¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

CUÑADITA“MAMITA RIKA”

Antes de todo, debo ser sincero en una cosa, adoro a mi esposa, aparte de ser físicamente muy linda y muy cariñosa, como mujeres una putita en la cama y me encanta, a veces la miro y me siento mal por lo que ha pasadocon Dayana, pero es que ella también es una putita muy arrecha y me pone amil.

El lunes pasado, mientras laboraba en mi microempresa, como a las 11 de la mañana, recibí una llamada de mí cuñada Dayana, estaba un poco asustada pues al conectar la plancha se había producido un corto circuito y quedo la casa sin luz, como Ricardo estaba trabajando, me pidió el favor si podía revisar que pasaba pues no había logrado restablecer el fluido eléctrico, como ya se acercaba la hora de almuerzo, deje una persona encargada y me dirigí hacia su casa a media hora de camino, cuando llegue estaba con una toalla en la cabeza, acababa de salir de la ducha, un poco temblorosa, me saludo de besito en la mejilla y me dijo, huy no, me toco bañarme con agua fría, uuuyyyy, tenia puesto un vestido de tela muy suave que ceñía a su cintura con una correa, no pude evitar sentir un corrientazo por todo el cuerpo pues este le llagaba un poquito debajo de la mitad de muslo y no tenia medias, no sé si se lo coloco intencionalmente, pues ella sabe que me pone a mil una mujer con mini sin medias y con ese caminadito coqueto, uuuuffff.

Después de tomarnos un tintico, me comento el problema, fuimos al segundo piso a la alcoba donde ocurrió el corto y efectivamente la toma estaba ahumada, le pedí que me prestara un destornillador para abrir la caja de tacos y revisar, entonces se paro en un butaco ycomenzó a buscar en uno de los cajones de la parte superior de closet, ahí fue donde se puso la cosa a mil, pues yo estaba sentado en la cama y desde allí alcanzaba a ver sus muslos completamente desnudos, en un momento se apoyo en un solo pie para buscar más al fondo del cajón y pude notar que tenía puesto un diminuto hilo blanco, yo estaba embobado mirándola cuando de pronto me miro y me dijo sonriendo, huy papito pero cierra la boca, yo sonreí un poco nervioso y le dije, encontraste el destornillador?, no, se que esta por acá entre todo este desorden, en ese momento tuve la intención de ayudarle a buscarlo pero preferíseguir viéndola así, cuando al fin lo encontró, me apresure a ayudarla a bajar del butaco, la tome por la cintura, ella se apoyo en mis hombrosy suavemente la baje muy cerca de mi cuerpo, de inmediato ella noto que mi verga estaba algo erecta, me miro y sonrió haciendo un movimiento de negación con la cabeza, yo le respondí la sonrisa y la apreté suavemente para que la sintiera aun mas, entonces me pregunto este te sirve? Mostrándome el destornillador, eso creo, le respondí, bajamos al primer piso y después de unos minutos, logre activar la electricidad.

Mientras, Dayana se dirigió a la cocina, yo espere en el sofá de la sala mirando televisión, entonces cuando regreso, se sentó a mi lado y con esa feminidad y coquetería que la caracteriza me pregunto, que quieres almorzar?, yo la mire a los ojos y con un tono de broma le dije, a ti mi amor, ella me dio una palmadita en una de mis piernas y me dijo, bobo, nooo en serio, yo carraspee y le dije lo que tú quieras estará bien no te preocupes, con un ademan de aceptación se dirigió de nuevo a la cocina, tuve que contener mis deseos de tirarla en el sofá y abalanzarme sobre ella, la verdad me tenía muy inquieto con ese vestidito.

Después del almuerzo, nos quedamos viendo televisión un rato y charlando trivialidades, me pregunto a qué hora tenía que estar en la empresa, yo le respondí que había dejado a cargo a alguien de confianza, entonces me dijo, vemos una película?, a lo que respondí de inmediato, claro mi amor, cual tienes, ella se levanto y fue hacia el mueble del televisor, se agacho a buscar en un cajoncito y de nuevo me dejo ver esos muslitos desnudos, yo no me aguante y me fui hasta donde estaba, me arrodille en el piso y sin darle tiempo de reaccionar, metí mis manos y mi cabeza debajo de su vestido y tomándola por las caderas comencé a chuparle ese hermoso culo, mi lengua se movía frenética entre sus nalgas calienticas, mientras ella me decía casi gimiendo, no, por favor no hagas eso, sus manos trataban de deapartarme pero no se lo permití, entonces mi mano derecha busco su abultadita vagina y de un tirón rompí su hilo dejándola completamente desnuda, gire su cuerpo y mi boca poso en su cuca como una ventosa, le coloque una de sus piernas sobre mi hombro y comencé a darle una mamada espectacular, sus manos se aferraron a mi cabeza mientras movía su pelvis frotando con fuerza su cuca en mi cara, unos minutos después me puse de pie y le dije, desnúdame, ella me abrazo fuerte por mi cuello y me beso desaforadamente, mis manos se deslizaron bajo su vestido, la tome con fuerza por las nalgas y entonces ella tomo impulso y subió sus piernas abrazándome con ellas por la cintura, los dos comenzamos a movernos con fuerza frotando nuestros sexos, un minuto después ella comenzó a desnudarme, corbata y camisa quedaron en el suelo, apenas si bajo mi pantalón y el bóxer a mitad de pierna y su boquita rica se aferro a mi verga chupándola desaforadamente, mientras yo trataba de terminar de quitarme los pantalones, perdí el equilibrio y me caí al piso sobre el tapete, ella se burlo un poco y de un jalón me los quito junto con los bóxer, de inmediato se quito el vestido, la muy zorrita no tenia brasier, se me abalanzo encima y sentada sobre mi verga se agacho a besarme apasionadamente, su cuca muy mojada frotaba mi verga haciendo una rusa entre sus labios, hubo un instante que sentí que me venía y tuve que hacer un gran esfuerzo para controlarme, ella lo noto y bajo la intensidad de su movimiento, entonces le pedí que hiciéramos un 69, a lo que accedió de inmediato, era súper excitante tener esa cucota en mi boca y ver ese culo durito y completamente abierto, entonces tome sus nalgas entre mis manos y sin pensarlo más, mis labios y mi lengua se adueñaron de su apretado y caliente agujerito, ella se tensiono un poco, pero con un apretón le di a entender que se relajara, unos segundos después tenía su culito completamente parado y disfrutando de esa chupadota, la excitación era tremenda, la cabeza de mi verga iba y venia una y otra vez de sus labios a su garganta, no cabía duda que era toda una tragona, mientras mi boca devoraba ese lindo culo, 2 de mis dedos exploraban lo profundo de su vagina súper mojada, nuestros cuerpos se estremecían de placer, Dayana era sin duda una mujer muy ardiente y sexual.

Unos minutos más tarde, le pedí que se arrodillara frente al sofá y colocara su pecho en el, para ese culito lo mas que puedas, le dije, ella como toda una perrita, separo sus piernas y adopto una pose que ay Dios, le frote la cabeza de mi verga varias veces entre los labios súper húmedos de su cucota y tomándola por las caderas de un empujón suave pero firme hundí toda mi verga vagina popochita que me encanta, me excitaba verla aferrarse a los cojines del sofá mientras gemía y movía muy sensualmente su culote al ritmo de mi culeada.

Durante más de media hora estuvimos culeando por toda la sala y hasta en el mesón de la cocina, entonces cuando estábamos de pie junto a la escalera, ella me abrazo por el cuello y volvió a subir sus piernas alrededor de mi cintura, con mi verga dentro de su cuca, comenzó a moverse de abajo hacia arriba, devorando mi verga totalmente mientras no besábamos con lujuriosa pasión, entonces le dije, mi amor quiero que terminemos en tu cama, donde culeas con tu marido, ella me miro un poco sorprendida, se mordió los labios y sin decir nada volvió a besarme desaforadamente, yo la sujete por las nalgas y en esa pose subimos la escalera hasta llegar su alcoba, nos tumbamos en la cama y así en pollo asadole di verga con todas mis fuerzas, hicimos varias poses y hasta le coloque las dos almohadas debajo y así con su culito paradito con las piernas separadas le di verga hasta hacerla venir, su orgasmo fue estruendoso, sus gemidos se convirtieron en gritos, sus manos y sus dientes se crisparon en el cubre lecho y de una forma irresponsable, por causa de la arrechera, descargue mi torrente de semen dentro de su vagina aferrándome con todas mis fuerzas a su cuerpo, fuesin duda uno de los orgasmos mas impetuosos de nuestras vidas, sudorosos, terminamos tendidos bocarriba en su lecho de casada, exhaustos, con un temblorcito en todo el cuerpo y la sensación de haber tenido uno de los mejores polvos de nuestra existencia, unos minutos después ya repuesto de la faena le pregunte, estas planificando?, ella sonrió y dijo, claro tontito, si no, no te hubiera dejado hacerlo sin condón, se acostó casi sobre mi y comenzamos a besarnos deliciosamente, nuestras manos exploraban cada poro de nuestra piel y al rato ella estaba cabalgado sobre mi verga moviéndose deliciosamente, los dos disfrutábamos ya sin tanta pasión de un sexo más relajado pero intenso, terminamos haciéndolo debajo de las cobijas mientras jugábamos a cogernos por todo lado, así nos dieron las 5 de la tarde, finalmente nos fuimos a la ducha y nos dimos un baño lleno caricias eróticas, muchos besitos y la promesa de que el próximo día compensatorio que le dieran en la empresa nos iríamos para un motel bien bonito y pasaríamos allá todo el día.

PD: en medio de todo ese alboroto, “Olvide arreglarle la plancha…..gggrrrrr”.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ