¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Me presento, me llamo Estiben, tengo 22 años, actualmente vivo en Medellín, desde que comenzó la cuarentena los relatos han sido una excelente distracción y no lo voy a negar una gran fuente de deseo y excitación, luego de leer un gran número de ellas me armé de valor y decidí compartir mis propias vivencias, aunque no son muchas mis experiencias no dejan de ser curiosas como se dieron y desarrollaron. Luego de esta breve introducción procedo a comenzar con una de mis vivencias, con una chica que conocí en un chat de un juego, llamada Camila. Espero que sea de su gusto y si es así déjenlo en los comentarios y continuo como termino ese primer día.

Una mañana de un martes me encontraba aburrido en mi habitación, ese día no debía ir a la universidad por lo que buscaba algo interesante que hacer para pasar el rato, decidí descargar un juego en el celular y así distraerme un poco, entre tanto buscar me decidí por uno de los mas famosos del momento, preguntados, hace unos años lo había jugado y fue muy entretenido, pero esta vez sería diferente, estaría en solitario y ahora sin redes sociales (las deje todas años antes), era empezar de cero y así fue, todo normal, nada mas que jugar y ya, ya en la noche, volví a entrar y empecé una partida con un perfil llamado “Camila”, fue una partida rápida, pero fluida, decidí volver a invitarla a jugar, pero esta vez le hable por el chat interno de la aplicación.

La conversación fue muy normal, se baso en el juego al principio, luego de unas horas entramos en confianza e intercambiamos números, hablamos un rato en WhatsApp en lo que seguíamos jugando, cuando nos aburrimos de jugar, le pregunte si la podía llamar y hablar un rato, ella acepto, la llame y hablamos, ahí nos dimos cuenta que no estábamos lejos, ella era de Itagüí, tenía 24 años, estudiaba diseño de modas y era bailarina y demás cosas, hablamos casi por 2h pero ya era tarde así que nos despedimos ya que ella debía madrugar a estudiar y luego ir al trabajo, me despedí, le desee buena noche y éxitos al día siguiente, ella a mi igual y ahí acabo la noche.

Pasaron 2 días y por falta de tiempo de mi parte las conversaciones no pasaban del “¿Cómo estás?”, “bien y ¿tu?”. El viernes por eso del medio día, le iba a escribir, acababa de salir de la universidad y estaba libre, fui a una sala de estudio cercana y entre al chat pero ella se me adelanto y me escribió primero, luego de intercambiar unos cuantos mensajes la note algo rara y decido llamarla, efectivamente le había pasado algo, se había dejado con el novio (del cual yo desconocía hasta ese momento), no quise profundizar en la causa ni nada, solo le pregunte como lo estaba llevando y que si quería nos podíamos ver que yo me encargaría de hacerla olvidar esa situación aunque fuera por unas horas, acepto aunque algo dudosa (ni mi rostro conocía, aunque yo el de ella si), le envié al dirección de donde estaba, en lo que llegaba pedí unas bebidas, añgp de comer y pague el cuarto de estudio en el que estaba por el resto del día, llego a los 20min.

Cuando la vi me lleve una gran sorpresa, era mas linda de lo que mostraba en fotos, era mas bajita que yo, media 1.60 mas o menos, pelo corto hasta los hombros, trigueña, delgada, cintura pequeña, algunos tatuajes, ojos café oscuro, gafas y Brackets, lo que la hacía parecer mucho menor… de unos 16-17 años y más aparentaba con la ropa con la que llego, vestido un poco mas arriba de las rodillas, zapatillas y un bolso negro(Aclaro que tengo 22, mido 1.80, de contextura gruesa, barbado y con gafas por lo que aparento unos 25-26 fácilmente), luego de hablar un poco de como imaginábamos que era el otro y bromear sobre secuestros por citas virtuales, hablamos sobre como la estaba pasando en el momento un rato, cuando ya la sentí incomoda por hablar de él, le cambie de tema por lo primero que se me vino a la mente, sus gafas, joder un poco la vida y en eso me quite las mías, en medio de una frase, ella puso su mano sobre mi boca, acerco su rostro al mío y dijo: “ Wow, que pestañas tan lindas” mientras sonreía, ver esa expresión tan picara en ella fue una sorpresa que me dejo la mente e blanco.

La conversación siguió normal, esta vez hablando de rasgos físicos atractivos que nos gustaba del genero opuesto, yo aun algo elevado le comente que los labios de una mujer eran unas de las cosas que primero miraba, incluso antes que su cuerpo, no le pareció muy convincente eso, por lo que le explique porque me gustaban tanto entre esa explicación confesé que los suyos se me hacían muy atractivos, labios gruesos, rosados con un poco de brillo que los hacia resaltar aún más, soltó una sonrisa aun mas picara que la que había lanzado antes, seguido de eso dijo: “Y si, justamente luego de confesar algo así es cuando debes lanzarte y besar a la chica…”, y luego ella se acercó a mí, se sentó sobre mis piernas, pego su cuerpo al mío, paso sus brazos detrás de mi cuello mientras con una mano sujeto mi cabeza y la bajo un poco, llevo sus labios a los míos… suaves y húmedos con un leve sabor dulce que daba el brillo que usaba en ese momento, rozando la punta de su lengua con la mía, mordiendo un poco mi labio… en ese momento lleve mi mano izquierda a su cadera y la pegue aun mas sobre mi pecho, con mi mano derecha subí por su espalda hasta la base de su cabeza y acercarla aún más a mí.

Su cuerpo estaba totalmente pegado a mí, su falda se levanto un poco cuando se acerco a mi, sus piernas me rodeaban la cintura, sentía su vagina sobre mi pijama (el uniforme típico de estudiante del área de la salud), como la sentía húmeda y mas caliente, y ella notaba como mi pene ya estaba duro y palpitando de tanto beso, deje que mi mano izquierda continuara bajando, agarre sus nalgas y ella no dijo nada, mis dejos continuaron, lo pase entre sus nalgas y los lleve hacia adelante, con la yema de mi dedo anular acariciaba su vagina sobre su ropa interior,agarre su cabello y jale su cabeza hacia atrás para poder besar y lamer su cuello, su respiración se intensifico aun más, escuchaba y sentía con mis labios como su corazón palpitaba mas rápido, de reojo la miraba y notaba su rostro de goce mordiendo sus labios, lazando gemidos mudos para que no se dieran cuenta que pasaba en esa sala, con mi dedo corrí su interior y metí un poco de mi dedo en su vagina, su reacción no pudo ser mejor, se estremeció sobre mi mientras soltó un gemido sobre al oído. Estaba muy excitada, tomo mi mano izquierda que aun la rodeaba por sus nalgas y la llevo a la parte delantera para que pudiera meterle los dedos con mayor facilidad, corrí aun mas su interior y metí dos dedos, Ufff si que estaba mojada, chorreaba muchos fluidos, palpitaba y apretaba mis dedos mientras los metía y sacaba rápidamente.

Ya no había vuelta atrás, ambos estábamos muy excitados, nuestros cuerpos se delataban, ella llevo sus mano debajo de mi pantalón que ya estaba muy lubricado, saco la punta y con su mano rodeaba la cabeza con una mano y con la otra tomaba labase y me masturbaba, sentía que no podía más, le dije que se sentara, la bese mientras llevaba mis manos debajo de su vestido, tome su interior y lo baje, me arrodille, sujete sus piernas y las abrí, la vista era hermosa, pues no solo los labios de su boca era los gruesos, estaba perfectamente depilada, desprendía un olor como frutal, con solo abrirle las piernas la silla se mojo de lo mucho que estaba chorreando, bese la parte interna de sus piernas, mientras mas me acercaba a su vagina lo hacia más pronunciado, con dándole unos pocos chupones, aquí si podía darle los que quisiera……

Ya estando con sus labios casi pegados a los míos, no me pude resistir a darle un leguentazo entre sus labios, sentir su vagina sobre la punta de mi lengua y saborear un poco de sus fluidos, tal vez fue el momento pero fue lo mas rico que pude probar ese día… volví a concentrarme en sus labios, eran igual de suaves que los de su boca y mas ahora que estaban empapados por sus fluidos y mi saliva, los abrí con mis manos y metí la punta de mi lengua en su vagina y UFFF, esa sensación de su vagina contraerse en la punta de mi lengua es única; lamia, rodeaba y chupaba su clítoris mientras metía mis dedos en su vagina, ella solo se estremecía y mordía su interior para que no se escaparan sus gemidos, me tomo del mentón, me levanto, me beso y luego dijo: “ya no aguanto más, siéntate”, me senté, en lo que ella pregunta si tenia condones y le respondo que en el bolso tenía unos, en una condonera.

La saca, toma uno, se ríe y dice: “¿seguro que si vienes de estudiar? Andando con condones a la universidad”, suelto una carcajada, baja mi pantalón y me pone el condón con la boca, se quita las gafas para hacerme un oral, pero ya tenia tantas ganas que la levante e hice que se subiera en la silla, levante su vestido, di un ultimo vistazo y la penetro suavemente, sintiendo ahora si toda su excitación en mi pene, apretaba y estaba tan mojada que resbalaba mucho; ella se acerca, toma mi mano derecha y la pone sobre su cuello, con la otra mano la tomo de la cintura y le doy caderazos cada vez más duros y rápidos, luego de un rato así, nos acercamos a la pared, ella recostó su pecho sobre la pared y meneaba sus nalgas para que siguiera dándole, me le acerco por la espalda, la tomo por su cadera y la penetro otra vez, abro sus piernas un poco, llevo una de mis manos al frente y mientras le doy caderazos masajeaba su clítoris, seguimos así un rato más hasta que me vine, se acerca con una sonrisa a mi rostro, me besa y me dice que vayamos a otro lado a continuar… recogí mis cosas y salimos en búsqueda de ese lugar… y sí que lo encontramos… estamos cerca de mi universidad después de todo…


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ