¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Hola Amigos de Guía, 

Quiero compartir con ustedes esta experiencia que me ocurrió el año pasado y que estaba guardando para un momento especial. 

Bueno pues resulta que desde el año pasado me metí en el mundo fitness y me gusta ir al gimnasio a entrenar en la ciudad de Bogota específicamente en en el barrio chapinero. 

Estaba acostumbrado siempre a ir solo porque así entreno más enfocado, pero un día mi Prima que voy a llamar Fernanda para protejer su identidad, me escribió al WhatsApp y comenzamos a hablar de cosas banales. 

Entre unas cosas y otras ella me contó que también iba al mismo gym y yo le dije que porque no íbamos un día los dos para entrenar juntos; ella me dijo que le parecería súper y fuimos un jueves tipo 6:00 p.m. luego de que salí del trabajo. 

Les describo a mi Prima... ella es una chica Morena de media altura, tiene cabello súper liso y grande culo y senos medianos. Ese día me estaba esperando afuera del GYM cuando yo llegué y recuerdo que se puso un leggins negro y una diminuta blusa que tenía un gran escote con vista VIP de sus tetas, tengo que confesarles que nunca a la había visto así y me excito eso mucho. 

Entramos normal y ella me dijo que ese día iba a trabajar pierna y cola, que si quería acompañarla en su rutina, cosa que no le negué por su puesto. 

Le dije que había una máquina con las que podíamos comenzar a trabajar Femorales en la que tu te acuestas boca abajo y metes tus pantorrillas debajo de una prensa, luego comienzas a subir las pantorrillas haciendo que tus rodillas se flexionen. 

Lo bueno de esa máquina es que tiene dos ventajas, la primera, puedes quedarte viendo directo el culo de la persona quien está haciendo el ejercicio y quedo 2do, esa persona no se puede enterar que le estás morbosiando porque siempre queda mirando al piso. 

Por lo cual yo aproveche y me quede mirando ese gran culo de mi prima mientras subía y bajaba sus piernas. Cosa que me calentó mucho y fantaseaba subiéndose encima de ella y rompiendo el leggins para destrozarle ese culo con mi verga.

En fin, ella se levantó y yo era el que continuaba. Después le quise devolver el favor de calentarme y le dije que había un ejercicio que me gustaba hacer para trabajar la zona media y la pelvis en el que tu te introduces en la parte de abajo de la misma máquina de ahorita, colocandote boca arriba, apoyando la espalda contra el asiento y con la polea de ahorita que te prensa la pelvis, vas subiendo hasta la altura de tu espalda. Ese ejercicio hace que se pueda ver todo el paquete de un hombre y yo aproveche que ese día me había puesto una pantaloneta del mis partidos de fútbol que me sentaba muy bien y se marcaba muy bien todo mi miembro jeje.

Subia y bajaba mostrándole a ella primero como se hacía el ejercicio pero ella no podía ignorar que al subir podía tener una vista exclusiva de mi paquete y eso la comenzó a calentar poco a poco.

Terminamos de entrenar y ella me dijo que la acompañara a estirar que sabía unos ejercicios muy buenos entre dos personas. 

Me mostró uno en especial en el que yo tenía que tener firme con mis manos sus pies, mientras ella recostada en una colchoneta, subía su pelvis hasta lo más alto, mostrandome así esa cuquita que se le formaba entre el leggins. Eso me calentó demaciado tengo que aceptarlo.

Sabia que mi prima lo hacía apropósito porque subía y decía que había que mantenerse arriba unos segundos, y casi que me ponía esa cuca entre la cara porque yo estaba arrodillado manteniendo firme sus pies al piso. 

A esas alturas del partido yo no le quitaba la vista de esa cuca que me estaba coqueteando y ella por supuesto lo notaba pero hacia la que no se daba cuenta. Luego cuando fue mi turno quise desquitarme y me estire lo más que pude la pantaloneta hacia atrás, cosa que se me marcara la erección tan hp que tenía en ese momento

Subia y bajaba como ella me decía pero me mantenía unos segundos arriba para que viera como la tenía de dura por ella y por su puesto que tampoco me quitaba la vista de mi verga rica y prominente de ese momento y yo fantaseaba mientras hacía ese ejercicio en que ella no se aguantaría y me bajaría la pantaloneta, haciendo que saltara mi duro pene para meterselo todo en la boca y luego correrme en sus tetas que si estaban bien timbronas para ese momento. 

Luego terminamos los estiramientos y ya nos fuimos a cambiar para irnos, claro que a esa altura ya nos tomamos de la mano y todo y nos mirábamos con picardía pero no hablábamos nada sexual al respecto, todo era muy sugestivo jaja.

Termine de cambiarme más rápido que ella porque básicamente saqué mi maleta, me apliqué desodorante, me puse mi chaqueta y salí. Ella por el contrario estaba tardando más de lo normal y le escribi que porque demoraba tanto, a lo que me respondió que estaba en el baño cambiándose el tampón. 

Cuando dijo eso amigos yo no pude contener mi excitación y le pregunté muy suspicasmente que si podía ayudarla con eso a lo que me respondió que si, que no había problema. De una se me puso la verga muy dura pero había un gran problema. 

Ella estaba en el baño de niñas y yo afuera mientras todo el mundo me veía esperando, pero claro que no iba dejar que eso me separara de una flamante cuquita que estoy seguro que produjo tanto flujo vaginal en nuestra rutina que por eso tuvo que cambiarse el tampón jaja.

Como pude me aproveché de un pequeño espacio de tiempo en el que nadie estaba mirando y me entre súper rápido al baño en el que estaba ella. 

Juiciosa me esperaba sentada en el retrete sin el leggins puesto y con el tampón en la mano. Siempre recordaré esa escena en mi mente e inmediatamente le dije que calmaria su inundación allá abajo con mi lengua, a lo que ella accedió sin problema. 

Ni siquiera la besé o toqué sus tetas, solo soñaba con comerme todo ese flujo vaginal que desdeñaba su increíble cuquita. Le dije que se parará en el retrete mientras yo metía literal mi cara entre ese jugoso y delicioso sexo. 

Corri su hilito rojo para la derecha y efectivamente estaba estallada de agua viscosa su cuca. De una pase mi lengua muy suavecito y lento por ese delicioso manjar para que todos mis sentidos se concentraran en ese hermoso momento.

Luego comencé a mover más rápido mi lengua encima de su clitoris que ya estaba muy duro para ese momento y le di tanta lengua que después de 5 minutos dándole solo oral, soltó un pequeño y casi insonoro gemido de placer. Se habia venido y mi boca se comió todo ese fluido que había yo había provocado. 

Mi hermosa prima para ese momento no aguanto más y me dijo que se la metiera sin más, cambiamos de posición, yo encima del retrete y ella de pie y me bajo la pantaloneta sin pedir permiso y se quedo admirando mi erecto pene por unos segundos. 

Luego me miró con complicidad y me dijo, "Te lo voy a comer hasta que me de toda mi leche". Luego introdujo solo la puntita en su boca y comenzó hacer movimientos solo con su cabeza de arriba abajo de una forma muy deliciosa.

Sin embargo ya habían pasado 2 minutos y ella nada que se lo metía todo en la boca, por lo que la tomé de la colita de caballo que tenía y la presione contra mi pene con fuerza para que le entrara toda. Siempre he tenido ese problema de que nunca he tenido una chica que pueda caberle toda mi verga dura en su boca, pero bueno, masomenos a mi prima le cupo 3/4 de mi verga dura. 

En ese momento tuvimos que parar un poco porque una señora estaba haciendo aseo a los baños y veíamos  como pasaba un trapero por debajo del baño de al lado mientras yo tenía a mi prima con toda mi verga adentro de su boca a punto de explotar. 

Se puso como caliente la cosa y dijimos que pararamos porque nos iban a descubrir y entonces ella se subió al retrete mientras yo buscaba mi pantaloneta para ponermela. Me la puse súper rápido, y quedé listo en un santiamén, pero en cambio mi prima tenía problemas con el leggins que tenía que ponerse sin bajarse del retrete. 

Entonces se arrodilló dandome la espalda como en pose de perrito y metió en principio sus dos piernas en el leggins, pero no contó con que me estaba mostrando esa cuquita deliciosa totalmente mientras luchaba con su leggins y mi herramienta se activaba de nuevo. 

No aguante la excitación y le corri ese panty para un lado, me baje la pantaloneta y se la metí de una y sin preguntar, ella soltó un gemido liberador que yo intente mitigar poniéndole mi mano en la boca, mientras comenzaba a embestiarla salvajemente. 

Ella solo cerraba sus ojos mientras yo le daba duro y sentía como gemía dentro de mi mano que tapaba su boca. Tengo que confesarles que la pose que más rápido me hace venir es la de una mujer en 4 porque me encanta embestir un culo. 

Como no estaba usando condón, sabía que no podía venirme dentro de ella, por lo que dos segundos antes de explotar en chorros de semen, mi obediente prima se voltio como si fuera a recibir un regalo y se puso de frente a mi pene cuando solté el primer chorro de leche y alcanzo a salir de su boca antes de que ella introdujera la misma en mi pene; los siguientes chorros de mi hirviendo y deliciosa leche preparada por su cuca se liberaban uno tras otro dentro de su boca. 

Se la tomo todita e incluso también la que se desperdició en la pared del baño por no llegar a tiempo con su boquita para el primer chorro de suculenta leche. Me limpio con su boca el pene y luego nos dimos un flamante beso. 

Como pude me escabullí del baño y salí airoso de hay sin que nadie me viera porque ya estaban cerrando y ya no gente había casi. 

Fue una experiencia llena de lujuria, adrenalina y mucha, mucha pero mucha excitación, lo haría mil veces de nuevo jaja. 

Mi prima salió del baño y luego afuera del gym hablamos de que eso que vivimos no debería volver a pasar porque éramos familia, y nos despedimos de pico y cada uno tomó su camino. 

Espero que les haya gustado este relato... como siempre me gusta leer sus comentarios y gracias por haberme leído. 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ