¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Un día de la semana pasada esta yo urgido de una buena cogida, estaba que me descremaba hasta la brisa que me tocaba, sudaba frio, con ganas de eyacular en algo, algo lo que sea, me acordé de una prima que era muy alborotada.

Ella era una mujer espectacular grande, gruesa toda una caballota, ella era como la quería para esa ocasión, como dijo mi tío Julio que la hija ladraba del verbo sacadora de leche, todo sincero el tío. La llamé le die que la vaina era de extrema urgencia que luego nos arreglábamos como quedaba el negocio.

Me dijo primo tu sabes las ganas que me produces y las veces que te he rogado pero como andabas antes con la santurrona de Sofía y mi tía Carmenza no dejaba que me acercara, yo le interrumpo y le digo que no importa los sermones que la necesitaba como mujer que estaba que me reventaba a lo que me dijo primo venga a la casa ahora tengo un cliente pero cuando usted llegue lo atiendo como se lo merece papito.

Esa era una urgencia y que bueno que ella iba a estar cuando se necesitaba, el problema no tanto era la arrechera que tenía si no que andaba mondao, ósea la prima me tenía que fiar el polvo, pensando en eso voy apretando nalga porque la distancia de donde me encontraba hasta la casa de la prima estaba un poco retirado, de vez en cuando tomaba arcadas de aire imaginándome a la prima chupándome la pezuñita. Me acordé de comprar los condones si quiera uno dije para mis adentros, yo solo necesito es un ratito.

Las tiendas y farmacias estaban llenas de gente y no quería demorarme comprando, cuando me acordé que mi prima cada que me coqueteaba me decía que en tiempos de guerra cualquier hueco es trinchera y que a mí me quería dar refugio, esa mi prima toda paticaliente. Le hice una llamada para preguntarle si tenía condones a lo que jadeando en un orgasmo y toda ronca me dice que no, que le comprara una caja y que ella me los reponía, nojoda estoy es listo, pa la foto pues, no me crea tan huevón yo en estás.

Decidí comprar los condones y la muchacha parece que se la pasa viendo los videos del niño de oxxo porque quería era información, que con gusto en otras circunstancia respondería a ver qué pasa, pero que ahora el momento apremiaba. A lo que recordé en el instante la respuesta de la prima y su orgasmo y dije miércoles la prima como que tiene buen cliente pero me dijo que me atendía. Cuando fui a pagar los forros encontré un billete de 10 mil pesos todo viejo en el pantalón y me alegre, casi salto de la dicha y salí corriendo hacia la casa de la prima.

Llegue a la casa y me atendió la mamá, doña Briyith me dijo que había llegao el firme que no me podía atender la prima pero que con gusto ella lo hacía, carajo esto es leche, jamás me imaginé comiéndome a doña Briyi, estamos en guerra y esto es esparta me dije. Le respondó que sí que solo necesito que alguien me saque del apuro. Me dijo deja los 40 mil en la mesa que cuando llegue tu tío Julio el sabe para que es, valla que vida tanchevere la de está familia, pero bueno yo lo que quería era e ya cu lar me dije entre cortado para que no s eme saliera allí la changuuita, le dije que no tenía toda esa plata que me los fiara que solo tenía 12 mil, a lo que me dijo que eso no era club de beneficencia que para eso en la esquina había puticlub.

Salí como alma en pena o con el pene queriendoseme salir el alma, llegue y pregunté cuál es la chica más barata, porque el problema era de dinero y laurgencia ya está desmedida. Para no alargarles más pague 5 mil y me entraronen un cuarto con espejos donde hay una chiva, y como estaba era desesperado voyy me beneficio de cabrita (recordando que estaba en guerra).

Después de satisfacer esa urgencia, y tenía aún 7 mil pesos y estando en el puticlub, y quiero probar alguna de las novedades del puticlub, pregunté si tenían actuaciones en vivo por los siete lucas y me dicen que sí. Así que me meten en un cuarto pero esta vez hay gente sentada, mucha gente desnuda como haciendo una orgía de masturbaciones, ellos miraban a una especie de ventana.

Me sorprendí muchísimo al ver lo que estaba al otro lado, se ve a una tía haciéndose una paja con un vibrador toda sensual gritando que quiere verga, que se animen y le den verga. Me acerco a un hombre que suda muy profusamente y con lágrimas en los ojos, intentando satisfacerse pero de una manera violenta tomándose el pene como con ganas de partirlo para que se le salga la leche, aún me atrevo a hablarle al hombre todo entusiasmado, le digo compadre qué bien esta esto, ¿no?.

A lo que me contesta feliz - Bah, pues esto no es nada, hace unos minutos atrás había un man follándose a la chivita.

Nota: deja un comentario y disfruta del chiste que se hace con todo el cariño para mi gente de Guia Cereza y todos sus cerecianos.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ