¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Mi vida sexual nada anormal, nada interesante a quienes quisieran llamarle de esa forma, nada explícita o quizás nada exagerada, perdí mi virginidad a los 18 con una mujer que me duplicaba la edad, una de 49 me hizo oral en un parque sin permitirme acabarle, luego, una ninfómana que conocí por Guía hace unos años, me superaba talvez por 2 o 3 años y por último la 1a hazaña de este tipo, una mujer conocida, amiga de mis papás, madre de dos hijos, pero su situación sentimental es lo curioso, "él" está casado con la que debería ser su ex, lo que convierte a "ella" en su pareja actual pero en teoría sería su novia, mas no la esposa. 

ELLA, una mujer bonita, normal, educada, seria, refinada, inteligente, en fin, todo lo que cualquier hombre desea tener pero pocos pueden deleitar; tuvimos conversaciones durante muchos años, desde que yo incluso estaba en el colegio, luego la Universidad y ahora la vida profesional, pero fue en la etapa de Universidad cuando ella llegó a hacer un capítulo en el libro de mi vida.

ELLA, le gustaba compartir mucho con nuestras familias, esos planes sanos de invitarse a almorzar, tomarse unos tragos, cafés o cualquier invitación familiar, pero la cuestión se puso cada vez mas interesante porque el alcohol hace estragos y en el que poco acostumbrado esté, podríamos decir que se puede usar como droga de la verdad, así fue, en experiencias de la vida toda pequeña acción a la final tendrá una reacción, no e sido muy partidario de la sexualidad como si fuera un checklist de cosas por cumplir. 

Entre trago y trago y trago las conversaciones entre ebrios siempre serán de tonos agresivos, ofensivos e incluso vengativos en algunos casos, así que luego de una conversación un poco álgida entre ellos dos, ella pregunta a mi papá en un tono desafiante hacia “el”, “Cómo han hecho para durar tanto ustedes dos?", lo que "el" automáticamente con agresividad en su voz la corta y le responde “Pues así mismo como usted y yo hemos durado”, fue incómoda, tensa y bastante hostil la energía en ese momento, obviamente pasó lo de siempre, intentar calmar los ánimos, bajar la calentura mental, en fin, decidimos separarlos y empezamos a hablar, mensaje de disculpas, que por favor no pensara mal de ellos, en fin, pero lo hecho…hecho está y las dudas en el aire siempre van a estar, sin malas intenciones en mí, me dediqué a escucharla, pero prontamente me di cuenta del famoso apego emocional, es fácil llevar a la cama a una mujer desde el plano emocional cuando está perdida de esa forma, ojo!, no estoy generalizando, simplemente en ese momento analicé la situación y siempre me he interesado por el funcionamiento de la mente humana, me apasiona la ciencia pero mas lo metafísico.

Siempre fui muy duro conmigo mismo, la educación castrense afectó pero a la final todo es un proceso que cada quién decidió llevar y responder por cada uno de sus actos; tuve complejos físicos, me sentía mejor teniendo sexo con mujeres desconocidas, mentalmente psicorígido y cualquier cosa que en su debido momento recibió la cantidad adecuada de comentarios. Pero llegó el momento de liberarse y terminó siendo con la mujer menos esperada, si, ELLA.

Dejando a un lado tanta introducción, saltaré inmediatamente al capítulo donde empezó todo, ella empezó a venir mas seguido a nuestra casa, departía mas con mi madre y yo también empecé a acercarme a su mente, su mirada cada día se hacía mas evidente, mas morbosa, mas sexual, ahora entiendo cuando dicen “el hombre propone y la mujer dispone”, ellas manejan la paciencia de formas inimaginables, pero nadie sabe lo que la otra persona piensa, así que se vuelve un juego que todos estamos dispuestos a jugar, arriesguémonos a ver que puede pasar si hacemos tal cosa.

Siempre e sido sincero, directo y muy honesto en mis intenciones, me encanta cuando una mujer es la que me seduce, porque los papeles se invierten y es una guerra mental haber cual mente puede sobre la otra hasta que la carne sucumbe y nos damos cuenta que nuestros instintos mas básicos pueden reinar sobre nosotros, somos, lo deseamos, lo anhelamos y lo mas importante… lo disfrutamos.

Las conversaciones mas íntimas empezaron por ella, preguntando que si tenía novia, que si pensaba tener hijos, que sería en un hombre, que esto, o que lo otro, me sentía agrandado por sus palabras pero en el fondo sabía que estaba confundido, no sabía bien que pensar o como debía reaccionar, respondía a la defensiva y me cerraba automáticamente en mí, luego de ver cosas en la vida, entendí que cada quien interpreta el mensaje a su manera, le conté a un amigo y el me dijo de inmediato: “esa cucha se lo quiere culiar”, respuesta típica masculina y muchos lo confirmarán, luego, a partir de ese día me propuse tener sexo con ella a pesar de haber hecho votos de mi propia boca: “Jamás seré o ayudaré a ser infiel”, y ya ven, la vida da muchas vueltas.

Un día muy normal, vuelve a hacer la misma pregunta sobre si tengo pareja, yo me quedé mirándola a los ojos y le pregunté “Porqué tanto interés en saber si tengo o no novia, porque si quiere puede serlo”, claro que el corazón me iba a mil porque no sabemos como va a reaccionar esa persona, sostuve mi mirada pero no pudo hacerse la orgullosa y respondió “Me encantaría pero ya ves, soy vieja, con hijos y casada, entonces serás para otra afortunada”, entendí el mensaje y no quería perder tiempo con juegos de palabras, sabía que debía decir algo mas fuerte y respondí sobre su respuesta, mientras me acercaba a su cara “Yo opino que usted quiere experimentar cosas nuevas y distintas pero le da miedo lo desconocido, finalmente no somos propiedad de nadie y solo nosotros nos ponemos límites, curiosamente usted se contradijo, porque dice estar casada pero legalmente está soltera, si, con él pero no aparece en papeles de nada, lo que quiere decir que está en libertad y a su manera”, mientras la miraba fijo a sus ojos y ya la colocaba en la posición que yo quería, contra la pared, cerca de su boca, susurrándole al oído, sin tocarla y mirándola fijo a sus ojos, eso, eso crea mas morbosidad, el uso de los sentidos.

ELLA se asustó, me apartó y luego me dijo “Discúlpame, tengo que irme”, como típica novela, en vez de enfadarme o frustrarme, en mi mente cruzó la idea de que si pude, de que jugando su juego iba a ganarle y así fue; regresó pero quería atención, no se la dí, era seco, frío y distante, funcionó, luego de un buen tiempo fue ella quién me buscó y preguntó que porque había estado tan raro con ella, simplemente la miré y le respondí “No me gustan los juegos, lo que no es no va a ser y no quiero tener cabos sueltos en mi vida”, nunca supe si eso la motivó o la asustó, pero desde ese día ella cambió totalmente, fueron mas íntimas cada vez las conversaciones hasta el día que ella bastante ruborizada y agitada me pregunta, “Andrés, tu alguna vez has visto porno?”, de inmediato me erecté y respondí “Claro que si, porque la pregunta?, ELLA, “Porque ayer en el grupo de mis amigas una envió un video y ay no, que cosa tan grosera”, yo me reía porque sabía que no era algo como para alarmarse de esa forma o por lo menos no de mi parte, y claro que si, era un video donde la mujer lograba el Squirting.

Me preparé para preguntarle si ella había logrado eso alguna vez pero me ganó en respuesta y dijo: “Te confieso que esa es mi fantasía sexual, como sabes con -el- nunca e logrado eso y por lo visto nunca lo haré”, me quedé sin palabras, nervioso, exitado, sorprendido, agitado, mareado, en conclusión, desubicado en tiempo y espacio, luego ella devolvió la pregunta sobre fantasía sexual, respondí: “Quizás un trío con dos mujeres o que una mujer me eyacule en la cara mientras está sentada encima de ella masturbándose”, se rió y nuevamente respondió: ”La 2 suena interesante pero la 1 es mas fácil, mira como me tienes acá toda nerviosa y solo para ti”, me confundió su respuesta, ni la 1 ni la 2, iba por todo, quería todo, salió mas ambiciosa que yo y me exitó, me genera seguridad una mujer con carácter. Luego, tuve que sincerarme sobre mis complejos físicos, desnudar el alma antes que el cuerpo porque a la final, el orgasmo vale pero por el camino que se recorrió para llegar a la meta y no por llegar primero.

Le comenté que eso del trío no era fácil o por lo menos lo otro tampoco, porque por eso mismo son fantasías, son proyecciones irreales que produce nuestra mente para satisfacer necesidades o deseos que están incompletos, aunque no me conozco del todo se por donde va un poco el inconsciente; pero ella nuevamente comentó, no creo, tu eres lindo y puedes tener a la que quieras, pero no soy de esa filosofía, no me gusta poseer, prefiero dejar ser porque es lo mas duro pero lo mas bello, entonces, me tranquilizo y lancé la pregunta “Le dije, usted realmente quiere saber porque no tengo sexo como cualquier persona pensaría que tengo y realmente me gustaría conocer su opinión sobre mi complejo”, ella muy tranquila dijo que si, que podía contarle lo que quisiera, pero mi mentalidad masculina a la defensiva intentaba bloquear ese proceso, tras una leve batalla mental el lado ganador fue el de afrontar, que finalmente nada es grave si no hay mala intención, que de comentarios nadie se hamuerto, que las voces que escuchaba mi mente eran simples proyecciones de “consejos” que nunca pedí y que no supe como desechar; pero….acá estaba, haciéndole frente a mi mente y mi peor enemiga.

Prendí mi PC, abrí Google y me dispuse a buscar “pápulas perladas” en Wikipedia, se me iba a salir el corazón pero decidí mostrarle, le dije que eso era lo que mas me atormentaba, que no sabía como reaccionar cuando una mujer no supiera y que por eso nunca había estado con conocidas, pero ella lejos de insultarme, dijo: “Pero no se ve tan mal, y si te soy sincera me gustan, deben sentirse rico”,respiré, la miré y le dije gracias. Hubo un silencio delatador, ella me miró y en voz suave, mordiéndose el labio comenta: “Y bueno, cuando me dejarás ver las tuyas, porque nunca e visto eso”, sonreí y tomé su mano, la bajó y sintió mi dureza, sabía que podía sentirla, estaba muy duro, muy húmedo, quería que fuera manoseado por sus manos.

La dejé hacer lo que quería, simplemente la acariciaba en su cabello mientras bajaba mi pantalón, cuando mi pene estaba fuera, ella me sentó en mi cama, sus pezones se pusieron tan duros que podía verlos a través de su lencería, imaginé su vagina lavada y su mente pervertida, quería hacerle de todo pero permití que me usara, me tocaba, me besaba, amarró mis manos y luego se dirigió a mi pene, le ofrecí un aceite y lo untó desde la base hasta la punta, comenzó a masturbarme, usaba sus uñas para acariciar mis bolas, yema de los dedos para el pene y su imaginación para hacerme sentir eso, acercaba su boca pero solo soplaba, que sensación tan deliciosa, lo escupía, lo manoseó a su antojo y cuando me disponía a terminar le dije: “Por favor pon tu boca, quiero llegarte ahí”, pero se asustó y dijo no; no quería disgustarme, debía disfrutar el momento, así que le avisé cuando iba a acabar y ella aceleró el ritmo, estábamos sudados, exaltados, ELLA untada de mis fluidos, sus manos llenas de mi líquido y luego, llegaría el momento, no resistí, explosión seminal que recorrió sus manos, sorprendida de ver tanto jugo en sus manos quedó iniciada, fue al baño, se limpió y luego….nuevamente “Discúlpame, tengo que irme”, quedé peor de confundido y ansioso, no entendí su reacción y luego, nuevamente, la misma historia, que no pensara mal de ella, que ella no era así, en fin.

Fueron varias semanas jugando a que ella me masturbaba y yo me dejaba, hasta que llegó el día en que le dije, que pasáramos a algo más, me confesó que quería sentirme dentro de ella pero que le daba miedo por todos los prejuicios que tenía y había creado junto a su pareja, -piense rápido, una respuesta directa pero de doble sentido-, le dije, “Tranquila, la lengua hace mucho mas que hablar, pero eso depende de quien sea el dueño de la lengua, usted quiere usarla para eso o para este (mientras sacaba mi pene nuevamente)”, ella sonrió y dijo que llevaba mucho sin hacer oral, sin ser penetrada, sin tener sexo, así que entré a Xvideos y busqué un video de Fellucia Blow para ilustrarla, vaya mamadón que me ofreció, acabé tanto en su boca que dijo “Quiero que te beses conmigo mientras te saboreo en mi boca” algo que ella misma ordenó grabar desde su celular, mientras agarraba su cabello y le decía palabras sucias a su oído ella disfrutaba, parecía estar en su esencia y en definitiva, había encontrado mi sexo perfecto.

Discreción, anonimato, seriedad, complicidad, respeto, confianza, seguridad. Pero, curiosamente no me siento mal por el amigo de mis papás, nos siguen invitando a su casa a almorzar y la sigue tratando igual, pero evito escuchar ese tipo de cosas, porque entre tanto machismo no nos damos cuenta que las mujeres son o nuestra salvación o nuestra perdición, y ELLA, admitió una vez mientras le hacía su primer anal: “Andrés, que rico se siente esto pero me siento toda perra, cuando vamos a parar”, y si, mal momento para preguntar eso, por eso, la cogí mas fuerte y enterré todo mi pene dentro de su ano, la tomé del cabello y le dije “Quiere que esto termine…ya no quiere sentirse mas perra o que”, y ELLA, mas se pegaba a mí; cuando estamos frente a nuestras familias parecemos la realeza, “Muy buenas tardes, pero por favor!, pláceme en saludarte, quisiera tener un presente hacia ti, etc”, pero en privado, no saben que su hijo ya llenó de semen la boca, la vagina e incluso el ano de aquella dama, tan casera, tan noble, tan inocente pero sobre todo…..tan “boba”.

 Gracias por leer y espero sus comentarios.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ