¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

fantasía cumplida

Desde los 14 años me ha llamado mucha atención las chicas trans, desde que visitaba la casa de mi abuela y en el cuarto de mi tío encontraba las pelis porno de trans, recuerdo a verme robado una portada, masturbarme mirando a esa nena con un gran pene.esos gustos pasaron hasta ahora, pero en especial cuando cumplí mis 18 años y estaba en la universidad, la verdad tarde como un mes en vencer el miedo y tirarme al ruedo.

Había colocado un anuncio en una página de scorts, anunciando que quería estar con una chica trans y a los pocos días me escribió Devora, una trans de unos 30 años, con ella hablábamos de varias cosas, sobre todo de experiencias sexuales, fantasías, gustos y cosas de la vida, algunos días nos mandamos fotos y nos masturbamos por teléfono.un viernes en la mañana me escribió y me dijo “sabes, pienso que llego la hora de estrenarte”, así que cuadramos una cita en un motel, yo estaba súper ansioso, nerviosos, con el corazón en la mano, mi cabeza en el temor y mi pene bien erecto.

Al llegar la mañana del otro día hice un poco de ejercicio para calmar la ansiedad, me bañe muy bien y antes de irme prendí un poco de marihuana (la verdad no fue un poco, fue un bolnt entero, lo que me coloco con mucha excitación, pero también con mucho más temor) tenía tanto miedo que no pude manejar ese día, así que cogí un taxi, llegue al motel y me reporte en la reserva del motel, cancele la habitación, entre y a los 15 minutos llego ella.mi corazón comenzó a latir más rápido, yo estaba en chokc mirando a esa mujer, con ese porte, esa altura, esa cara de malicia. ella se paró en frente de mí, a unos 3 metros para que yo la pudiera observar mejor, tenía una falda que resaltaba sus largar piernas y una blusa pegada que te centraban en sus senos, su color de piel canela ardiente y sus ojos verdes penetrantes.

Yo estaba sentado a la orilla de la cama paralizado, con la voz cortada y mi mirada perdida en ella (en un viaje astral por los efectos de la marihuana), sin musitar ninguna palabra y con su mirada fija en la mía, se acercó lentamente, me beso y agarro mi pene , en ese momento tuve mi primer orgasmo al punto de casi venirme (esa chica sí que sabía besar), comenzó a besar mi cuello, me desabrocho la camisa, paso su legua desde mi ombligo, hasta mi tetillas a cada una le dio un pequeño mordisco, me miro yme dijo " casi que no nos conocemos", mi reacción inmediata no fue otra que besarla, aproveche para tocar sus nalgas, (me sorprendió lo suaves que eran), fui subiendo mis manos por su espalda buscando su brasier (vaya sorpresa excitante, no tenía), le agarre sus senos, le baje un poco la blusa y ahí estaban esos senos operados, redonditos y con pezones cafés oscuros y bien paraditos, los bese muy lento utilizando el tacto con los labios y la lengua, le quite su blusa, la comencé a besar por su cuello, pase a los pequeños hoyos de la clavícula, la parte de atrás de sus orejas y el circulito final de esta misma acompañado de un pequeño mordisco, ella con su mano de dedos largos agarro mi pene mientras lo comenzaba a frotar, me pidió que me pusiera de pie , ella se agacho y me desabrocho el pantalón, con sus dos manos agarro el pantalón y el bóxer, los bajo y dejo al descubierto mierección,suboca se llenó con una sonrisa, sus mirada de picardía, me penetro el cerebro y sin esperarlo metió mi pene en su boca, caliente y muy mojada, lentamente lo fue introduciendo a su boca hasta tenerlo todo adentro, no despegaba su mirada de la mía, yo gemí al tenerlo en su boca en la totalidad, se lo saco lentamente y comenzó a chupármelo como si del saliera oro, ydespués de unos tres minutos logro una eyaculación que se restregó por todos sus senos, se paró y me beso, cogió mi cabeza y yo me agache, baje sus tangas y me encontré con ese pene curvo a la derecha de unos 25 cm(más grande que el mío), un pene de color café, con aroma a mujer, ellaimpulso mi cabeza para que chupara y yo como chico obediente abrí mi boca y comencé a chupar intentando que ella sintiera lo mismo que yo, ella se retorcía y me decía " así te quería ver, como mi perra".

Me pidió que me pusiera en cuatro en la cama, unto un poco de lubricante en mi ano e introdujo un dejo, yo sentí un corrientazo en mí, comenzó a introducirlo de apoco (era un dedo muy largo y grande ), luego paso a introducir dos dedos y al terminar introdujo su lengua en mi ano que comenzó a besar, yo me movía y gemía, así como ella quería, “como una perra", se puso un condón y un poco de lubricante, me pego una nalgada (que me erizo totalmente), metió su pene y aunque mi ano era virgen y aplicaba presión que no lo dejaba entrar ella lentamente , lo fue introduciendo (yo sentía gran dolor pero la excitación era máxima, sentía que mi pene volvía a estar erecto) cuando lo introdujo todo tuve mi segundo orgasmo, lo que hizo que recostara mi cara en el colchón.

Comenzó la faena de lento a rápido, yo sentía sus 25 cm dentro de mí, sentía como me destrozaba el ano, sentía su poder sobre mí, sentía placer de ser dominado, me agarro de la cabeza mientras me pedía con firmeza en su voz y con tono autoritario "Di que eres mi perra", "Di que eres mi HIJUEPUTA PERRA", me pegaba nalgadas a lo que yo respondía apretandomi ano y moviéndome algo brusco,duramos 15 minutos así, ella me voltio y quede acostado, se quitó el condón y puso su pene en mi boca, se la comenzó a follar, poco a poco yo estaba con los ojos rojo, asfixiado y con tremenda erección, saco su pene y se vino en mi cara, con su lengua recolecto todo el semen y me beso, trasladando su semen ami boca y yo de agradecimiento me lo trague.

Yo todavía tenía una gran erección así que nos fuimos a tomar una ducha, con agua caliente, champú y jabón, nos comenzamos a besar, yo agarraba sus nalgas y sus senos, le agarre del pelo y la volteé, ellaimpulso sus nalgas así a mí, unte un poco de jabón liquido en mi pene y se lo metí enterito, con mi mano en su cabello le dije "AHORA te toca ser mi perra"(en mi había un sentimiento de venganza)comienzo asentir como sus nalgas rebotaban, a escuchar sus gemidos, a notar que se comenzó a masturbar, la agarre del cuello, ella se retorció y apretó su ano, no podía gemir pero se movía mas.

Pasamos al sanitario, ella sentada dándome la espalda, comenzó a masturbarse y sentada movía su culo para sentir muy adentro el pene, puso su mano en la puerta de la ducha para sostenerse, su pie en un mueblecillo y comenzó a envestir su culo sobre mi pene, se seguía masturbando hasta que se paró y se vino de nuevo pero esa vez sobre mi pene, se agacho y me comenzó a chupar con su semen en mi pene, yo me retorcía y gemía hasta que me vine (expresando con un gran gemido de macho, mi tercer orgasmo).

Nos bañamos juntos, besándonos y tocándonos, ella me introdujo de nuevo sus dedos y yo le realice un beso negro, salimos nos secamos, nos pusimosropa interior, sacamos un par de cervezas del mini bar que ya había yo comprado con la reserva, ella me ofreció un poco de marihuana (no sé porque, pero mis experiencias homosexuales o trans casi siempre conecto con otro consumidores) fumamos un poco mientras hablábamos de nuestra vida, pero cuando terminamos de bebernos las cervezas y de fumar estábamos de nuevo con otra erección.así que ella me sonrió y me dijo " al parecer somos perras adictas a la otra", me llevo al mueble que conocen como “la máquina del amor” , yo quede acostado hacia la parte bajacon mis piernas abiertas, ella puso su pene en mi boca y dirigió su boca a mi pene, yo agarraba sus nalgas, nos movíamos mucho, en algunos momentossentía que ella dejaba de chupar y gemía, duramos así unos 15 minutos ella se puso de pie, yo la seguí y nos comenzamos a masturbar de pie mirándonos fijamente, ella se vino unos 5 segundos antes, apenas terminamos estábamos de nuevo el uno con el semen del otro, así que ella se agacho a limpiarme con su boca y un pañito húmedo, cuando termino yo le seguí.

Ella entro a ducha de nuevo me pidió el favor que paráramos, que tenía que ir a trabajar en la peluquería y ya iba una hora tarde, se bañó y se vistió, ante es de irse me dijo que no encontraba sus tangas, y yo le sonreír y le digo “eso es para que en el viaje de vuelta te sientas libre y pienses en mí”. ella me beso, me mordió mi labio inferior y me dijo "mi vida usted no necesitaba un estreno, tú me necesitabas a mí".

Ella se salió, yo me bañe y salí a la media hora, con mi cola y me pene adoloridos, con un cansancio como de entrenar por 5 horas, pero un viaje y una sonrisa espectacular.

Ahora ella está en España, seguimos hablando y mandándonos fotos, le gusta venir los diciembres a ferias y por más que salga con ejecutivos y gente con dinero, siempre nos vemos para echar un repitis.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ