¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Esta enhistoria inicia en  diciembre de 2006
en el Cesar cuando por intermedio de unas amigas
distingo a una bella joven de 17 años de edad
(prima de mis amigas), ojos color miel, cabello rizado, s
hermosos de buen tamaño, cuerpo espectacular
Desde el primer momento que la ví me impacto, pero ella fué un poco indiferente. Fueron pasando los días y empecé a mandarle razones con las primas, a demostrarle mi interés pero no recibí respuestas positivas para mi propósito.
Paso el tiempo y una de las primas me dijo que no la molestara más, que mirara para otro lado (no capté el mensaje subliminal). En una ocasión tuve la oportunidad de reunirme con las primas y terminé de novio con una de ellas, fué algo inesperado (gracias a la cerveza "brava" que vendían en ese tiempo), pues no hubo declaración sino que recibí un beso inesperado y un poco rogado, pues no quería pasar como aprovechado ante la hermana por el estado no tan sobrio de ella.
Por razones laborales dejé Valledupar pero seguimos en contacto y la confianza se afianzo. Tanto que tuve la oportunidad de hablar sin restricciones y le confesé que la deseaba mucho hasta haberme masturbado muchas veces pensándola, es más lo hice mientras hablábamos via cel por más de una hora (aún no habia WhatsApp y me gasté los minutos del trabajo).
Ella me respondió alguna vez que le hubiese gustado darse una oportunidad con migo, pero todo quedó en palabras. Ella me evitó muchas veces por que me es imposible charlar y callar mis deseos, hasta que le prometí no volver a hacerlo.
Después de 12 largos años de espera estuve de nuevo trabajando en mencionada ciudad y sorpresivamente recibí la invitación de parte de ella para charlar un rato. Nos tomamos unas cervezas y le dije que rompería mi juramento, que la entendía pero ella no sabia lo que me causa y lo difícil que era tenerla en frente u no poder decirle nada al respecto.
Fue cediendo un poco, la charla se fué dando hasta que ella me dijo que si pasaba algo la amistad se podría dañar. Le dije no me interesa, lo unico que deseo es tenerte y poder besar cada parte de tu cuerpo, de nuevo fué prevenida y me dijo que si estaba seguro, le dije que sí y me dijo que en el sitio donde estábamos no se podía que debiamos ir a otro sitio. Le dije soy todo Tuyo dejamos mi vehículo en parqueadero y subí al de ella (estaba nervioso como si fuera mi primera vez).
Aun me preguto que paso o que hice para que por fin se decidiera (sabia que también le agradaba como hombre) o que hizo para tomar esa decisión.
Subí a su carro y nos besamos ( estaba dichoso, no creía que fuera cierto), toqué sus grandes y hermosos senos pero no me dejó seguir me dejé llevar hasta el motel que ella misma escogió.
Entramos y apenas bajamos del carro no paré de besarla, fue intenso, estaba en un éxtasis de placer anhelado por más de una decada. Por fin la tuve entre mis brazos, besé sus labios, senos, abdomen, toqué sus piernas, espalda, apreté fuertemente sus nalgas y subimos a la cama.
Repetí la dosis mencionada anteriormente pero esta vez adicione un delicioso y prolongado oral, fue intenso y tan largo hasta que m pidió que la penetrara, pero continúe un momento escuchando sus gemidos. Siendo esto una buena señal que me indicó su placer.
No llevé condón pero ella sí, lo saqué de la guantera de su carro y continuamos, ella cabalgó sobre mí (no olvido esa imagen tan deliciosa), tocaba sus grandes y hermosos senos que rebotaban, me tenía idiotizado, no lo podía creer aun.
No se cuanto tiempo pasó (para mí fué corto ese paraíso) pero me faltó disfrutarla muchisimo más, no quiera lavarme las manos ni mi boca la cual quedó impregnada con sus fluidos, no pudimos repetir faena por que mi esposa empezó de intensa por el celular (ella me dijo: las mujeres tenemos un sexto sentido) hasta que debimos irnos. Me dejó en mi residencia, nos dimos un beso y nunca más paso nada.
Ella me evitó un tiempo nuevamente, dijo que me habia advertido que la amistad se dañaría, hasta que me confesó que le gustó el oral que le hice, que lo recibió como nunca antes se lo habían hecho.Le respondí que me sentía  halagado y afortunado por ser el primero en hacerlo de esa forma y esperaba que me recordara toda la vida.
Aun charlamos, tiene una relación pero ella sabe que no dejará de gustarme y que deseo repetir muchas veces (pero de forma más intensa, besando hasta sus pies )ese rico momento que nunca se borrará de mi mente.
Espero se dé nuevamente pero sin que pase otra década.
PD. Entre tanta charla e insistencia mía quedamos de ir alguna vez a un bar SW, pero lejano a su tierra (ruego casi que a diario le pueda cumplir este deseo).

¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ