¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

No se si definirme como bisexual, pansexual o como, solo se que amo a las mujeres pero igual disfruto mucho del sexo con hombres y trans, mis primeras expriencias de interacción con hombres se dieron en trios HMH con Stephy, mi pareja BBW de la Universidad, pero eso lo contaré en otros relatos, hoy voy a contarles como fue mi primera experiencia sexual, solo con otro hombre.

Ya no estaba más con Steph, llevaba varios meses solo,   habia terminado la U y ya estaba trabajando en uno de los negocios de mi familia, aun no habia empezado a viajar ni habia cambiado mi residencia fija, eran timpos pre WhatsApp, pre Webcams y apps, lo moderno era el Messenger de Hotmail y las salas publicas de chat.

En mis ratos libres entraba a una de esas salas populares  siempre a las de sexo, buscando ligar, o por lo menos lograr algún intercambio de fotos (scaneadas jajajaja) por email o una charla picante para masturbarme. Siempre intentaba con mujeres pero era dificil, por lo general no respondían y si lo hacian enviaban fotos falsas lo que hacia evidente que eran hombres, entonces empecé a entrar a las salas de bisexuales o Gays y vaya si había interaccion en ellas.

Lo hacía siempre todos los días un par de horas al regresar a casa despues de cenar para pajearme antes de dormir, a veces era difícil lograr la conexión eran los tiempos del ruido al conectarse y del uso de la linea telefónica para eso, que arcaico suena eso hoy.

De tanto entrar uno va conociendo gente, siempre los mismos, se genera una empatia y amistad y asi fue con un hombre, Carlo era su mombre, un hombre mayor que yo unos 20 años, con el que se tenian buenas y morbosas charlas, vivia en mi misma ciudad, el era un Gay, salido recientemente del closet despues de un matrimonio de años, con hijos, consumado para disimular, era pasivo. Despues de semanas chateando intercambiamos fotos, le mande el unico par que tenia escaneadas, tomadas con una cámara polaroid frente a un espejo (ya habia camaras digitales, de las primeras pero yo aun no tenía) se las envié al email, su respuesta fue: me encanta lo que veo mucho, por favor dejame complacerte, hare lo que me pidas.

Su respuesta me excito claro, pero hasta ese momento solo había tenido experiencias bisexuales acompañado de mi novia steph, mamadas mutuas, pajas entre los dos, en fin, todo lo que pasa en un trio HMH cuando a la mujer le gusta ver interacción entre los hombres, pasaron meses, en los que pasamos del chat a charlas telefonicas muy calientes (el internet de esas épocas fallaba seguido) asi llego el dia que decidi aceptar su invitación y me fuí a su apartamento.

Era discreto por fortuna, en el centro, un lugar bonito amplio, el me recibio con un abrazo, disfrutamos de un vino con canapes de tomates asados, aceitunas, pulpo, un rato muy agradable, Carlo en vivo lucia aun mas mayor, canoso, mas bajo que yo, con panza pero muy elegante, pronto la conversacion paso a lo sexual pero confieso, no se me paraba, quizas era el miedo en parte y ademas el hecho de no estar en trio no me prendia.

Carlo se dio cuenta y bajo las luces, me dijo algo asi como: me muero por vos, en temas sexuales claro, quiero ser muy puto para ti, quiero hacerte rico, no tienes que hacerme nada, solo deja que yo te disfrute y te haga disfrutar,  seguido de eso se lanzo sobre mi y me beso, no me agrado mucho la verdad, sin una mujer ahi motivando no era igual, entonces Carlo se levanto y empezo a desnudarse frente a mi, sabia que eso le gustaba, me habia contado era exhibicionista, eso me excito un poco, se bajo los pantalones y dejo al aire su herramienta, estaba erecto pero era un pene pequeño, ladiado hacia un lado, grueso en la base y delgado en la punta, su glande no se veia, tenia mucho capuchon, eso me desanimó pues aunque siempre fui activo en los trios, me gustaba mamar y pajear buenas vergas...pense, esto no va bien.

Carlo se acostó sobre mi y empezó a besar mi cuello  a acariciarme, a quitarme la ropa y mi pene aun dormido,  pero este hombre estaba feliz, una vez me tuvo desnudo empezo a lamer y olfaterme todo, al pasar por mis axilas decia: tu olor a macho es increible, yo empece a acariciarlo tambien, su espalda, su vientre un poco abultado su culo que era grande y claro, su pequeña verga que estaba babosa ya, habia sacado bastante presiminal, pero mi pene seguia medio dormido.

Carlo siguió bajando por mi pecho, mi vientre y dijo: que rico ahora si voy a chupar la verga de este macho que me ha hecho meterme el dedo en el culo todas estas noches y eso, mis lectores, fue el detonante, esa frase me excitó, no se como pero imaginarlo dándose dedo en el culo por mi me puso erecto entonces Carlo se acerco a mi polla, la olfateo, la acaricio y enseguida se la metio hasta el fondo y madre mia.... que mamada!!! Con mucha saliva, con unos movimientos circulares y hasta el fondo de la garganta se la trago toda y me hizo ver estrellas,  el gemía de una manera, lo hacia tan bien que juro casi me hace venir, cosa que nunca me habia pasado, asi de rápido, pero respire, le pedi bajara un poco el ritmo y pude aguantar hasta acostumbrarme a ese placer maximo y disfrutarlo al 100% sin sentir que eyaculaba. Ese dia comprobé que es cierto el mito: los mejores mamadores de pene son los hombres.

Carlo se desvivia, se entregaba totalmente, mientras chupaba sus manos pajeaban la base de mi pene bajaban a mis huevas y mi ano, luego lo sacaba de la boca, me seguia pajeando y lamia mis huevas y ano, debes en cuando murmuraba: asi lo soñaba mi macho... asii.

Yo acariciaba su cabeza y cuello y con mi pie frotaba su pequeño pene que jamas perdio la ereccion, asi estuvimos mucho tiempo hasta que le dije: Basta, te quiero en 4 ahora. Obediente se puso en 4, me levanté, me acerque a su culo escupi en mi mano y dedos y empece a acariciar su ano que respondio de inmediato abriendo y cerrando mientras gemia y decia, parteme el culo ya, no lo dilates mas, quiero que me taladres, que me partas, hazme llorar hasta que se acostumbre a ti... parteme; su ano estaba perfecto, limpio, de buen olor, se notaba se habia hecho enema, asi que me dije vamos para adentro, busque el condon, me lo puse, el saco un lubricante, me aplicó un poquito y para adentro asi en 4.

Su culo ofreció resistencia bastante, asi que toco despacio, pero con fuerza, el pedia: metelo rompeme... pero no soy dado a eso, me gusta con cariño pero el no aguanto  y mando su culo hacia atras y se trago mi pene... me dolio un poco incluso a mi y el gritó de dolor  me quede quieto un momento y empece a sentir como ese culo se dilataba y agrandaba y empece a bombearlo... que rico era ese culo.

Lo hicimos asi en 4 un buen rato, luego cambiamos de posición y el se monto sobre mi pene, mientras me cabalgaba su pequeño pene rosaba mi vientre y estando asi el solto dos deliciosos disparos de leche, un orgasmo prostático muy rico y seguimos, luego cambiamos y nos fuimos al misionero, asi lo follaba moviendo hacia arriba mi cadera para que asi mi glande le presionara mas la próstata, el gemia como loco y empezo a pajear su pequeño y duro pene hasta que eyaculo, aunque ya habia soltado leche antes, este segundo orgasmo fue incluso mas abundante ver eso me llevo a lo maximo y eyaculé también,  fue muy rico, el enseguida tomo papel, que habia dejado estrategicamente, y hábilmente saco mi pene de su culo y a la vez me quito el condón,  mi pene aun goteando saltaba y el rápidamente se lo metio en la boca y chupo y lamió hasta dejarlo completamente limpio.

Luego de un rato recuperando el aliento, tomamos otra copa de vino, hablamos, reimos y fuimos a la ducha, allá tuve mi segundo orgasmo de la noche con una paja fenomenal que este hombre dedicado a mi placer me obsequió.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ