¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

   

Cindy repitió todo lo que Isabella le había enseñado…un ambiente romántico…unos vinos deliciosos…luego una bata muy erótica acompañada de una lencería atrevida …Carlos estaba asustado, creía que su mujer se había vuelto loca…pero muy pronto el vino hizo su efecto, las caricias atrevidas pero muy sensuales de Cindy lo fueron excitando y  empezó a estremecerse, luego esa felación hecha con el alma lo hizo temblar pero se resistió a eyacular, estaba que se derramaba pero aguantó, quería saber para donde iba su enloquecida esposa, cuando Carlos quedó boca abajo empezó a ponerse nervioso pero a la vez deseoso de experimentar algo que nunca había hecho en su vida…cuando la lengua de Cindy empezó a bajar por toda su columna vertebral y pasó luego por la división de sus dos nalgas no se aguantó…eran tantas las ganas de que la boca de Cindy llegara a ese destino que él suponía que era su objetivo que él mismo con sus manos apartó los glúteos para dejar el camino libre a esa lengua , Cindy repitió la lección al pie de la letra, primero su lengua , luego ensalivando el culo de Carlos empezó lentamente a penetrarlo, el hombre sintió ardor en su esfínter pero el placer que sintió después compensó el pequeño inconveniente, el dedo de Cindy se metió muy adentro, Carlos empezó a aullar de lujuria, movía sus caderas frenéticamente para que los dedos de Cindy se clavaran muy adentro de su recto…los dedos de Cindy empezaron a masajear el recto y los pequeños roces de esos dedos en la próstata desencadenaron una serie de espasmos que luego se volvieron movimientos bruscos que casi hacen que los dedos de Cindy abandonaran el culo de Carlos…pero faltaba algo más…Cindy sacó un  dildo y lo ajustó a su cuerpo con un arnés…el voluminosos falo manejado magistralmente por Cindy empezó a penetrar el culito de Carlos que empezó a chillar de placer… Cindy le clavó la verga de silicona hasta el fondo…un grito de placer se oyó en la estancia y Cindy emocionada empezó a culiarse  a su marido con un frenesí desbordante…el orgasmo que tanto había controlado Carlos se vino de un momento a otro y una porción generosa de semen salió disparada hacia las sábanas blancas, Cindy detuvo todos sus movimientos  y  volteándolo rápidamente empezó a chupar la verga de Carlos para extasiarse con las últimas gotas del semen blanco y pegajoso…Cindy vio por fin rendido a sus pies a su escurridizo esposo…el comportamiento del arisco Carlos cambió  desde ese momento y ahora tenía  el marido que siempre había soñado…nuevas experiencias empezaron a aflorar y sus encuentros sexuales se fueron haciendo cada vez más intensos y placenteros… sin embargo el plato fuerte de cada encuentro era la clavada que le hacía Cindy a su marido y que definitivamente lo encoño para siempre”


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ