¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Este fue uno de esos días totalmente inocentes y relajados en los que salimos a rumbear sin ninguna expectativa de que fuera a terminar con algo de sexo loco. Estabamos un viernes en la tarde habalndo por el grupo de los amigos y cuadramos para salir de rumba a una conocida fonda aca en Medellin, después de esta pandemia queríamos salir a la calle y ver mas personas y asi lo hicimos. Nos fuimos nosotros y otras 3 parejas de amigos, una de las parejas vive muy cerca a nuestra casa y queda de paso para ir a la fonda asi que decidimos recogerlos para no llevar tantos carros. Alla la situación muy normal, todos tomamos bastante hasta que empezaron a sacarnos por el horario restringido, nos montamos al carro, mi amigo adelante y ellas dos atrás que iban bastante prendidas y alborotadas, ellos siempre han sido también muy liberales pero nunca swinger, en el camino cuando los dejamos dijeron las mujeres que entraramos para seguir la rumba en el apartamento de ellos y asi lo hicimos. Subimos y la seguimos, ellos sacaron mas licor y pusimos música, seguíamos hablando riéndonos y medio bailando hasta que llego el famoso tema picante y los juegos, empezamos con las confesiones y como estábamos tan prendidos no había cabida para decir que no había hecho nada loco alguna vez cada pareja, mi mujer y yo nos mirábamos y solo nos reíamos pero estábamos asombrados de lo que ellos habían hecho también, asi paso un rato hasta que se agotaron las historias y Fede propuso el juego de la botella, empezamos y nadie se atrevia a poner alguna penitencia rara entonces Carolina trajo unos dados con los que ellos jugaban y un tablero de penitencias o algo asi, ahí si se puso la cosa buena porque ya era lo que tocara y nos deshinibimos. El primer tiro fue fácil y le toco a Fede hacer un baile sensual, todos nos reíamos y nos gozábamos, asi pasaron como 2 o 3 tiros fáciles hasta que en el otro le toco a mi esposa hacer un baile erotico a todos, se lo tomo tan enserio que todos eramos viéndola sin decir ni una palabra porque hasta se quito parte de la ropa, cuando temrino quedamos calientes y le toco a Carolina, la penitencia era escoger a alguien para besar y cogio a mi esposa, se dieron el mejor beso, cortico pero con demasiadas ganas, después nos toco el turno a fede y a mi, era hacer un estriptease, muertos de la risa nos quitamos todo quedando en bóxer, ya la el ambiente estaba totalmente caliente, ahí le toco nuevamente a mi esposa y la penitencia era lograr exitar a todos, empezó por hacer un baile quedando en tangas y brasier, se acerco a Carolina y la hizo parar para bailarle, la beso, le quito la ropa dejándola en tangas también y la sento a mi lado, luego se fue para donde Fede que estaba sentado y haciéndole un baile se le sento encima y lo empezó a besar por el cuello, se voltio dándole la espalda y se empezó a mover sobre el cojiendole las manos y pasándoselas muy cerquita de sus tetas y su cuquita, Caro y yo mirábamos fijamente sin decir nada, yo me tocaba por encima de los bóxer y Caro también, cuando mi esposa se paro un poco pudimos ver que Fede tenia el pipi por fuera de los bóxer, rayando totalmente el culo de mi esposa, ella se voltio le dio un beso y dijo misión cumplida, se vino para donde nosotros paro a Caro la beso y se la entrego a Fede, se vino para donde mi y de una se agacho, me lo saco y me lo empezó a chupar de la mejor manera, Fede y Caro empezaron en lo de ellos también y asi empezamos a tener sexo cada pareja, mirándonos los cuatro y disfrutando de los gemidos pero sin cambiar, en un momento ambas parejas estábamos sentados con las mujeres encima dándonos la espalda y mirándonos de frente con ellos y ellas se empiezan a masturbar mientras nosotros las teníamos penetradas, fue el momento mas exhitante porque no nos quitabamos la mirada, sobra decir que Carolina esta buenísima y era un placer verla teniendo sexo, asi estuvimos por mucho tiempo hasta que terminamos todos, nos tomamos otros tragos ya sin ropa y muertos de la risa.

Ahí termino esa noche pero dijimos que teníamos que repetir esos juegos, estamos esperando la oportunidad!


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ