¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Mis inicios como putita sissy 2

Si bien disfrutaba mucho las interacciones con mi barbero, ponerme hilos, que me diera dedo y yo chuparsela, llego el momento en que me tuve que mudar, en mi nueva ciudad de residencia era popular con las chicas, y no puedo negar que mi rol de hombre con las mujeres lo disfruto mucho, amo el sexo y como hombre amo el sexo morboso y dominante, curiosamente le resulto atractivo a las mujeres, como Lucas he podido disfrutar del sexo con ganas con mujeres, pero Kamila siempre ha estado ahi, sedienta, morbosa, putita, creo que es una dualidad que he llegado afectar feliz y de muy buen agrado, poder ser un hombre masculino que gusta del sexo femenino y poder ser tambien una nena muy femenina, con lenceria, minis, tacones, tenis lindos y mucho morbo y muy pasiva.

En mi nueva casa solia mantener sola tambien, con la diferencia de que ya viviamos con mi prima dos años mayor que yo y una tia, joven, ambas usaban ropa muy sexy, minis de jean cortas, lenceria de encaje y bodys muy sexys, cuando me quedaba sola, me encantaba usar minis, depilarme toda, mis piernas, mis pene (o clitoris para mi rol de sissy) y mi culito, estando toda depilada me encantaba vestirme, conectar una videograbadora al televisor y sin grabar, comenzar a desfilar frente al televisor en mi rol de chica, tratando de actuar sexy, siempre pasaba lo mismo, terminaba tan caliente que acomodaba un par de almohadas en el sofa, buscaba algo con forma falica y lo chupaba mientras me nalgueaba o daba cachetaditas y me decia groserias, luego me lubricaba con crema de manos o vaselina y me penetraba en varias posiciones, gimiendo y diciendo groserias como "que verga tan rica, dame mas, si que rico, papasito" o imaginando que un macho sexy me decia "mamasita, que culito tan rico, sos una delicia, asi putica, ganate tu leche" eran tardes geniales.

Un día de diciembre, de esos de fiesta, con la familia afuera disfrutando, despues de besarme y manosearme con una vecina, hermosa, cabello negro, ojos cafes, trigueña, buen culito y tetas pequeñas, entre en la tarde noche a casa, para variar sola, me mastubr y me vine como nunca imaginando como nos comiamos rico, como la ponia en 4 y la penetraba mientras la insultaba, cuando me vine, me di cuenta que definitivamente tenia un problema con mi libido, no estaba satisfecho o mejor dicho, Kamila no estaba satisfecha, busque y encontre un regalo genial de año nuevo, un consolador de goma de mi tia, de unos 18cms, grande en esa epoca para mi (aun se me hace algo grande) recuerdo perfectamente que me vesti con una minifalda tableada como de colegiala, muy corta, cuando me agachaba se me veian parte del culito, unos tenis adidas en bota, muy unisex la verdad, con la pinta se veian muy femeninos, me agarre el cabello en una coleta y claro, como no me daba tiempo de maquillarme, simplemente escoge un hilo de encaje blanca muy sexy, y empece a mamarlo como nunca, estaba hambrienta, moria por tener sexo sucio como Kamila esa noche, imaginaba que entraba algun vecino cincuenton y me veia en esas y me devoraba, cuando ya no aguantaba mas la calentura, acomode dos almohadas, una encima de la otra como si fuera un cuerpo grande (se que suena tonto pero en mi calentura imaginaaba que era el cuerpo de un macho grande y sexy) puse el consolador y me hice encima a cabalgarlo, dandome nalgadas, me dolio un poco meterlo la verdad, pero estaba tan caliente que gemia mientras lo sentia estrecho en mi culito, me daba nalgadas y me decia a mi misma como si fuera mi macho diciendome "asi putita, que rico ese culito todo estrecho mi amor" y cuando estuvo todo adentro, comence a moverme, de arriba a abajo y de adelante hacia atras, estaba muy caliente, sudaba a mares, sin embargo mi verga no se ponia dura pero estaba super caliente, juro que si en ese momento hubiera llegado alguien, me le hubiera entregado sin pensar como una buena perrita, hasta que me vine un monton en mi mano, la puse con toda la mala intención de comerme toda mi lechita, cuando me vine, pase mi lengua varias veces por la palma de mim mano y mis dedos, me la acabe toda, me sabia deliciosa.

Pocos meses despues de aquella experiencia tan genial, descubri skype, descubri el mostrarme para extraños a traves de la pantalla, nunca muestro mi cara, quizas mis labios pintados con algun labial sexy, siempre en mini o vestido corto, lenceria sexy, algunas veces muy juvenil, otra veces como toda una secretaría sumisa, me encantaba, fueron meses muy sexys en los que ampliare en mi siguiente relato, de ellos nacio uno de mis fetiches mas grande, masturbarme leyendo comentarios morbosos de lo que algun macho delicioso me haria y como me vestiria, que me enviaran fotos o links de outfits de como les gustaria que me vistiera, siempre terminaba diciendoles lo mismo "mandema imagenes de como quisieras vestirme y comerte a una nenita como yo porfis, eso me encanta" luego me masturbaba una y otra vez leyendo los mensajes, me encantaba, aun me encanta, pero luego profundizare en eso, y en como empece a buscar quien me hiciera mujer.

Por cierto, me encanta leer sus comentarios, asi que quien quiera y se sienta animado, escribame please, soy adicta en serio al sexo escrito ( y en otras formas jejejjee).

Besos.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ