¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Desde hace tiempo Wilson y yo queríamos estar con una trans femenina, buscamos mucho, le escribimos a varias hasta que Ximena aceptó, nos dijo que estaba dispuesta a complacer nuestras fantasías y cuadramos el encuentro. El sábado a las seis de la tardela esperábamos con mucha ansiedad, los dos estábamos deseosos de conocerla esperando que se dieran las cosas como las habíamos planeado. Wilson lucía un bóxer diminuto súper ajustado que le marcaba bien esa pollota rica que me vuelve loca; yo tenía una camiseta transparente que marcaba mis senos y mi cola, nos servimos un trago para relajarnos y sonó el timbre.

 Yo fui a abrir y me quedé encantada de ver al  mujerón tenía al frente, cabello castaño largo ondulado,  ojazos verdes, largas pestañas, boca grande y  hermosa sonrisa; me besó en la boca largamente y entró, se acercó a Wilson y también le dio tremendo beso, mientras tanto yo la observaba:  llevaba un vestido amarillo bien ceñido y muy corto, tenía ligueros y medias negras de malla que dejaban entrever sus piernas largas y bronceadas, se agachó un poco y vi su tanguita negra metiéndose por su cola, sus senos eran grandes y firmes, pensé que Ximena no tenía nada que envidiarle a una mujer.

 Mire a Wilson ya se había quitado el bóxer pues su polla estaba erecta y palpitante, yo me quite la camiseta y me acerqué para iniciar nuestra fiesta sexual, le pasé una copa a  Ximena, ella se la tomó de un solo trago y se acercó a mí, me  empezó a besar, Wilson se arrodilló y empezó a sobarle la verga, que verga uyyy grande, dura, palpitante,  Wilson se la metió a la boca y le encantó, siguió mamándosela mientras esa verga seguía creciendo, yo me pegue de esos senos grandes y hermosos y empecé a chuparlos, Ximena gemía y pedía más mientras me sobaba mi cuca, yo estaba mojadísima y quería comerme una polla, me gustaba la de Wilson pero quería probar la de Ximena, empuje suavemente a mi hombre y me senté en la polla de Ximena, que delicia.  Wilson estaba muy  erecto y se acercó y de una me la clavó por el culo, no se sabía quién gemía y gritaba más,  estábamos gozando como nunca lo habíamos hecho y los tres nos vinimos al tiempo, quedé llenita de leche.

 Me preparé para lo que vendría después, Wilson me iba  clavar otra vez por mi culo e iba a dejar que  Ximena lo desvirgará, estaba algo nervioso pero muy deseoso de probar esa vergota, le  lubrique bien la entrada del agujero, le metí varios dedos, le hice el beso negro y lo dejé bien excitado, a su vez Ximena fue alistando mi culo, ya estábamos listos para cumplir nuestra fantasía, Wilson me la clavó sin problema, Ximena tardó un poco en entrar porque Wilson estaba un poco tenso, entró poco a poco, oí gritar a mi hombre  apenas sintió que le llenaban el culo  pero después empezó a gemir como nunca lo había hecho, mi hombre estaba disfrutando de esa rica polla y yo estaba feliz por él, yo también quería esa polla en mi culo pero tendría que esperar unos días para hacerlo. No fue nuestro primer encuentro ya que Wilson y yo nos encaprichamos con Ximena y ella aceptó seguir realizando nuestras fantasías y nos visitaba cada cierto tiempo para  complacernos.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ