaba, disfrute como gemía con mis mamadas y me sentía muy excitada, me lo saque y lo hice girarse abriendo sus nalgas y meter mi lengua en su ojete mientras sus gemidos se debían escuchar en la otra habitación, al mismo tiempo que lamia su culo pajeaba su verga disfrutando del momento hasta que sentí claramente como sus piernas flaquearon por laque lo gire una vez mas metiendo su verga en mi boca y recibiendo su corrida abundante si desperdiciar lo que mas puede, pero aun así por la comisura de mis labios derrame una parte, abrí mi boca y le mostré que me había tragado su semen y el me levando fundiéndonos en un beso que hasta hoy cuando recuerdo mis piernas tiemblan y mi vagina se humedece.

Nos acostamos y en la mañana me despertó su verga entre mis piernas abriendo paso por lo que las abrí disfrutando de sus penetraciones pero esta vez a penas sintió mi orgasmo se vino en mis tetas y cara al parecer se estaba volviendo un habito, nos bañamos y fui a ver como seguía la otra pareja encontrándome a Jessica encima de Carlos en un sesenta y nueve que desde la puerta se veía muy rico por lo que los deje allí y me dirigí a preparar el desayuno con Don Alberto; Hablamos un poco de lo ocurrido y le confesé que me había gustado todo lo que paso y deseaba que volviera a pasar pero no allí sino cuando regresaremos a Bogotá, a lo que Don Alberto asistió y me confesó que el también lo deseaba que desde que estuvimos almorzando había deseado follarme pero que como yo estaba deprimida ese día no quizo llevarme a un motel y hacerme suya, si me lo hubiera pedido ese día lo habría permitido pero no se lo pude confesar porque en ese momento ingresaban a la cocina Jessica y Carlos cogidos de la mano, se sentaron en el mesón por lo que como grandes amigos desayunamos todos al lado de nuestras respectivas parejas y por primera vez Carlos me beso haciéndome sentir que todo estaba bien entre los dos, Jessica me miro diciéndome -“¿las paces?”- y se acerco a besarme cosa que e permití sintiendo en sus labios el sabor a semen obviamente de Carlos pero ya no me molestaba por el contrario me alegraba saber que ella lo había consentido así como yo al suyo.

Ese día era nuestra ultimo día y debíamos regresar todos a nuestras vidas así seguimos desnudos tomando el sol, nosotras los veíamos a ellos competir en la piscina quien lograba atravesarla nadando por debajo y nos parecían ridículos pero así son los hombres, Jessica se me acerco y me dijo -“!no sé que pienses pero yo quiero que esos dos nos follen una vez más¡, pero esta vez quiero que sean ambos los que te penetren al tiempo y no una verga de goma, ¿que dices?”- la mire y me mordí el labio inferior parándonos las dos y dirigiéndonos a la piscina donde ellos estaban sentados en el borde hablando, sin decirnos nada yo me dirigí entre las piernas de Don Alberto y Jessica a las de Carlos y ambas comenzamos a mamárselas ante la mirada de ellos disfrutando del momento cuando ya la tenía muy dura Don Alberto lo acosté en la tolda y me comencé a meter su verga deliciosa y unos minutos después sentí como Carlos me metió su miembro en mi culo follándome al mismo tiempo entre ambos hasta hacerme llegar en un orgasmo delicioso y sintiendo como Carlos se salió de mi y lo vi irse a que Jessica se la mamara limpiándola de mis fluidos, Don Alberto me pidió que me parara y llamo a su esposa la cual comenzó a cabalgarlo como yo lo hacia antes y Carlos la cogió como lo habían hecho antes con migo, era muy delicioso ir como gemía Jessica y me miraba -“!esto es muy rico¡”- mientras yo me masturbaba delante de ellos, y unos minutos después ambos hombre se desacoplaron pidiéndonos que nos arrodilláramos ambas y masturbándose delante de nosotras nos llenaron de semen y cada una limpio la verga de su propio marido para luego fundirnos en un beso como putas deliciosas.

Después de eso solo arreglamos maletas y salimos de la finca rumbo a nuestras vidas sin que por nuestra parte hablaremos de lo que paso; Dure casada con Carlos dos años tiempo en el que me acosté muchas veces con Don Alberto y sabia que Carlos se acostaba con cuanta mujer se cruzaba en su camino, por lo que decidí dejarlo y me fui a vivir España donde mi hermana Natalia, pero eso mis lectores es otra historia.  


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ