¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Una narración de cuernos civilizada mente, como debe ser.

CUANDO SE HIZO JUSTICIA Y ME SENTÍ UN HOMBRE PLENO, COMPLETO Y DEJÉ DE SER MEDIO HOMBRE

Esta historia la viví hace muchos años, cuando iniciaba mi vida laboral después de graduarme de la Universidad.

Cuando era estudiante de colegio y después de Universidad, me la pasaba culiando amigas, novias y novias de mis primos y amigos, algo que me parecía muy divertido y mucho más cuando mis compañeros no se daban cuenta, seguramente alguna de mis novias debió hacerme lo mismo, solo que no me dí cuenta.

Cuando me gradué y conseguí mi primer empleo fue algo fabuloso. En esa época yo tenia 24 años y mi novia de ese momento 19 estudiante de comunicación social, simplemente linda.

Inicié mis labores normales de asistente financiero en una entidad bancaria, en ese fin de año se dio la fiesta de la empresa, donde los empleados asisten con sus esposas y novias a celebración de fin de año.

Mi novia simplemente era una morena espectacular, la mejor de la noche. Si nadie me conocía esa noche sin duda me conocieron por mi novia, todo fue diversión y claro se la presenté a mi jefe un man de 35 años casado, bailé con ella e igualmente mi jefe también.

Al siguiente año mi jefe comenzó a enviarme con viáticos y todo dentro y fuera del país, eso lo veía genial, pues era más plata que le entraba a uno aparte del salario y conocía ciudades que difícilmente conocería, pues todo era pagado por la empresa, incluyendo seminarios, simposios, capacitaciones, convenciones comerciales etc. Hasta el punto de que estaba pendiente de los viajes desde los jueves, pues todo incluía por lo menos 4 jornadas. Con mi novia todo iba super, buen trabajo.

En una ocasión un jueves en la noche tenía que viajar a Cartagena a una convención comercial, mi jefe me había designado su representante y bueno yo feliz, lo que pasó fue que por la congestión de tráfico llegué tarde al aeropuerto y por consiguiente me dejó el avión, era el último vuelo de ese día, por lo tanto el siguiente salía a las 6:00 am del otro día, dije bueno "tocará madrugar y bueno llegaré a tiempo pues la convención se inaugura alas 9:00 am en Cartagena".

No le avisé a nadie de lo que me había pasado, pues consideraba que si llegaba al otro día a las 6:00 am llegaba a tiempo, simplemente la noche de hotel se perdía, pero bueno llegaba a desayunar y listo.

Dije me voy al apto de mi novia, que tenía apto arrendado por los papás en Bogotá para estudiar, pues ellos eran fuera de Bogotá y además quedaba más cerca al aeropuerto.

Para todo mi entorno, yo estaba de viaje a Cartagena, pero nadie sabía que me había dejado el avión.

Llegué al conjunto donde vivía mi linda novia y noté que el carro de mi jefe estaba parqueado en el parqueadero de visitantes, dije que coincidencia, pero se me prendió el bombillito y dije: "será que está visitando a mi novia?". El vigilante no me dijo nada, pues era asiduo visitante y además tenía llave, era un apto en un tercer piso, entré y noté que había música en la sala nadie por ahí, pasé al cuarto de ella y escuchaba gemidos y el cuadro que vi, pues la puerta no estaba cerrada, mi jefe tenía en cuatro dándole verga a mi novia, no me vieron porque estaban de espalda a la puerta, duré como dos minutos mirando, no se dieron cuenta de mi presencia y salí. Lo que sentí no fue furia, ni celos ni nada parecido, solo placer de ver a una pareja culiando. Ya fuera del apto me cogió un ataque de risa, porque me dije “estoy pagando todo lo que le hice a mis amigos, compañeros y primos” cuando me culiaba a sus novias. De ninguna manera la culpé a ella, sería como culpar a las novias de mis amigos y compañeros cuando estaba estudiando. Me sentí un hombre pleno, Ya era un cornudo oficialmente, visto por mis propios ojos y concluí:  todo este año me la he pasado viajando y viaticando por el culo de mi novia? y no por algo ganado, en alguna ocasión echaron una cantidad de gente y yo me salve, claro el culo de mi novia cuidaba mi empleo.

Esa noche me fui para mi apto, madrugué y viajé, pero me la pasé pensando en esa convención en todo lo que me había pasado y pagando justamente mis infidelides. Hice las llamadas formales a mi novia como si nada, los reportes a mi jefe como si nada. Pero imaginaba que fijo mi novia se lo estaba mamando a mi jefe, mientras mi jefe hablaba por cel. conmigo. Y curiosamente eso no me enojaba.

Como dije era muy novato en esa época, le comenté a mi novia lo que me había sucedido y  había visto y civilizadamente terminamos, tiempo después renuncié, supe que mi jefe se separó y trató de organizarse con mi novia, con el tiempo ya mi exnovia se convirtió en mi amante, osea mi exjefe pasó de corneador a cornudo y yo a la inversa de cornudo a corneador. Esa relación(de mi exnovia con mi exjefe) terminó con el tiempo, conseguí otras novias, pero mi ex era mi amante. Mi ex se fue a hacer una especialización a EE. UU. y actualmente trabaja para un canal de televisión internacional que no diré. Me siento orgulloso de ella, está felizmente casada y cuando viene a visitar a sus padres nos encontramos con culiada incluida.

De ese momento para acá, he madurado una inmensidad y me siento un hombre pleno. Solamente cuando se es cornudo y corneador en algún momento de la vida, se es un hombre feliz y pleno.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ