¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Hace como 10 años que no tengo sexo con nadie, solo masturbación, pero no es mucha, después les contare la razón, mi familia es muy conservadora, para que se hagan una idea, a mí nunca me hablaron de sexo en casa, mis experiencias sexuales en su gran mayoría han sido poco satisfactorias, todo era meter y sacar, tal vez por eso soy tan libidinosa, porque en el fondo quiero satisfacer mis instintos.

Estaba estresada por mi trabajo me acosté a dormir y recordé un artículo sobre masturbación femenina que había leído en una revista y decidí darme la oportunidad en la oscuridad y soledad de mi habitación, lo primero que hice fue humedecer mis dedos con saliva y deslizar la mano a la cadera, cuando llegue a la vagina, empecé acariciando mi vulva lentamente, tocaba mis labios de arriba abajo, pensando en mi jefe, un hombre velludo como me gustan, deseando que fuera él y no yo el que me masturbara y me chupara las tetas, con esa inspiración jugué con el vello un rato, separe los labios, frotando cada pliegue, de arriba abajo, luego me concentre en mi clítoris, frotándome en círculos y empecé hacerlo más rápido, agregándole un poco de presión, mi cuerpo lo pedía así, empecé a sentir una sensación cada vez más placentera, el cuerpo convulsionaba, con una respiración cada vez más agitada, muerdo los labios ahogando los gemidos, sentí una humedad que hasta ese entonces no conocía..


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ