¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Hola mi niña sexy.

 Te contare una fantasía, algo que imagine contigo, espero no te parezca demasiado atrevida, aunque sé que lo es…

Todo comienza después de un duro y aburrido día de trabajo, nos encontramos para tomarnos una copa de vino caliente, después de una deliciosa conversación en la cual no parábamos de hablar de sexo, salimos como prendiditos y con la libido alborotada... así que, sin más, por fin aceptaste mis propuestas indecentes.

Llegamos a una habitación de un hotel reservado y muy bonito, comenzamos a besarnos de forma apasionada y tierna, aunque cada vez se ponía más sensual, yo te acaricio tu espalda y lentamente bajo mi mano a tu deliciosa cola, huuummm no te imaginas como me encanta y como la disfruto, luego te doy un giro, te abrazo por detrás, acaricio tu cintura y subo mis manos hasta tus senos, lleno mis manos con ellos, los aprieto y masajeo suavemente, siento el calorcito de tus deliciosas teticas, son pequeñas, pero hermosas y firmes.... mientras tanto beso tu cuello y muerdo suavemente tu orejita, acerco mi miembro a tu deliciosa colita... hummm…. Que rico se siente.

Luego comienzo a meter mi mano entre tu blusa, para sentir tu piel suave y calientita, aprieto suavemente tus pezones, mientras disfruto de tu excitante respiración agitada, sentirlos duritos, suaves y paraditos.... hummm que rico, estoy muy excitado... mi miembro me va a romper el pantalón....  continuo, me gusta lamerte el cuello y poner mi nariz dentro de tu cabello que huele delicioso, pero también voy bajando con mi lengua por el centro de tu espalda, para eso tengo que ir soltando tu blusa y tu brasier....  mientras acaricio tu vientre con deseos de bajar mi mano por tu pubis.... tu no haces sino provocarme, moviendo suave y deliciosamente tus nalguitas y apretándolas contra mi pene.... mientras con tus manos buscas también mis nalgas y me aprietas contra tu cuerpo sin reprimirte las ganas de pellizcar mi cola.

Tu vientre tiembla y ya no aguanto más... de un solo movimiento meto mi mano entre tu panty, para sentir tu cosita completamente mojada y calientita... Sin dejar de apretar tus tetas con la mano izquierda, la derecha masajea suavemente tu clítoris empapado, mientras lo acaricio rítmicamente, tu culito se mueve al mismo compás, haciendo que mi miembro quiera salir y penetrarte de una... pero esto es tan delicioso que aún no quiero acabar... estas tan excitada que gimes cada vez con más fuerza ya casi con ganas de gritar... así que para darte gusto te pego un mordisquito en la espalda y tú gritas de placer... Como loca me pides que te arranque el pantalón y te penetre, pero yo te pido paciencia.... entonces para calmar un poco tu ansiedad penetro tu vagina con mis dedos, ggggrrrrr, que delicia me tienes la mano completamente empapada, ya huele a sexo en toda la habitación, siento tu calor por dentro, se siente como si fueras a explotar... no puedes dejar de mover tu culito contra mi cuerpo y casi te vas doblando como insinuándome que te lo meta con toda.... entonces con tu mano buscas mi pene, me abres el pantalón y apenas lo tienes en tu mano comienzas a apretarlo y acariciarlo, con ternura y con fuerza, lo aprietas como si fuera de chocolate, está hirviendo y sé que te lo quieres comer....

Llevas tu otra mano hasta tu cosita, la pones sobre mi mano y comienzas a guiarme para que te de más placer, entonces yo quito mi mano y la pongo sobre la tuya, porque quiero que tu misma te des placer y acaricies tu conchita deliciosa... hummm, me fascina y me excita como te mojas... por otra parte mi pene está a punto de explotar con tus caricias y la provocación de tu colita.... así que decido poner mis manos en tus caderas y comienzo a bajar con una fila de besitos por tu espalda, combinándolos con mordiscos, unos suaves y otros más fuertes, eso incrementa tus gemidos y mi placer...tú sabes para donde voy así que comienzas a mover tu culito con más ritmo... Hasta que llego a tu cintura, me encanta lamer los hoyitos de tu cadera, aprieto con más fuerza tus caderas y te paso mi lengua de arriba a abajo hasta llegar a tu culito, hundo mi cara entre tus nalgas... muevo mi lengua con fuerza y dedicación, lo cual te hace temblar de placer, así que termino de bajar tu pantalón y tus pantys, los cuales están empapados... hummm que rico.

Continúo lamiendo tu culito como un gato goloso y tratando de alcanzar tu cosita, entonces te agachas más y abres las piernas para que llegue hasta ella... con mis manos acaricio tus piernas de arriba abajo y te doy mordisquitos en tus deliciosas nachas... tú no sabes qué hacer con tus manos, acaricias tu clítoris, me coges la cabeza... estas muy excitada y yo también.... nuevamente me pongo de pie, te abrazo fuertemente y ya completamente desnudo comienzo a masajear tu cola con mi miembro, lo pongo en medio de tus nalgas, lo acaricio en tu colita, lo deslizo desde atrás hasta tu vulva y comienza a mojarse con tu conchita, lo cual hace que ya no resista más y te penetre, primero pongo la puntica, pero siento que estas completamente lubricada y dispuesta, así que te lo meto de una, hasta el fondo y tu das un grito entre placer y dolor....te pregunto si te dolió y me das un "nooooo" súper placentero... entonces aprieto tus tetas y muevo mis caderas con un ritmo que te encanta, te penetro una y otra vez, con fuerza y con ternura, quisiera atravesarte toda... nos tiemblan las piernas, pero quieres más.... después de un buen rato lo saco y lo pongo frente a tu culo, le aplico abundante aceite y comienzo a penetrarte, haces un pequeño movimiento de querer huir, quizá por miedo al dolor, quizá porque el culito no está “hecho para eso” o talvez porque aún eres virgen por tu cavidad anal, pero la lujuria te traiciona y el sugestivo movimiento de tu cola me indica que aceptas la entrada de mi miembro, eso me vuelve loco, primero meto la puntica con suavidad, y voy empujando poco a poco, tú te apoyas en la pared, pero también me coges las nachas y me empujas hacia ti, luego me detienes, me tomas fuerte del brazo, me clavas las uñas, me alejas de ti, pero inmediatamente me halas hacia ti, tus movimientos me confunden, pero entiendo que esta enloqueciendo con esa dualidad entre el dolor y el placer, te da miedo, sin embargo quieres que te penetre hasta el fondo, entonces que te complazco... te penetro lentamente hasta el fondo y cuando dejas la resistencia e inicias movimientos acompasados de tu cadera, entiendo que has llegado al punto del placer, me hundo en ti una y otra vez, se siente tan rico tu culito, tan calientito, tan apretadito, no aguanto el placer, así que te doy una nalgada y gritas de placer, hummm como excitan esos pequeños y ahogados gemidos, estoy en un éxtasis total, te muerdo la espalda y gritas nuevamente, te pregunto si me quito y por el contrario pides que te penetre más y más profundo, con tu mano acaricias mis testículos y luego la pasas por tu sexo, para mostrarme que estas completamente empapada, estamos sudando,mi cara y mi pecho están lavados y por tu espalda bajan gruesas gotas de sudor, haciendo tu piel más suave y resbalosa... ggrrrrr que delicia, este placer es tan grande que siento que me voy a venir y entre mi respiración agitada y gritos entrecortados te aviso que ya me vengo dentro de ti, de pronto siento un temblor en todo mi cuerpo, siento que me voy a desmayar, mi cuerpo se estremece y tu sientes mi leche caliente dentro de ti, con espasmos de tu culito y palpitaciones de mi pene, poco a poco va saliendo a chorros todo mi semen dentro de ti, mueves tu cola como una batidora, haciéndome estremecer cada vez más, sabes que me enloqueces, pero eso te excita, yo sigo penetrándote suavemente por un buen rato, hasta que me pides que ya no más, me dices "estas que te desmayas y sigues"que hago si es tan delicioso y no quiero parar... termino dándote suaves besitos en tu espalda y sacando mi pene... estamos agotados pero satisfechos, plenos de placer nos miramos fijamente, nos abrazamos y no fundimos en un delicioso y profundo beso lleno de placer.... uuuffff, otra faena de ensueño... solo sé que te deseo muchísimo y pronto quiero repetir… me darás gusto mi niña hermosa?


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ